MOTÖRHEAD: The World Is Yours

0

 

Una máquina que, de aquí a unos años atrás, ha editado discos como churros, con una velocidad y continuidad pasmosas y, casi siempre, con acierto, que, a fin de cuentas, es de lo que se trata; de perpetrar trabajos con calidad y garantías.

En esta ocasión, el tridente británico nos presenta “The World Is Yours”, un trabajo, llamémosle, muy rockero. Me da la sensación, tras haber escuchado el álbum varias veces, de que MOTÖRHEAD ha querido recuperar con dicho trabajo su espíritu más meramente setentero y de principios de los 80, el de discos como “Overkill”, “Ace Of Spades”, o “Bomber”, pero con una producción actual, haciendo que los temas rueden por sí solos, sin excesivas complicaciones, enfocando cada una de las composiciones de un modo directo, muy rockero, como apuntaba en líneas anteriores.

Con todo, creo que MOTÖRHEAD ha recuperado su mejor cara tras un correcto, pero tampoco aplastante “Motörizer”. Y, es que, si hay algo verdaderamente positivo y reseñable en los compases que conforman “The World Is Yours” es que suenan cien por cien MOTÖRHEAD, ni más ni menos.

En cuanto a los temas que más me han llamado la atención, me resulta complicado hacer una selección de tan solo unos pocos, si bien, y como comentaba anteriormente, el disco fluye y se digiere con una naturalidad pasmosa, pero, aún así, creo que podría destacar piezas como “Get Back In Line”, eléctrica, coreable y callejera, “Rock ‘N’ Roll Music”, muy setentera y con un estribillo de los de alzar el puño en alto, “I Know What You Need”, acelerada y punzante, “Brotherhood Of Man”, oscura y diabólica, y “Bye Bye Bitch Bye Bye”, probablemente, el temazo del álbum, cachondo, macarra y gamberro a más no poder.

MOTÖRHEAD me ha vuelto a sorprender y lo han hecho para bien. A estas alturas de la película, y tras más de 30 años de laboriosa trayectoria, yo no les puedo pedir más. ¿Innovación? No es algo que entre en los planes de los británicos, ni en los míos, para ser sinceros. De hecho, ojalá siguieran haciendo discos como este durante muchos años más.

Jorge Osoro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here