Nu Metal y el año 2001: Terminando de exprimir todo el jugo

0
ill-nino-2012

Repasamos lo que dio de sí el género de moda en los 90, el Nu Metal, en un año en el que la escena comenzaba a diluirse. Lo hacemos recordando los lanzamientos de las bandas del estilo -así como las que fueron metidas en el saco por las discográficas-, que nos dejaron joyas como “Toxicity” de SYSTEM OF A DOWN, “Iowa” de SLIPKNOT o “Revolución / Revolution” de ILL NIÑO

El NU METAL fue el género que revitalizó los sonidos duros en los años noventa. Partiendo de las bases del Crossover y de los sonidos urbanos de finales de los ochenta, surgió un género caracterizado por la mezcolanza entre el Groove, el Rap en algunos casos, los sonidos industriales, el post Grunge…, todo con mucha dosis de mercadotecnia detrás y un sello que se empeñó en exprimir al máximo la gallina hasta que reventó, Roadrunner. Precisamente el año 2001 fue el principio del fin. Las joyas del género ya se habían creado, aquel debut de KORN ya quedaba lejos en la memoria, el prolífico año 2000 (con pelotazos como el debut de LINKIN PARK) ya se había dejado atrás y aunque todavía los festivales tenían un alto porcentaje de bandas de Nu Metal, la propuesta estaba dando signos de agotamiento.

El problema fue fundamentalmente de los sellos y de los propios grupos empeñados en coger el cachito de la tarta: O bien se intentaba orientar el sonido de las bandas hacia las “nuevas tendencias”, o bien se vendían trabajos que en principio poco tenían que ver con los cánones del género, dentro de la rúbrica Nu. Aún así 2001 se puede considerar como el último gran año para los amantes de este cajón desastre en que se había convertido aquel género que aunó insolencia adolescente y crudeza metálica, renovando la imagen de un movimiento musical que ya sufría desde hace mucho crisis de identidad.

La siguiente lista no es exhaustiva ni pretende serlo, es simplemente una serie de discos que salieron en 2001 y que, en mayor o menor medida, se vendieron dentro de la etiqueta de Nu Metal, constituyendo parte de la banda sonora de muchos adolescentes de la época y cimentando la tumba que acabaría por enterrar el género muerto de éxito, que ya tenía en el Metalcore su testigo comercial.

MACHINE HEAD – Supercharger

machine-head-supercharger

Comenzamos el repaso con una banda que originalmente no pertenecía a este género. Robb Flynn y los suyos andaban un poco perdidos después de “The More Things Change…” y viendo el éxito de los nuevos sonidos decidieron dar un lavado a su imagen con “The Burning Red” pero sobre todo “Supercharger”. Luego se acabaron “desdiciendo”, pero ahí queda el citado disco como el más vilipendiado de la trayectoria de MACHINE HEAD, porque ya no solo adoptaron el Nu Metal como forma de expresión, sino que perdieron su personalidad y su fuerza, pese a que en directo aún toquen algún tema como “Bulldozer”, quizás de los pocos salvables en lo que a riffs se refiere, o su single controvertido por aquel entonces por su “premonitorio” vídeo y que podía calificarse de inapropiado después del 11-S, “Crashing Around You”.

FEAR FACTORY – Digimortal

fear-factory-digimortal

Tampoco FEAR FACTORY se puede considerar una banda de Nu Metal, sin embargo Roadrunner rápidamente los metió en el saco en cuanto el género empezó a despuntar. En 2001 la banda ponía punto y final a su trilogía iniciada con “Demanufacture” con “Digimortal”, un disco donde el grupo de Dino Cazares dio signos de agotamiento y que además supondría el desmembramiento temporal de la banda (muy temporal pues no tardaría ni tres años en volver a formarse el grupo pero sin Cazares, de forma muy sorprendente). También se hizo famoso el disco por el tema en el que colabora B-Real de CYPRESS HILL, incluyendo el Rap en la música de FEAR FACTORY y sobre todo por el single, “Linchpin”. Esclavo de su año, el agotamiento físico y comercial de FEAR FACTORY es el reflejo principal de “Digimortal”.

