Resurrection Fest 2016: Volbeat, Bring Me The Horizon, Bad Religion, Rotting Christ…

0
volbeat-resurrection-fest-2016-4

Resurrection Fest 2016 – Viernes 8 de julio – The Offspring, Madball, Gojira, Dark Tranquillity

Resurrection Fest 2016 – Sábado 9 de julio – Iron Maiden, Abbath, Bullet For My Valentine

¡El cielo es el límite! Con IRON MAIDEN como la banda más grande que haya tenido el Resurrection Fest en toda su historia, la edición 2016 se coronaba como la más exitosa, con 80542 asistentes entre los tres días. Más infraestructuras para acoger a tamaña cantidad de público, más zonas de acampada, más servicios, más decoración temática para adornar el recinto y de nuevo la opción de llevar a tus hijos pequeños gracias al consolidado Resukids. Además, como siempre, nos deleitamos con el espectacular entorno natural de Viveiro, localidad lucense que vive y respira Metal, Hardcore y Punk con cada nueva entrega de un festival que se ha ganado el corazón de los aficionados.

No hubo esta vez motos, monopatines ni peluquero hipster, aunque sí noria y la posibilidad de echar una partida a algún videojuego. Además podías sacarte una foto para el recuerdo debajo de un enorme Snaggletooth, la mascota de MOTÖRHEAD.

No está de más resaltar otro año el más que saludable ambiente entre los asistentes, tanto en el recinto como en Viveiro, y eso que este año eran legión. En este sentido, la edición más difícil a la que se hayan tenido que enfrentar los organizadores del Resurrection Fest se saldó con muy buena nota, ya que la mayor afluencia de gente apenas se notó. No hubo problemas de colas en los accesos, barras y puestos de comida -muy numerosos y variados-, canjeo de tickets o baños. Además, podías colocarte cómodamente en varios puntos a ver los conciertos, incluso sentado en el césped, y aprovechar las pantallas gigantes para evitar sufrir la presión de las primeras filas. Si acaso se echa en falta alguna zona más de sombra y descanso. Las indicaciones e infografía también es algo muy conseguido, anunciando por las pantallas las bandas de los escenarios a cada hora, su ubicación y los actos de firma de discos.

Los precios, eso no cambiará nunca, no fueron del agrado de todos. La nueva jarra de litro y medio, que desató la polémica en las redes sociales, costaba 12 euros, mientras que el vaso de medio litro, 4, por lo que no había ahorro al adquirir el envase “familiar”. Y buena falta nos hizo el líquido porque hizo muchísimo calor, especialmente el sábado, si bien el jueves las nubes nos echaron un cable y disfrutamos de un día muy agradable.

En cuanto a aspectos que atañen a lo musical, la carpa del Ritual Stage se remozó y amplió, así como el escenario principal, Main Stage, también creció este año. El sonido, correcto, salvo en ciertos conciertos a los que perjudicó muchísimo (de ello damos buena cuenta en las crónicas del festival).

Igualmente la puntualidad en el running order ha sido excelente, aunque alguna banda como VOLBEAT se pasara de su hora generando que BRUJERÍA tuviese que decidir entre empezar y solaparse con los daneses o acortar su set, como ya os contamos por aquí, o el día de MAIDEN en el que la hora que había entre la banda de Eddie y ABBATH resultó insuficiente para desmontar toda la parafernalia teniendo que salir el ex IMMORTAL sin probar sonido, con las consecuencias que eso tuvo posteriormente.

Los motores no se detienen y el Resurrection Fest 2017 seguirá creciendo para traernos nada menos que cien bandas y un escenario más. Comenzaba escribiendo que el cielo es el límite pero mucho me temo que el festival ya ha empezado a instalar su base en Marte…

SOLDIER

No podíamos aterrizar mejor en el campo de Celeiro que con la contundencia de SOLDIER. Los ovetenses fueron una de las gratas sorpresas del día gracias a su Thrash Metal de fuerte pegada, con toques sureños y algún guiño a MOTÖRHEAD. Se trataba además de la banda que inauguraba el Main Stage, y así nos lo recordó su frontman Phil González dándonos la bienvenida a dicho escenario.

soldier-resurrection-fest-2016

Les pillamos empezados pero nos dejaron barbaridades en forma de canciones como “Corrupted (Sex In Prison)” o “Between Two Masters” y, a pesar de los bandazos de viento que desvirtuaron un poco el sonido, resultaron demoledores. No faltaron circle pits y wall of death, de los que nos hartaríamos en el festival, señal inequívoca de que el público, todavía escaso, se lo estaba pasando bien. Desde luego, una lección de saber estar y dominar el escenario principal de SOLDIER, que con poco, dio mucho.

Enrique Herrero

PERSEFONE

En el Chaos Stage, y con un sonido irregular -algo que se repetiría más veces de lo esperado en dicho escenario- se presentaban los andorranos PERSEFONE con un setlist de circunstancias, brevísimo pero, dentro de lo que cabe, representativo de su Death Metal Melódico.

persefone-resurrection-fest-2016

“Mind As Universe” dejó un poco en evidencia a su teclista Miguel Espinosa en su labor como cantante, debido en parte a un sonido que no arropaba su voz melódica, quedando algo desnuda en directo. En “The Endless Path” Marc Martins Pia, cantante principal, pidió los gritos del público para sentir algo de calor, que no llegó hasta su medley de “Star Wars”, en el que PERSEFONE recreó varios pasajes de la banda sonora de la famosa saga cinematográfica (¡incluyendo hasta el tema de la taberna de Mos Eisley!) animando por fin al respetable. De forma divertida, Marc contó que llevaban años tocándola y que pensaban eliminarla del repertorio, pero se ve que no ha llegado el momento. No es una mala idea para meterse al público en el bolsillo. Con “The Great Reality” como cuarto y último tema se despidieron, dejando un concierto decente que para muchos sirvió para pasar el rato e ir calentando para lo que se avecinaba.

