Crítica de PENUMBRA – “Silencio”

0
Penumbra Silencio

Los toledanos PENUMBRA presentan su segundo larga duración, “Silencio”, un trabajo de Metal al que no se le pueden colgar muchas etiquetas, que nos puede recordar en algunos momentos a SÔBER, con alguna pincelada de Metalcore. El grupo financió su creación con una campaña de crowdfunding fundada en una semana.

El afligido “Silencio” de PENUMBRA

Después de la sugerente intro nos sumergimos en “Edén” y en el carrusel de emociones que provoca el álbum. Ahí juega un papel fundamental la voz de Diego Escobar, capaz de transmitir la melancolía que requiere este “Silencio”. Es cierto que en algunos momentos puede hacerse algo monótona, quizá por su dulzura, pero por suerte cuando pasa al “modo” agresivo consigue salpimentar los temas, como ocurre en “Insania”. Instantes de rabia muy agradecidos, en puja constante con el tono apesadumbrado del disco.

Los sonidos futuristas de “Polaris”, gracias al teclista Isaac Berraco, aportan otra dimensión al sonido de PENUMBRA, con una sección de guitarra también interesante a cargo de Héctor Rodríguez y Raúl Huertas, sólidos durante todo el trabajo, así como resalta también la labor de la sección rítmica de la formación, como constatan los imponentes arranques de “Cenizas” e “Inercia”.

Por lo general, nos encontramos en “Silencio” temas pegadizos -incluso agradables-, con delicados teclados y sí, también guitarras que rugen. Es posible que por eso un corte como “Discordia”, con groove y un Diego más cabreado de lo habitual llame más la atención, sobre todo por esa carrerilla explosiva que coge pasado su ecuador. En ese sentido, mucho más bruto, casi en clave de Thrash, se mueve “Caos”, posiblemente uno de los cortes más impactantes del trabajo por cómo conjuga la melodía con las secciones más aplastantes.

Precisamente el tema título no añade mucho a lo anterior, pero se agradece el aumento de revoluciones en “Reino Del Miedo”. “Nemesis” vuelve a esa especie de ternura que transmite PENUMBRA y eso que tiene secciones duras y voces prácticamente guturales. Buen cierre es “Creador”, una canción siniestra a la par que atractiva.

Buen segundo álbum

“Silencio” es un disco cuidado, con una gran producción, y de escucha amable, a pesar de ese toque melancólico omnipresente. Quizá falten más explosivos diseminados por el álbum para dinamitar el oído del oyente, pero PENUMBRA tiene que sentirse satisfecho de la obra realizada y seguir trabajando de forma tan positiva.


 

Más sobre PENUMBRA en su página de Facebook.

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here