STATIC X – Machine

static-x-machine

Siguiendo la estela de FEAR FACTORY y encuadrados dentro del Nu Metal pero con el alma más industrial, tenemos al señor Wayne Static. “Machine” supuso un paso adelante en la música de STATIC X, un endurecimiento respecto a su debut, pese a que temas como “Cold” más parecían caras b de discos de MARILYN MANSON. Lo cierto es que STATIC X siempre estuvo un poco al margen de todo el revuelo, pero por estar en el momento adecuado con el disco adecuado pudieron recoger parte de la cosecha, como demuestra “Black And White”.

NICKELBACK – Silver Side Up

nickelback-silver-side-up

Dentro de lo mencionado en la introducción de este especial, NICKELBACK sería el ejemplo de lo que es extender la etiqueta Nu Metal hacia lo que poco o nada tiene que ver. Partiendo del sonido Post-Grunge y tiñéndolo de mayor fuerza guitarrera, NICKELBACK (y otras muchas bandas similares como ALIEN ANT FARM, PUDDLE OF MUDD, GODSMACK), son el reflejo de lo que se llamó Metal Alternativo y que también aparecía en las listas al lado de temas de SLIPKNOT o de KORN. “Silver Side Up”, que ya era el tercer disco de los canadienses, fue un trabajo que tuvo mucha cancha en su momento y ¿quién no ha oído al menos una vez en su vida “How You Remind Me”? Tan amados como odiados a partes iguales.

INCUBUS – Morning View

incubus-morning-view

Otro ejemplo a la par que NICKELBACK es INCUBUS. Lo suyo también era otra cosa. Ellos eran herederos directos del Grunge, aunque con riffs más pesados y sonidos del momento. Además, “Morning View” es un trabajo menos oscuro que sus precedentes. Pero una vez más la maquinaria de las discográficas les colocó en medio de bandas de Nu Metal como también lo había hecho con “Make Yourself”. La secuela es su disco más afamado es un trabajo de buenas melodías y efectos de producción, scratches incluídos en “Wish You Were Here”.

STAIND – Break The Cycle

staind-break-the-cycle

También dentro de ese saco del Metal Alternativo, pero tratando de ser algo más oscuros pues crecieron escuchando tanto ALICE IN CHAINS como KORN, STAIND tuvo una ardua lucha en 2001 junto a NICKELBACK por ver cuantas veces se radiaba más su single principal. “Break The Cycle” es un trabajo introspectivo, oscuro y bastante rico en matices, pero necesitaba un single que se repitiera hasta la saciedad y ese honor recayó en “It’s Been A While”. Saliendo de la nada gracias a LIMP BIZKIT, Aaron Lewis y los suyos supiron hacerse un hueco en la historia y seguir más allá de su pelotazo discográfico.

SOIL – Scars

soil-scars

Junto a las bandas de renombre, 2001 también dio pie a bandas menos conocidas, pero que también tuvieron su hueco aunque fuese solo en el ocaso del género. Un ejemplo es SOIL. Formada por músicos de Death Metal, se unió al carro del Nu Metal, con unos riffs que sin embargo tenían un bagaje mucho más clásico, siguiendo así la estela de DISTURBED y compañía, partiendo del Groove Metal y acoplándolo a los ritmos del Nu. Aunque su reconocimiento fue relativo, con “Scars” obtuvieron cierta popularidad, especialmente con su potente “Halo”:

ADEMA – Adema

adema-adema

Similar al caso de SOIL es ADEMA. Su propuesta tenía cierto aire industrial-alternativo, siguiendo una línea cercana a SPINESHANK pero más comercial. Quizás parte de su reconocimiento se debiera también al hecho de que Mark Chavez era hermanastro de Jonathan Davis de KORN. En cualquier caso, después de su debut homónimo de 2001 la formación empezó a mutar y su éxito relativo a diluirse, aunque aún se pudo escuchar bastante su single “The Way You Like It”.

