PORTRAIT - Crossroads

0

Regresan los suecos PORTRAIT con su tercer álbum, "Crossroads". Para aquellos que ya tuvieron en sus manos "Crimen Laesae Majestatis Divinae" encontrarán una fórmula similar: Heavy Metal ocultista del revival nórdico del que se puso de moda a mediados y finales de la década pasada, venerando principalmente a MERCYFUL FATE.

Ese seguidismo extremo, ridículamente negado por varios músicos de esta "escena renacida" del Heavy Metal oscuro, sigue presente en esta grabación de manera descarada. Eso tiene sus aspectos buenos pero también los malos, y hay que saber esquivarlos. Caer en una mera copia barata es dañino y ofensivo para el oyente, que tiene que saber discriminar. Si un grupo inspirado por esa vena (sea en el grado que sea) es capaz de sacar material original dentro de un esquema previsible, va a ser respetado. Si por el contrario se convierte en una "mala copia", el final es espantoso.

Lamentablemente para PORTRAIT, su perfil se asemeja más al segundo grupo que al primero, aún yendo más allá del mero calco, algo que ya se vio en su anterior álbum. Su música no es un simple molde vetusto que plagia sin sentido porque tiene facetas inspiradas, especialmente debidas al buen trabajo de guitarras, cuya apreciación mejora notablemente con las escuchas, aunque finalmente arrojen temas poco destacables. Este aspecto me resulta superior al que ya escuchamos en "Crimen Laesae Majestatis Divinae". Entonces, ¿dónde está su principal lacra, más allá de esas canciones poco reseñables en su composición? Pues la mayor pena de PORTRAIT es que ha arruinado de nuevo la grabación con una voz horrible, insoportable en todos sus tonos, incluso para aquellos que adoramos a King Diamond.

Lo de Per Lengstedt en "Crossroads" es para hacérselo mirar, pero creo que va más allá de un problema individual: la producción que pretendía sonar orgánica y tradicional ha quedado floja, apartando las pistas vocales en un segundo plano que dan como resultado una voz quebradiza, frágil y desagradable. Esto lastra el trabajo instrumental, que calificaría de válido como poco. Ya admití en IN SOLITUDE, el otro gran exponente de ese sonido embrujado, que la tarea vocal estaba cubierta por un pobre vocalista, pero al menos el noruego en el estudio rinde más dentro de sus evidentes limitaciones, y sus grabaciones sí han capturado esa vieja esencia con equilibrio, resultando en una escucha agradable.

Como ejemplos del buen hacer de PORTRAIT probad a escuchar "In Time" o "Our Roads Will Never Cross", si es que os va mucho el Heavy Metal clásico mágico y maldito. Si pasáis el filtro y soportáis el mediocre nivel vocal, entonces puede que "Crossroads" sea de vuestro agrado. Yo de momento no haré más esfuerzos por intentar comprender si había un motivo lógico para hacer que este trabajo sonara así.

 

Carlos Herrero

Compartir
Artículo anteriorCLUB SUSSY - Vamos A Por Todas
Artículo siguienteOVERKILL: Caja de “White Devil Armory”
Empecé a escuchar Heavy Metal en 1995 y con el paso de los años fui ampliando el espectro ahondado en el Metal extremo, pero nunca olvidando esas raíces. Llegado el momento, sentí que aquello no era suficiente, empezando a involucrarme más en la escena con el periodismo musical desde 2005.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here