Resurrection Fest 2016: Iron Maiden, Abbath, Bullet For My Valentine...

0
iron-maiden-resurrection-fest-2016

Resurrection Fest 2016 - Jueves 7 de julio - Volbeat, Bring Me The Horizon, Bad Religion, Rotting Christ

Resurrection Fest 2016 - Viernes 8 de julio - The Offspring, Madball, Gojira, Dark Tranquillity

 

Último día del Resurrection Fest 2016, que afrontamos cansados y con la piel chamuscada del día anterior, soportando más calor si cabe en esta jornada. Pero estoicamente la vivimos para traeros estas crónicas y quedarnos con ganas de más para la próxima edición que promete ser apoteósica, con más bandas y un escenario extra. Entre los destacados, ABBATH, por motivos que podéis descubrir más abajo, ENSLAVED, BULLET FOR MY VALENTINE y, cómo no, el gran reclamo del festival, IRON MAIDEN.

THE RAVEN AGE

Una de las consecuencias positivas que podría tener el Brexit sería evitarnos por aquí bandas como THE RAVEN AGE. Pero claro, que el Reino Unido abandone la Unión Europea no impedirá a Steve Harris seguir sacando a pasear a los grupos de sus hijos como teloneros de IRON MAIDEN.

the-raven-age-resurrection-fest-2016-1

En THE RAVEN AGE toca el retoño de Steve, George Harris, como guitarrista. Eso es lo más reseñable de este conjunto inglés al que en los planos musical - Metal moderno y alternativo que viraba entre momentos más tranquilos y otros con pegada- e interpretativo hay poco que reprochar por su corrección, pero que tiene poquísimo carisma y para colmo lleva colgado el sambenito de ser “la banda del hijo de”.

the-raven-age-resurrection-fest-2016-2

A pesar de todo no se puede negar que la formación cumple y lo intenta, incluso en el intempestivo -por lo caluroso- horario de la actuación. Sus integrantes se movían mucho y trataban de animar al escaso público presente con temas como “Uprising”, Promised Land” y “Eye Among The Blind”, antes de realizar una pausa para presentarse, siendo George el primero en recibir el honor, y con el bonito detalle de saludar también a su stage manager, que estaba escondido por allí. Con “Salem’s Fate” y “Angel In Disgrace” THE RAVEN AGE se despedía, no sin antes sacar una bandera de España y hacerse una foto con los valerosos que se acercaron a su intrascendente concierto.

Enrique Herrero

TRUE MOUNTAINS

El sábado era a priori el día grande del Resurrection Fest por la presencia de IRON MAIDEN pero eso no tenía que restar peso al resto de bandas, ni a las que se pasarían por el Ritual Stage. Una de las primeras aún con la digestión sin hacer fueron los locales TRUE MOUNTAINS. A priori su propuesta me gustaba: Punk Melódico pero acústico. Sin embargo, el dúo venía presentando su nuevo EP “Electric” que hace honor a su nombre y electrifica sus temas previos y así presentaron su concierto para mi decepción porque pasaban a ser otro grupo Punk más… con buen nivel, pero sin nada que les haga resaltar frente a los demás.

true-mountains-resurrection-fest-2016

El sonido fue correcto y aún estaba detrás de ellos el telón de recuerdo al exalcalde de Viveiro Melchor Roel que tanto le recuerdan desde el Festival por el apoyo que le dio desde el principio y que murió hace unos tres años, delante del cual descargaron temas propios como “Freethinkers”, “Summer Of 99” y sobre todo “Fuck Television” y “Midnight Birds”, que fueron las más celebradas, en especial la segunda que sonó muy Hardcore. TRUE MOUNTAINS dio muestras de buen rollo pero en mi humilde opinión debería volver a su formato acústico para diferenciarse.

