RAUNCHY - Vices.Virtues.Visions

0

Los futuristas, desmadrados, discotequeros y explosivos daneses RAUNCHY, lanzan su nuevo disco, “Vices.Virtues.Visions”, sexta muestra de una ecléctica carrera cuya base musical y creativa es difícil de definir.

La principal novedad en este disco de RAUNCHY es que, tras la salida del cantante Kasper Thomsen, llega Mike Semesky, quien añade una nueva dimensión a las voces del grupo, ya que además de cantar agresivo y aportar alguna voz melódica, va más allá en cuestiones guturales.

La sugerente apertura que es “Eyes Of A Storm”, es también una excelente carta de presentación de “Vices.Virtues.Visions” al reunir todos los elementos característicos de RAUNCHY en un corte ultrapegadizo. Los teclados y los juegos de voces van de la mano en las siguientes canciones, destacando, cómo no, el papel de Jeppe Christensen, que además de encargarse del sintetizador, sigue totalmente metido en su papel de diva del Pop aportando el toque surrealista y adictivo a la mayoría de canciones con su voz. Por su parte, Mike se encarga de todos los registros vocales agresivos, mucho más gutural que su predecesor. Brutal en “Truth Taker”, con impronta puramente death metalera -también en lo musical- y un estribillo para recordar.

Después de este espectacular arranque, con dos canciones que son de las mejores que han grabado jamás, llega el algo más sombrío pero igualmente pegadizo “Digital Dreamer”, un corte con cierto toque circense y un acusado parecido a los PAIN de Peter Tägtgren. Encadena con el denso, dramático y épico “Never Enough”, en el que Mike da la réplica a Jeppe, en las líneas melódicas, una fórmula que antes RAUNCHY no había empleado.

raunchy

La velocidad y la electrónica se apoderan de nuevo de los daneses en “The Castaway Crown”, canción con la que vuelven los estribillos melosos, en lo que se lleva la palma “Anesthesia Throne”, con un inicio completamente aniñado/afeminado al que le dan caña las guitarras y los ritmos despiadados que vienen después -incluso con partes power metaleras-, para cerrar en un curiosísimo final. Un divertido y groovie “Luxuria”, con aires a THE MISFITS, da paso a “I, Avarice”, que de nuevo alterna fiereza con delicadeza, y al gélido y dinámico “Frozen Earth”. A partir de aquí, el álbum cambia su dinámica con dos cortes de más de siete minutos, “Clarity”, que tiene un bonito estribillo y “The Singularity Heart”, algo pesado como final, que por cierto, cierra el círculo terminando como empieza el primer corte del disco.

En definitiva, mucha variedad y mucho que cortar en “Vices.Virtues.Visions”, de nuevo, otro inclasificable trabajo de la extravagante formación RAUNCHY, que seguirá siendo, para bien o para mal, un grupo de culto.

 

Enrique Herrero

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here