DRY KILL LOGIC – The Darker Side Of Nonsense

dry-kill-logic-the-darker-side-of-nonsense

De todas estas bandas menos conocidas que editaron disco en 2001, la más paradigmática sería DRY KILL LOGIC y su “The Darker Side Of Nonsense”. Compendio de todo lo que se puede escuchar en el mundo del Nu Metal, la banda aunaba imagen y sonido de grupos como SOAD, PANTERA, SLIPKNOT, MUDVAYNE o KORN, todo en el mismo cóctel. No obstante también tenían retazos acústicos y atmósferas que distaban de lo normal en el género, y viendo los derroteros posteriores de su música, se puede ver que “The Darker Side Of Nonesense” fue un trabajo puntual aunque no por ello poco brillante y de hecho creo, infravalorado.

ILL NIÑO – Revolution / Revolución

ill-nino-revolution-revolucion

Llegamos al capítulo de lo más destacable del año. Entre los grupos debutantes del 2001 el más llamativo fue ILL NIÑO. El grupo se formaba por una mezcla de culturas y nacionalidades sudamericanas y partiendo de la estética y la fuerza del Nu Metal ofrecía su propia influencia étnica. No fue pionero, ya lo había empezado a hacer SEPULTURA y sus batucadas del “Roots” o SOULFLY obviamente, pero quizás sí fue el conjunto que lo adoptó como seña principal de identidad, además de alternar en sus letras el castellano y el inglés, reflejo de la influencia latina en EE.UU. “Revolution / Revolución” es en este sentido un trabajo único y precisamente se cumplen 15 años de su edición e ILL NIÑO, que siguieron y siguen dando guerra (aunque a mediados de la década casi parecían una banda de boleros…, recuperando afortunadamente su fuerza a posteriori), y que celebrarán tocando íntegramente el disco en directo a lo largo del 2016. Pronto podremos ver a ILL NIÑO de gira por España, coincidiendo con el 15º aniversario de este álbum.

SLIPKNOT – Iowa

slipknot-iowa

En lo más destacable del año no podía faltar “Iowa”. SLIPKNOT es una de las bandas fundamentales del Nu Metal y paradigma de toda la mercadotecnia que se montó alrededor del género. Su disco homónimo, que no debut, estuvo muchísimos días entre los éxitos del año y al final todo el mundo estaba familiarizado con las máscaras y los monos de presidiario con números de la banda de Des Moines. En 2001 SLIPKNOT tenía que revalidarse y vaya si lo hizo, con su álbum más denso y bestia hasta la fecha. Dedicado a su tierra madre, “Iowa” es el reflejo del nihilismo y odio a todo que destilaba SLIPKNOT desde el principio, con un trabajo más guitarrero y menos ecléctico, más centrado en el poder rítmico y con un Corey desgañitado en todos los sentidos. Será producto o no de Roadrunner, pero SLIPKNOT hizo historia en 1999 y en 2001 con dos trabajos que no deben faltar, curiosamente el segundo de ellos cenit también de la banda y del género en sí mismo.

SYSTEM OF A DOWN – Toxicity

system-of-a-down-toxicity

Y por supuesto el disco del 2001 es “Toxicity”. SYSTEM OF A DOWN se puede considerar una banda atípica que también supo salir a la superficie en el momento adecuado, a tiempo para que Roadrunner la metiese entre la crema del Nu Metal. Ya su debut dio muestras de eclecticismo y buen hacer, pero fue “Toxicity” el disco que tuvo a millones de adolescentes haciendo los gorgoritos de Serj Tankian. Su propuesta podía ser arriesgada, pero supo adoptar lo mejor de los sonidos que les rodeaban y crear uno de los discos más vendidos de la historia de la música y probablemente su obra inalcanzable, esa en la que el Metal y sus orígenes armenios se dieron la mano y pusieron a SOAD en las radios de todo el mundo.

 

Raúl Ureña Salgado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here