Raúl Ureña

OBSIDIAN KINGDOM

Uno de los grupos españoles del día que más ganas tenía de ver eran los catalanes OBSIDIAN KINGDOM. Muy aptos para el Chaos Stage de este día compartiendo la tabla con SHINING y ENSLAVED, como cabezas de Metal Extremo Avantgarde, el grupo me decepcionó bastante en disco después de un muy buen “Mantiis” con un “A Year With No Summer” en donde ANATHEMA y los últimos ULVER se abren paso como influencia principal en medio de desarrollos largos y excesivamente post-rockeros, en comparación con ese Black avanzado que antes practicaban. Por eso tenía ganas de ver su actuación, para saber si en directo funciona mejor el citado último disco que escuchado tras el reproductor donde acaba por perderse en tanto sonido etéreo.

obsidian-kingdom-resurrection-fest-2016

obsidian-kingdom-resurrection-fest-2016-1

Salieron con tubos de leds cambiantes tras de sí, con un “The Kandinsky Group” cargado de acoples y feedback que se extiende en texturas y pasajes envolventes durante más de diez minutos, no precisamente un tema muy apropiado para abrir una descarga, pero debo reconocer que me gustó. “Darkness” sólo llega a los siete minutos, y es más pegadiza, pero al final también se alarga en exceso. Estos desarrollos y la actitud pasiva de los miembros de OBSIDIAN KINGDOM (con excepción de la guitarrista y su frontman Rider) no ayudaban a crear ambiente, tampoco el que hubiese un sol de justicia a las cuatro de la tarde. Fue “Last Of The Light”, de “Mantiis” el momento necesario para venirnos arriba con sus desarrollos más extremos mezclados con partes Jazz. Le siguieron “A Year With No Summer”, pegadiza y accesible, con una parte final muy intensa, “Black Swan”, de nuevo en la vena más etérea y la muy buena “Away/Absent”, cuyo final Black e intensidad creciente la convierten en la mejor del último disco. Pensaba que me decepcionaría, pero lo cierto es que en directo OBSIDIAN KINGDOM es un buen grupo. A ver si al final encuentra el camino idóneo.

R. U.

DESTRUCTION

Los thrashers germanos DESTRUCTION comenzaron embistiendo con “Under Attack”, sonando horriblemente mal, con un doble bombo altísimo que generaba una bola de sonido, lo que no supuso inconveniente para que el público reunido bajo el sol que pegaba en el escenario principal -y vaya si pegaba-, se lo pasara de lo lindo con temas más clásicos como “Curse The Gods” o “Mad Butcher” o el nuevo “Second To None” y un poderosísimo “Thrash ‘Til Death” que desató un circle pit.

destruction-resurrection-fest-2016

El trío no tuvo problemas para hacerse con un escenario tan grande e ir cambiando de posición en él gracias a los micros estratégicamente colocados, entre los que se iban cambiando un rojísimo Schmier (tengo la duda de si era por la luz de los focos o es que se había quemado como tantos asistentes) y el guitarrista Mike, y la gente agradeció el esfuerzo generando los pogos que solicitaba el frontman.

destruction-resurrection-fest-2016-1

“Mi español apesta”, dijo Schmier, que aprovechó para proclamar que el lenguaje del Heavy Metal es internacional y recordar su regreso por estos lares en septiembre. Se puede decir que esta actuación sirvió como un aperitivo del futuro tour, que también nos permitió degustar cortes como “The Butcher Strikes Back” o “Invincible Force”. “¡Una cerveza, cantinero!” fue el grito que profirió el cantante y bajista antes de pegarle un buen trago y tirarla al público, para seguidamente interpretar “Bestial Invasion” y decir adiós dejando buen sabor de boca y algún fan aturdido por la insolación.

E. H.

SHINING

Si antes de ir al Resurrection me preguntaran por la banda que más ganas tenía de ver esa era los noruegos SHINING (no confundir con los suecos suicidas de igual nombre). Desde que escuché a la banda con su mezcla de Jazz, Metal Industrial y Black me quedé enamorado. Jørgen Munkeby ha conseguido transformar un combo de Jazz extremo a lo THE THING en una banda de Metal en toda regla donde el saxo ya es anecdótico pero el aura Free Jazz y la libertad de formas sigue siendo la nota dominante. Ver  a los noruegos en directo, por primera vez en España, era una golosina que no me quería perder y la verdad es que su concierto fue de lo mejor del festival pese a tener que soportar un sol de justicia.

