Crítica de MONSTROSITY – The Passage Of Existence

0
Monstrosity The Passage Of Existence

Confieso que me había olvidado de MONSTROSITY. Aunque quizá no deba sentirme culpable: han pasado once años desde el excelente “Spiritual Apocalypse”. Este “The Passage Of Existence” también es muy bueno, así por ese lado la queja se atempera. Pero es, también, solo el sexto disco del grupo en casi tres décadas de existencia.

En cierto modo, su carrera empieza a ser como la ración de mantequilla untada sobre demasiado pan de Bilbo Bolsón. Pero, en otro, quizá sea simplemente cuestión de dejar que MONSTROSITY sea MONSTROSITY, que trabaje a su ritmo y que cuando edite discos, el grupo se asegure de que estos merezcan realmente la pena. Seamos voluntaristas: ya hay mucho Death Metal, muchísimo y muy bueno, así que no necesitamos que los grandes dinosaurios vivan con las pilas constantemente puestas. No: se trata, al menos si hay que elegir, de que cuando editen nueva música esta alcance la altura de su legado. Y así es en este caso. Así que (otra vez: voluntarismo) bienvenida sea la tardanza.

Algunas pinceladas básicas: MONSTROSITY (sí, también el ex grupo de Corpsegrinder Fisher) es el retoño de Lee Harrison. Siempre lo ha sido, y de quiénes han ido siendo sus acompañantes han dependido las variaciones que se pueden encontrar en una trayectoria impecable que incluye clásicos incuestionables como “Imperial Doom” y “Millenium” y portadas horrorosas como la de este último o la del más que notable “In Dark Purity”. Ahora (desde 2006 en realidad) su compañero en la composición es Mark English, que también está en DEICIDE y cuyos leads melódicos de guitarras se hacen sentir en ambos grupos.

Si escuchas seguidos (lo digo porque me ha pasado) “The Passage Of Existence” y “Overtures Of Blasphemy” esa similitud es tan obvia como, en realidad, natural. Pero MONSTROSITY sigue siendo MONSTROSITY. Puro Death Metal de la escuela de Florida, purísimo. Con un estilo ya muy refinado y una precisión exquisita. Brutal, pero menos que DEICIDE. Purista pero no tan básico como MALEVOLENT CREATION. Técnico pero ni tan abigarrado como ATHEIST ni tan mutante como DEATH.

“The Passage Of Existence” es pura escuela de Florida

Básicamente, “The Passage Of Existence” es un disco que podrías poner a alguien que quisiera saber qué era (y qué sigue siendo) la escuela de Florida, una de la raíces primordiales del asunto extremo. En ese sentido, este disco es una celebración. Pero al mismo tiempo es un organismo vivo y válido en 2018 porque es un trabajo excelente. Con esa atmósfera postapocalíptica que es marca de la casa. Hay mucho Death Metal que te trasporta a rincones totalmente malsanos del infierno. Lo hay que te ata a la camilla de médicos sádicos y desquiciados o que te amarra a un potro de torturas de una vieja abadía medieval.

Pero el sonido de MONSTROSITY evoca un terror apenas sugerido, la promesa de que algo que va mal va a ir peor. Es un paraje desolado por un cataclismo sobre el que los supervivientes perciben que lo peor no ha pasado y que probablemente, de hecho, tan solo acaba de empezar: a lo lejos, detrás de alguna colina de polvo y nada, acecha algo hambriento.

Me gusta mucho MONSTROSITY. No caeré en aquello de que se trata de un grupo infravalorado porque su posición en el panteón del Death Metal es la que es y, francamente, casi todos los que le preceden tuvieron en su momento algo (en el sentido que sea, no siempre estrictamente musical) que les hizo superiores. Pero este es un grupo excelente, al que nadie tiene que dar clases de historia porque estuvo allí cuando esta se estaba construyendo. Y que ha hecho algo que de puro sencillo creo que es dificilísimo: reactivarse once años después justo donde lo había dejado, sin que haya percepción del enorme lapso temporal que ha transcurrido.

“The Passage Of Existence” podría haber aparecido dos años después de “Spiritual Apocalypse”. O dos años antes. Jason Suecof trabaja un sonido impecable (otro punto de conexión con el nuevo disco de DEICIDE, por cierto) en el que, cómo no, reinan unas guitarras fantásticas: riffs llenos de personalidad, gancho, veneno y un virtuosismo muy bien encajonado en unas composiciones regias que no se permiten demasiadas indulgencias. Solo hay que escuchar la inicial “Cosmic Pandemia”, “The Proselygeist” o “Solar Vacuum”. La pureza del sello Florida convierte a piezas como “Radiated” y “Maelstrom” en especialmente irresistibles, mientras que “Slaves To Evermore” cierra entres grooves oscuros y esa atmósfera de mal presagio a la que me refería en el párrafo anterior.

Todo, también las voces de un otro veterano de mil batallas como Mike Hrubovcak, convierte a “The Passage Of Existence” en un rincón sumamente reconfortante y lo suficientemente excitante para cualquier aficionado al Death Metal. Es un muy buen disco de un grupo incuestionable que todavía tiene energía e ideas para fortalecerse en su fórmula sin plagiarse a sí mismo. Y para sacar brillo a unas raíces que se hunden en lo más profundo de la historia del Death Metal estadounidense. Un disco, en fin, para escuchar muchas veces: un disco muy bueno.


 

Más sobre MONSTROSITY en su Facebook oficial.

Discográfica: Metal Blade Records

Reseña Panorama
Nota
8
Compartir
Artículo anteriorCrítica de BURY TOMORROW – Black Flame
Artículo siguienteDan ocho meses de vida a Lee Kerslake, exbatería de URIAH HEEP y OZZY
De la vieja guardia a base de cumplir años, y ya van suficientes como para que cumplirlos sea una putada. Me gano la vida escribiendo y llevo más de un cuarto de siglo escuchando Metal. La gran constante de una vida que me paso intentando cumplir aquello de que hay que ser de los buenos porque ya hay demasiados de los malos en el mundo.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here