MPIRE OF EVIL – Creatures Of The Black

0
Leyenda

En 1978 surgió una banda que cambiaría (aunque hay dudas de que fuera intencionadamente) el mapa del Metal Extremo. Esa banda fue VENOM. Con un ingenuo e irónico estilo mezcla del exhibicionismo de KISS con la imaginería de Anton Lavey y su iglesia de Satán, pasaron sin pena ni gloria por la escena metalera de la época. Todo esto sacando durante el proceso dos trabajos imprescindibles del Rock Extremo como son “Black Metal” y “Welcome To Hell” que, a pesar de sus carencias en cuanto a nivel de producción, son unos clásicos indudables.

Sólo poco después la escena extrema Noruega, les reconoció junto a BATHORY y HELLHAMMER como máximos influyentes en la creación de un estilo extremo y ya en boca de todos, el Black Metal.

Años después, los ingleses han seguido batallando ante la indiferencia del público en general pero el reconocimiento por su mérito creativo. Y  2011 es el año de marcar diferencias (sutiles) con el pasado. Los legendarios ex VENOM, Jeff “Mantas” Dunn (guitarras), Antony “Antton” Lant (batería; hermano del vocalista de VENOM Conrad “Cronos” Lant) y Tony “The Demolition Man” Dolan (bajo, voces) se han reunido en este nuevo grupo MPIRE OF EVIL (llamado en un primer momento PRIMEVIL, como un disco de su banda madre de 1989) que sigue la estela de los VENOM clásicos. Esto es, riffs rápidos, vieja escuela, sonido lo-fi y actitud entre punk, rock y extrema.

“Creatures Of The Black”, su primer lanzamiento, se compone de cuatro versiones de clásicos indiscutibles del Rock y el Metal y dos temas originales. Comienzan con “Exciter” de JUDAS PRIEST, que en pocas palabras se queda corto en muchos sentidos. Intentando despojarle de todo el elemento teatral que Halford y compañía le dieron, se queda en el esqueleto, pero no llega a convencer, transformada en un pastiche de Black Metal punkero que no funciona. El caso de la homónima versión de MOTÖRHEAD es distinto, dadas las similitudes de estilos entre los propios VENOM y MOTÖRHEAD. En una primera escucha, parece como si MAYHEM (estandarte del Black Metal más cerdo y primitivo) versioneara convincente y suciamente a los de Lemmy. Aunque la voz de Dolan es escasa y no llega al carraspeo grave y oneroso del gran Kilminster.

Llega entonces la versión de KISS, el clásico “God Of Thunder” llevado el terreno del sonido Black, pero tampoco está a la altura, con la voz y el sonido limitando el poder de la canción original. Para finalizar en el terreno de las versiones, el “Hell Ain’t A Bad Place To Be” de AC/DC también recibe el ‘black tratamiento’ y la verdad es que es mucho más interesante de lo que a priori podría sonar. Más sólido que en todo el resto del EP, parece como si esa fuera la dirección más evidente a seguir por la banda. La voz rasposa, la batería y esa guitarra ácida y punk suenan muy conjuntadas para salirse tanto de los orígenes de este proyecto en esta versión.

Y para finalizar los dos temas originales que más pistas pueden dar sobre a donde se dirige el proyecto. “Creatures Of The Black”, suena a Thrash Metal mezclado con medios tiempos, a unos TESTAMENT contenidos con la dosis de densidad sucia y abigarrada marca de la casa. No muy original pero meritoria. Y el otro tema, “Reptile”, una oda a la velocidad del Speed Metal más auténtico, también nos recuerda al grupo de Chuck Billy, pero con ese deje menos técnico y más arcaico que les otorga una personalidad propia.

Aunque todavía queda mucho por demostrar y la sombra de VENOM es alargada (en todos los sentidos, bueno y malo), hay potencial en este nuevo proyecto.

 

Pedro Blackearth

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here