Comenzaron fuertes, con “I Won’t Forget” y su estribillo a lo MINISTRY que se queda a la primera y desde el principio el sonido fue enorme, incluso en las partes de saxo donde Munkeby se despacha a gusto con fogosas improvisaciones a lo Coltrane en sus años más Free. Le siguió “The One Inside” y ese tema tan pegadizo que es “Fisheye”, muy bueno en directo con su esquizoide repetición de números (one, three, seven, five…). El grupo salió a por todas bajo su logo llamativo amarillo y sin parar ni un segundo, y eso se notó en un público que al principio estaba un poco descolocado con la banda pero poco a poco se fueron metiendo en ambiente, algo que terminó de conseguir “My Dying Drive”, introduciendo su nuevo trabajo.

Después de que Munkeby nos preguntara si nos gustaba el Jazz y la fusión de este con el Metal, atacaron ese homenaje velado a los BEATLES que es “Healter Skelter” y que fue el único tema instrumental del concierto con sus fogosos desarrollos de Free donde el saxo echa fuego. La gente estuvo algo parada con este tema y SHINING aprovechó para ir con algo más guitarrero como es “Last Day” y el single de su último trabajo, “The Last Stand”. Para finalizar, “House Of Control” y sobre todo “The Madness And The Damage Done”, ponía a los nórdicos en su faceta más metálica dejando al respetable con buenas sensaciones. Para mi gusto impecables y deseando de que vengan con gira propia por España.

R. U.

BULLET FOR MY VALENTINE

BULLET FOR MY VALENTINE sorprendió a más de uno con su concierto, gracias a una buena selección de temas aplaudidísimos por los numerosos fans que se congregaron ante el Main Stage. A los galeses les persigue un aura de comercialidad y de amaneramiento algo injusta que no se corresponde siempre con la realidad, y el grupo demostró que no se anda con chiquitas arrancando con “No Way Out”, potentísimo y respondido por las palmas del público, al que la banda saludó a mitad de tema. “Your Betrayal” puso a la gente a botar a pesar del calor que todavía nos aplastaba, con Matt Tuck bien acompañado a los coros por sus compañeros de una formación entregadísima y que dio las gracias porque, a pesar de que había pasado mucho tiempo desde su última gira por España, la banda no había sido olvidada.

bullet-for-my-valentine-resurrection-fest-2016

“4 Words (To Choke Upon)”, su reciente “You Want A Battle? (Here’s A War)” y “The Last Fight” fueron otros entretenidos temas que sonaron antes de que los músicos se retirasen y dejasen a Michael Thomas realizar un solo de batería. Hay que tener bemoles para perder el tiempo así en un festival, pero al menos fue breve…

bullet-for-my-valentine-resurrection-fest-2016-1

Con “Raising Hell”, “Scream Aim Fire” y “Alone” BULLET FOR MY VALENTINE volvió para seguir sacudiendo al personal y meterse de lleno en una recta final formada por “Worthless”, “Tears Don’t Fall” y una apoteósica “Waking The Demon”. Depende de los gustos de cada uno el permitirse dejarse llevar por sus estribillos “amables” o contraponerlos a sus breakdowns y cabalgadas guitarreras, pero el caso es que el concierto de la banda galesa fue entretenido, tuvo tralla para dar y tomar, sonó bien y animó muchísimo a seguidores y a otros que no lo eran tanto, que es lo que verdaderamente importa.

E. H.

ENSLAVED

La faceta más avant garde del festival seguía de la mano de los noruegos ENSLAVED, todavía bajo un sol abrasador aunque ya eran las siete de la tarde, como la rojez de Grutle Kjellson nos dejó bien claro. Para mí ENSLAVED es una de las bandas cuya evolución más acertada ha sido de un Black con temática vikinga a un compendio de Black y Post Metal a partes iguales cargado de psicodelia y desarrollos instrumentales que casan a la perfección con el mayor extremismo de sus inicios. Sin embargo, en esta ocasión, ENSLAVED traía un setlist bastante más clásico de lo esperado, tirando de cortes más extremos donde el que más “sufrió” fue su teclista y encargado de las voces limpias Herbrand Larsen.

