Crítica de NECROPHILIAC - No Living Man Is Innocent

0
NECROPHILIAC - No Living Man Is Innocent

Estamos cerrando el círculo. NECROPHILIAC y "No Living Man Is Innocent" es el último nudo para cerrar la soga de nuestra propia horca nacional en cuanto al Death Metal old school, que en los últimos meses está publicando trabajos de retorno bastante decentes. Y aquí, cuando decimos old school, vamos más allá de una manera de entender esta música: hablamos de edad, de vejez, porque llegamos en los propios orígenes del género en España. Si recientemente tuve el enorme placer de escuchar lo nuevo de OBSCURE y posteriormente UNBOUNDED TERROR, los andaluces sean probablemente el último candado reventado para permitir de nuevo la entrada a nuestro cementerio patrio.

Dentro de este revival reciente del Death Metal hispánico, NECROPHILIAC es la banda que entiendo ha sabido sonar más ágil y menos anquilosada, y eso que no inventan nada ni lo pretenden. De hecho, escuchar este álbum es como recrearse en las ideas de Chuck Schuldiner una vez más, por su inmenso parecido a DEATH en la sonoridad, aunque no tanto (pero también) en la composición. Otras referencias norteamericanas del Death Metal de los 90 vendrán a tu cabeza, y es que si te sugieren que este trabajo ha pasado por las manos de Scott Burns pensarías, muy probablemente, que ha sido producido por él.

No es el caso, porque Burns creo que ya no se dedica a estos menesteres. De nuevo el sello Xtreem dejó a Unisound el peso del remate final del sonido del álbum. Aunque haya sido obra de Dan Swanö, por el motivo que sea, el distanciamiento sonoro respecto a los otros dos grupos españoles citados (que habían ofrecido trabajos “filtrados” por el tamiz de Unisound recientemente) es más que evidente. Muy orgánico el resultado, ligeramente pastoso y con una sensación de calidez en el sonido asombrosa, realmente agradable y divergente respecto a los casos de valencianos y mallorquines. El origen de ese resultado tan distinto desde luego está en los propios utreranos, empezando por el uso de una afinación y distorsión muy concreta, y después trabajando en el estudio de grabación mirando a su pasado como NECROPHILIAC con cautela.

NECROPHILIAC se regocija en un sonido orgánico y natural en "No Living Man Is Innocent"

Creo que por capturar esa atmósfera de sonido tan natural, "No Living Man Is Innocent" ha conectado conmigo más que otros álbumes que he escuchado recientemente de las otras bandas “recién regresadas” de la tumbas de nuestro Metal Extremo. OBSCURE y UNBOUNDED TERROR ofrecieron buenos discos y no quisiera desmerecer su esfuerzo, pero lo de NECROPHILIAC es todavía mejor.

Si bien los dos temas de adelanto "GodBundy" y "Kill All, Burn All, Loot All" no me habían transmitido ninguna confianza, al poder escuchar el trabajo completo la impresión cambió radicalmente. "Magma Of Flesh", "When Mother Ate Son", "Horseaters" o el recuerdo a la catástrofe nuclear más conocida en "Inhabitants Of The Red Forest", por citar cuatro piezas, elevan el resultado global de "No Living Man Is Innocent" al notable. La ejecución, a la que ya me referí antes de forma superficial, es fabulosa, y la voz de Bongo está en estado de gracia.

De nuevo, y aunque estaréis hartos de leerlo, quiero terminar esta crítica agradeciendo el esfuerzo invertido por todas estas bandas españolas en pos de quitarnos las telarañas de los oídos a base de Death Metal, sin olvidar el trabajo de los sellos que tienen detrás, en este caso Xtreem.

Por eso y porque NECROPHILIAC ha regresado por todo lo alto, este disco es una adquisición obligada para todos los seguidores del Death Metal, ya sea de aquí o de más allá de nuestras fronteras.

Pudimos ver a NECROPHILIAC en directo en el festival Legends Of Death.


Discográfica: Xtreme Records

Más información sobre la banda en su página de Facebook.

Reseña Panorama
Nota
8.5
Compartir
Artículo anteriorCrítica de FIREWIND - "Firewind"
Artículo siguienteCrítica de PARADISE LOST - Obsidian
Empecé a escuchar Heavy Metal en 1995 y con el paso de los años fui ampliando el espectro ahondado en el Metal extremo, pero nunca olvidando esas raíces. Llegado el momento, sentí que aquello no era suficiente, empezando a involucrarme más en la escena con el periodismo musical desde 2005.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here