Crítica de PARADISE LOST - Obsidian

0
PARADISE LOST Obsidian

¡Paren las rotativas! Los británicos PARADISE LOST han regresado con un nuevo disco, "Obsidian", en estos tiempos tan convulsos que vivimos. Y como cada lanzamiento de los de Halifax supone casi un acontecimiento en este mundo del Metal en el que nos movemos, en HELLPRESS no hemos querido ser menos y también nos hacemos eco de este nuevo larga duración, el decimosexto de su carrera.

Para una banda que lleva 30 años de andadura musical, es casi inevitable sufrir la “presión” de los medios y fans en cada nuevo material que sacan al mercado. Y es que, en este caso, además, tenemos el precedente de los dos discazos anteriores de la banda, "The Plague Within" y "Medusa". ¿Estará este "Obsidian" a la altura de las circunstancias, o al menos, de lo que se espera de PARADISE LOST?

La respuesta es que sí. Seamos sinceros: no esperéis el nivel de los dos anteriores discos. Pero no por ello encontraréis menos calidad en el álbum. La producción sigue siendo perfecta, y la densidad y oscuridad que atesora el trabajo continúa obteniendo el sobresaliente.

"Obsidian", el repaso por la carrera de PARADISE LOST

Ahora bien, nos encontramos ante un disco mucho más variado, un larga duración que resulta en cierto modo un homenaje del grupo a sí mismo, puesto que "Obsidian", a lo largo de sus nueve temas supone un repaso a cada una de sus etapas como banda. Al mismo tiempo podemos intuir un ligero homenaje al Rock oscuro ochentero encarnado en figuras como THE SISTERS OF MERCY y sus derivados.

"Obsidian" se presenta de esta forma al oyente con cortes que siguen la estela marcada por los dos anteriores trabajos, como son el single "Fall From Grace", "The Devil Embraced" o incluso el tema que cierra el álbum, "Ravenghast", donde el Doom de la banda se hace mucho más pesado, más del estilo de lo que nos ofrecieron con "Medusa". Igualmente, podemos gozar de temas que rinden ese homenaje a los ochenta, como son "Ghost" o "Hope Dies Young"; sin olvidar el estilo más puramente gótico, como despliegan en "Serenity" o "Forsaken".

Mención aparte merecen "Darker Thoughts", tema con el que se inaugura el álbum, que comienza más sinfónico de lo habitual, con la voz limpia de Nick Holmes y toques de violín a lo largo del tema, para finalmente romper como solo los británicos saben hacer; y "Ending Days", también en esa línea. Es un corte que recuerda mucho más a su etapa del "Requiem", y que va ganando con cada escucha.

El álbum también cuenta con "Hear The Night" y "Defiler" como bonus tracks en su edición especial, estando nuevamente ante dos cortes Doom, muy del estilo de la banda y de lo que ya disfrutamos en sus anteriores discos.

En la cresta de la ola con buenos trabajos

En definitiva, "Obsidian" es un disco notable, en el que Nick Holmes explora más su registro vocal incidiendo más en las voces limpias, y donde las guitarras de Greg Mackintosh y de Aaron Aedy suenan potentísimas. Igualmente, el bajo de Stephen Edmonson hace un gran trabajo a lo largo del redondo, y la batería de Waltteri Väyrynen resulta imprescindible, al igual que, en este caso, los propios teclados, a los que se dota de mayor protagonismo.

Estamos ante un álbum que, precisamente por la variedad que atesora, es probable que guste tanto a antiguos como a nuevos seguidores de la banda británica. En cualquier caso, seguro que no dejará a nadie indiferente.

Ahora solo queda que vengan a España, si el coronavirus en algún momento lo permite, a presentarnos este nuevo disco. Que sí, que quizá PARADISE LOST no es el alma de la fiesta en directo, pero temazos como contiene este "Obsidian" merece la pena disfrutarlos en vivo, y si dan un bolazo como la última vez que pudimos disfrutar de ellos con PALLBEARER y SINISTRO… La experiencia es inmejorable.


Discográfica: Nuclear Blast

Más información sobre la banda en su página de Facebook.

Reseña Panorama
Nota
7.5
Compartir
Artículo anteriorCrítica de NECROPHILIAC - No Living Man Is Innocent
Artículo siguienteSORCERER estrena el vídeo de "Deliverance"
Padawan. Con los pies aposentados aquí casi por casualidad, unas veces cámara en mano, otras sobre el teclado, voy dejando testimonio de lo que acontece en cada concierto o en cada disco. Oscura por elección, todo lo que tenga ese tinte es mi debilidad.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here