enslaved-resurrection-fest-2016-1

ENSLAVED comenzó con “Jotunblod” del enorme “Frost”, delante del telón de su último y también glorioso trabajo “In Times” del que curiosamente no tocaron nada y con un sonido algo embarullado por la caótica mezcla de la batería y unos teclados muy bajos. El sol además era un hándicap para Larsen que no veía para poder ecualizar y programar sus teclados y estaba constantemente bajando la mirada sobre los mandos tapándose la cara con la mano. Siguieron con “Fenris”, también de “Frost”, donde Cato Bekkevold detrás de sus gafas de sol tuvo problemas para fijar uno de sus platos que literalmente voló…

enslaved-resurrection-fest-2016

Los noruegos avanzaron un poco en el tiempo hasta “Blodhemn” con “Ansuz Astral” y para terminar este clásico inicio de concierto atacaron “Eld”, del disco de igual nombre, una de las joyas del Viking Metal en su definición más acertada. Los discos más psicodélicos tardarían en venir y lo harían precisamente con temas no muy avanzados sino más bien Black, como es el “Return To Yggdrasil” de “Isa”. Hasta el “Hordanes Land” se fueron y todo con la increíble “Allfadr Odinn” celebrando con ello los 26 años que tienen como banda (de hecho hicieron cantar al público el cumpleaños feliz). Y acabaron con “Isa”, el mejor final que podían haber elegido. Desde luego el que esperase escuchar sus últimos trabajos se llevó una sorpresa. ENSLAVED tiró de sus orígenes y ofreció un recital más que notable para deleite de los fans más apegados al grupo.

R. U.

MUNICIPAL WASTE

MUNICIPAL WASTE es de esas bandas que sabes a lo que vas cuando les ves. Un concierto directo, rápido y feroz. En esta ocasión coincidía que este era su último show de una larga gira por Europa y, debido a las circunstancias, tocaron tres temas menos de lo habitual en el repertorio.

municipal-waste-resurrection-fest-2016

Aun así, los de Richmond, Virginia, son un acierto en directo. Sus canciones cortas e impulsivas llenas de energía animan hasta al más cabizbajo. Tras una breve intro, entró en acción “Unleash The Bastards”, uno de sus temas más ilustres. Aquí dejaron claro que iban a tocar sin miramientos, incluso dejando algún recuerdillo al postulante republicano Donald Trump con su telón, donde salía el posible presidente estadounidense disparándose en la cabeza.

Aunque habían empezado con fuerza, el sonido no fue bueno. La voz no se oía nítidamente ni una de las guitarras. Esto permaneció así durante los casi 50 minutos de concierto. Tras este primer tema llegaron “Mind Eraser”, la bien recogida “You're Cut Off”, “Blood Drive”, “Beer Pressure” (con lanzamiento de botellas de agua por parte del cantante Tony Foresta), “Toxic Revolution” y “Black Ice”. Aquí llegó uno de los mejores momentos del show, cuando tocaron la veloz “I Want To Kill The President” dos veces, siendo la segunda ocasión dedicada a la figura de Donald Trump.

municipal-waste-resurrection-fest-2016-1

Antes de despedirse, el público jaleó el nombre de MUNICIPAL WASTE tras tocar, entre otras, “Terror Shark”, “Bangover”, “Substitute Creature” (dedicada a la memoria de Brandon Ferrel, batera de la banda hace unos años fallecido recientemente y cantada por el guitarrista Ryan Waste), “Sadistic Magician” y “Born To Party”, y con su coreado estribillo “Municipal Waste is gonna fuck you up!”, la banda dejó el escenario entre gritos que pedían alguna canción más. Aunque no haya sido su mejor concierto, tras una larga gira se agradece el esfuerzo realizado.

Nacho Martín

IRON MAIDEN

21:00 horas. La hora de la bestia, la hora del grupo estrella del Resurrection Fest 2016: IRON MAIDEN (podéis leer también la crónica de IRON MAIDEN en Madrid). El “minuto de oro”, con más asistentes que nunca por metro cuadrado en el festival, algo que no fue tan problemático como se pudiera intuir, ya que, obviando las atestadas primeras filas, estuvimos viéndolo tranquilamente y sin apreturas.

iron-maiden-resurrection-fest-2016-2

La doncella de hierro venía a presentar su último trabajo, “The Book Of Souls”, lo que conllevaba un setlist sosísimo. Y es que, seis de los quince temas eran nuevos -lo que está muy bien para el que le guste el disco-, y del resto la mayoría eran clásicos quemados a estas alturas pero que, siendo realistas, eran los que verdaderamente llegaban al corazón del público. Eso sí, la actitud de la banda, sobresaliente, y el espectáculo muy visual y físico, con proyecciones, constantes cambios de telón entre canciones, llamaradas, humo, el ínclito Eddie y mucho humor.

Mientras escuchábamos expectantes el “Doctor Doctor” de UFO por los altavoces, todavía llegaban asistentes que accedieron al recinto expresa y únicamente para el concierto de IRON MAIDEN -obviando al resto de grupos-, que desataron un pequeño caos en los puestos de bebida al presentarse sin tickets ni vasos del festival. Una proyección en las pantallas a modo de introducción desató la algarabía al marcar el inicio de “If Eternity Should Fail” y la aparición de Bruce Dickinson. Fuego en el escenario, puños y cuernos en alto y Dickinson surgiendo del humeante púlpito que sostiene el libro de las almas... Pronto sonaban las guitarras y todo el mundo se ponía a botar. Dolía el alma, por cierto, ver al cantante ataviado con sudadera cuando todavía hacía muchísimo calor, aunque a algunos nos dolió un poco más ver cómo no le llegaba la voz en algunos momentos, puntuales, eso sí, que se repitieron a lo largo del concierto.

iron-maiden-resurrection-fest-2016-1

Todos los integrantes de IRON MAIDEN, como de costumbre, se mostraron efusivos, entregados y divertidos, con Dickinson llevándose la palma y cargando con el papel más físico del show, mientras Steve Harris y Janick Gers nos “disparaban” con sus instrumentos.

“Speed Of Light” fue la siguiente en caer, con proyección de su videoclip en las pantallas, para dar paso a “Children Of The Damned”, primer tema que fue ovacionado con entusiasmo, con Adrian Smith jugando con dos guitarras y Nicko McBrain golpeando un enorme gong situado detrás de su batería. Dickinson aprovechó para felicitar al fundador del festival, Iván Méndez; señalar que era el Resurrection Fest más grande hasta la fecha, con 22.000 personas -imagino que se refería a la asistencia del día anterior- y dejar caer que el año que viene va a “necesitar una ciudad más grande”, aludiendo al crecimiento imparable del evento.

iron-maiden-resurrection-fest-2016-3

Después fue momento de volver a las nuevas canciones con “Tears Of A Clown”, dedicada al fallecido actor Robin Williams, y los trece minutazos de “The Red And The Black”. Pero la gente estaba aguantando estoica la explosión de alegría, que llegó finalmente con “The Trooper” y el Dickinson “casaca roja”… y es que casi habían pasado 45 minutos hasta que llegó la expresión más manifiesta y masiva de alegría de los fans de la banda de Heavy Metal, afortunadamente prolongada por “Powerslave” y nuevo cambio de vestuario del cantante, con máscara de luchador mexicano.

“Death Or Glory” fue muy divertida de ver, de nuevo con Bruce como protagonista, al llevar una máscara de mono puesta del revés y otro simio colgando del cuello (“Climb like a monkey” reza la letra…). Al final nos explicó que la idea la había sacado de otro concierto donde vio a alguien que llevaba esas pintas y le pareció tan gracioso que decidió incorporarlo al espectáculo.

iron-maiden-resurrection-fest-2016-4

Otro tema nuevo, y largo, “The Book Of Souls”, nos permitió ver al primer Eddie de la noche, muy guasón, haciendo cortes de mangas y rascándose sus partes nobles, peleándose con Gers y Dickinson, quien finalmente arrancó el corazón al entrañable monstruo y lo lanzó al público. El momento festivo dio paso a la sección de clásicos: “Hallowed Be Thy Name”, cantado con cierto ahogo por Dickinson (había quien bromeaba y echaba la culpa a la soga de atrezo que llevaba alrededor del cuello), “Fear Of The Dark” y “Iron Maiden”, con un busto gigantesco de Eddie adueñándose de todo el escenario.

iron-maiden-resurrection-fest-2016-5

Momento para los bises y echar un vistazo hacia atrás y constatar la multitud que estaba viendo el concierto de IRON MAIDEN desde fuera del campo de Celeiro como ya ocurriera con MOTÖRHEAD el año pasado (aunque esta vez había muchas más personas). Incluso ENTOMBED A.D., que esperaba su turno para tocar, contemplaba con atención el recital.

iron-maiden-resurrection-fest-2016-6

Quedaban tres temas, para la recta final, siendo el primero de ellos “The Number Of The Beast”, con la presencia de un enorme y humante demonio. Después, momento para un bonito y aplaudido discurso de Dickinson, en el que señaló que el Resurrection es un festival de la gente para la gente, que no es realizado por una gran empresa; también indicó, en este canto a la hermandad de la escena, que no importa el género ni la raza de los que estábamos allí reunidos, que todo se trataba de "la música, el amor, el sexo y pasarlo bien", y así sonaba un emotivo "Blood Brothers".

iron-maiden-resurrection-fest-2016-7

La despedida final fue "Wasted Years", novedosa incorporación al cierre del setlist, que puso los pelos como escarpias. Lástima que Bruce no estuviera afortunado en este tema, oyéndose mucho más altos los coros de Adrian Smith. Parece que el cantante se dio cuenta y acudió a robarle el micro a su compañero, estableciendo un divertido juego que afeó ligeramente la interpretación del tema. Nos queda la duda de si sería un asunto técnico o si por el contrario Dickinson estaba agotado, y es que, en un show de tanto derroche físico (con saltos, carreras, más cambios de vestuario que Tarja Turunen...) y que encima exige tener un estado vocal casi perfecto pasa factura. Bruce debería rebajar un poco su dinamismo para mantener su voz a flote durante todo el concierto. No obstante, no hay nada que reprochar porque su esfuerzo fue colosal -más teniendo en cuenta su edad y el cáncer que superó recientemente-, al igual que el resto de IRON MAIDEN, que dejó otra vez, y van, a sus fans con una sonrisa de oreja a oreja.

E. H.

ENTOMBED A.D.

Después de la euforia y la parafernalia de IRON MAIDEN, los suecos ENTOMBED A.D., que cuando se llamaban ENTOMBED ya compartieron gira con los de Dickinson y compañía en el año 2000, tenían la difícil tarea de evitar que las 22.000 personas presentes en el campo de futbol de Celeiro se fueran. Y la verdad es que, para mi sorpresa, lograron retener a un alto porcentaje siendo seguramente el concierto del Chaos Stage que más gente congregó. Después de la intro peliculera de terror de turno, empezaron con “Midas In Reverse” de su último trabajo “Dead Dawn” y no se anduvieron con rodeos porque pronto empezaron a tirar del archivo de ENTOMBED (recordemos que las siglas A.D. no son más que una forma de seguir adelante sin Alex Hellid que ha logrado unir a su causa a los miembros originales Uffe Cederlund y Nicke Andersson), con un impresionante “Stranger Aeons” del “Clandestine”.

entombed-ad-resurrection-fest-2016-1

El sonido era brutal y Petrov estaba en plena forma con su particular voz de camionero cabreado, de manera que hasta los nuevos temas como “Second To None”, sonaban a viejo y podrido Death Metal con toques Rock montándose hasta un circle pit al respecto. Otra intro y volvíamos a ENTOMBED con “Eyemaster” para pasar al tema título del nuevo trabajo “Dead Dawn”, que sonó mucho más putrefacto y cavernoso que en el CD. Por supuesto quedó ensombrecido con “Living Dead”, con la que este que suscribe casi se cae al suelo de la emoción y Guillermo Miranda, su guitarrista en directo de origen brasileño aprovechó para saludar en castellano. El momento “single” vino con el soso “The Winner Has Lost” también de su último disco, pero merecía la pena aguantar el corte teniendo en cuenta todo lo que venía ahora.

entombed-ad-resurrection-fest-2016-2

“Revel In Flesh” fue la primera en poner aquello patas arriba; “Wolverine Blues”, auténtico Death And Roll como se debe hacer fue la siguiente; y sobre todo los seis minutos largos de esa joya del Death Sueco que es “Left Hand Path”, acabando con ese momento tan épico que cierra el tema de manera obsesiva. En otras ocasiones que vi a ENTOMBED este corte cerraba el show, pero aún les quedaba del mismo disco (reciclada de los días de NIHILIST) “Supposed To Rot”, dejando aquello como un solar del pogo que se montó. Desde luego de lo mejor de la noche y para mí un alivio saber que los suecos, se llamen ENTOMBED o le añadan el A.D., siguen siendo ellos mismos.

R. U.

ABBATH

Sublime, surrealista y cabreante espectáculo el ofrecido por el ex IMMORTAL Abbath, que echó por los suelos toda la expectación que pudiera haber por presenciar su primer concierto con su nuevo proyecto en nuestro país. Creo que nadie, en sus sueños más aberrantes, podría haber intuido que iba a pasar algo como lo que vivimos en su concierto.

abbath-resurrection-fest-2016-1

La cosa empezó mal, muy mal, con un severo retraso debido a que los técnicos de IRON MAIDEN todavía estaban desmontando el escenario, con lo que el concierto de ABBATH tardó mucho en empezar. Y cuando arrancó con "To War!", con este monstruo escénico del Black Metal escupiendo fuego, todo fue a peor por la paupérrima calidad sonora que no dejaba oír nada con claridad, con un volumen alto de bajo y batería. Pronto sonó la primera versión de IMMORTAL de su concierto, "Nebular Ravens Winter", y ya centrados pudimos apreciar que el batería Gabe Seeber conserva la máscara de su predecesor, Creature.

abbath-resurrection-fest-2016-2

Justo después llegó el momentazo de la noche. Tras "Warriors", tema de aquel gran proyecto que fue I, sonaban los primeros compases de otra canción -"Winterbane", si no me equivoco- cuando de repente Abbath se detuvo, haciendo un gesto con las dos manos para parar y decir con un considerable cabreo "I'm sick as fuck!" Acto seguido abandonaba el escenario con sus compañeros para sorpresa mayúscula del respetable. ¡Ole sus huevos toreros! ¿Fue por el horripilante sonido? ¿Es que Abbath estaba borracho como una cuba? Probablemente los atónitos espectadores nunca lo sabremos. Además, su frase deja lugar a dudas porque se puede traducir como "estoy hasta los cojones" o "me encuentro jodidamente mal". El caso es que casi no se le entendía al hablar y por la tarde empezó duro firmando en el puesto de chupitos de Jagger, con lo cual todo es posible.

abbath-resurrection-fest-2016

Con la audiencia alucinando y sin saber si esto iba a resolverse de alguna manera, reapareció el bajista King para intentar animar al público con un solo, cosa que no consiguió, para después incorporarse el batería con otra breve intervención, regresando Abbath al poco excusándose: "Es uno de esos días"... En fin, con todo encauzado de nuevo sonaron cortes nuevos como "Ashes Of The Damned" y "Fenrir Hunts" salteados con recuerdos a su pasado en IMMORTAL como "Solarfall" o "Tyrants". Entretanto pudimos ver al frontman hacer su famosa carrera lateral y girarse poniendo la oreja hacia el público para pedir "oes". Finalmente, otro guiño a su anterior banda con "One By One", gracias y adiós. Apoteosis del esperpento, desde luego. Para bien o para mal Abbath es un personaje único, y a pesar de lo rocambolesco de su actuación, había que estar allí para ser testigos de excepción del descacharrante suceso.

E. H.

De esta forma concluíamos nuestro periplo por otra satisfactoria y exitosa entrega del Resurrection Fest, un evento al que pocas cosas se le pueden reprochar -el sonido de algunos conciertos, eso sí- cuando lo que merece son muchos halagos. De nuevo vivimos un ambiente excepcional en un entorno maravilloso, así que desde HELLPRESS no podemos negar que estemos deseando volver en 2017. Si en este 2016 IRON MAIDEN disparó todas las expectativas, imaginad qué nos espera en 2017 en el que el Resurrection Fest seguirá creciendo al incorporar más grupos y un nuevo escenario. Allí estaremos para contároslo.

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here