E. H.

NORMA JEAN

El Ritual Stage tenía el jueves en WALLS OF JERICHO y H2O sus platos fuertes, pero NORMA JEAN era el primer grupo en traer la expectación a la carpa del Resurrection y eso se notó en el mucho público que había en la zona al iniciar la banda de Georgia su actuación. Con su estilo esquizofrénico que bebe de los cambios y divergencias de THE DILLINGER ESCAPE PLAN, el sonido al principio tenía bastante eco y la voz limpia se oía muy baja. Este mal, en general, se repitió en todo el festival en los conciertos de la carpa, pero se acentuó con NORMA JEAN. No importó para el público no se detuviese incluso a pesar del barro que había a la entrada del Ritual Stage.

norma-jean-resurrection-fest-2016

Los estadounidenses se centraron en su repertorio más Hardcore, no parando quietos en el escenario, especialmente su bajista John Finnegan. Además se notaba que acababan el tour con la actuación del Resurrection porque daban la impresión de pasárselo bien. Recorrieron su discografía con temas como “Wrongdoers”, uno de los más intensos, previo discurso por parte de Josh Scogin, “The End Of All Things Will Be Televised” y también de su último trabajo, que editarán en septiembre, “1.000.000 Watts”, con un estilo más Post Hardcore. Al final “Memphis Will Be Laid To Waste” puso la carpa patas arriba con un importante pogo, dejando buen sabor de boca.

Raúl Ureña

TESSERACT

Después del Thrash de SOLDIER, el escenario principal del Resurrection dejaba paso a la primera banda internacional que tocaría sobre la gigantesca estructura el jueves, la formación inglesa TESSERACT. Vaya por delante que pienso que el estilo del grupo no es ni para un festival de estas características, ni para un escenario tan grande. Las partes más ambientales y los desarrollos intensos se perdían en un espacio tan amplio y la gente estaba medio dormida como en más de una ocasión el cantante, Daniel Tompkins se encargó de recordar. Además los británicos no gozaron del mejor sonido, las melodías de las guitarras se perdían un poco en el aire y los teclados y ambientaciones enlatadas restaban espectacularidad. El hecho de que tocaran algunas canciones largas y ambientales tampoco ayudó a que el público reaccionara, y la profundidad espiritual con la que los músicos interpretan los temas hacía que resultara todo muy frío.

tesseract-resurrection-fest-2016

A pesar de lo dicho, la banda salió muy agradecida por la acogida y la presencia en el festival, haciendo un repaso a sus tres trabajos, sin apostar por lo más directo y contundente, sino dejándose llevar por su propio estilo. Abriendo con “Dystopia”, primer corte de “Polaris” y uno de los más contundentes del disco; fueron recorriendo “One” con dos de las seis partes de “Concealing Fate”, en concreto “Deception” y “The Imposible”, que enlazaron, y “Altered State”, con parte de “Of Matter”; y acabando con el “Nocturne” del “Of Mind”. Entre medias siguieron presentando su último trabajo con su single, “Survival”, que fue uno de los momentos más intensos del concierto. En general me gustó su música, pero debo reconocer que no era ni el momento ni el lugar. Habrá que esperar a verles en sala.

R. U.

WORMED

Los madrileños WORMED son toda una institución en el mundo del Brutal Death Metal y últimamente, desde que han cogido carrerilla discográfica, parece que no tienen límite. El problema con ellos en directo es que o suenan bien o lo suyo es un mar de decibelios indiferenciable. Por eso, su presencia en el festival, en el Chaos Stage, me daba mala espina. Afortunadamente su descarga acabó por ser notable. Empezaron con un sonido bola y excesivamente bajo, de hecho la banda que estaba en la carpa del Ritual Stage, STICK TO YOUR GUNS les tapaba en algunos momentos. Pero poco a poco fue mejorando y al final sonaron bastante bien, aunque les faltó algo de volumen. Eso sí, Phlege no paró ni un momento y su batería, G.Calero es una máquina (para estar en WORMED tienes que serlo). Sí se echó de menos a J. Oliver, que recientemente se ha desvinculado del grupo, la falta de una segunda guitarra dejaba a Miguel solo en las partes técnicas y se notaba.

El grupo estuvo muy activo todo el rato y aunque el jueves fue un día nublado, los pocos rayos de sol que salieron se los llevaron WORMED y eso, unido a la humedad, se notó en el acaloramiento del grupo, sobre todo de Guillemoth que se debió de deshidratar… no afectó a la música pues seguían dándolo todo, anunciando con voz en off los temas, lo cual siempre es de agradecer con WORMED dada la voz ultra gutural de Phlege. Cayeron así la gran “Pseudo Horizon” de su último trabajo, “Nucleon”, “Neomorph Mindkind”, “Computronium Pulsar Nanarchy” uno de los más pegadizos por su groove, “Stellar Depopulation”, “Geodesic Dome” (única referencia a su gran primer trabajo), “Multivectorial Reionization” y “Techkinox Wormhole”, teniendo “Exodromos” más presencia en el setlist como se puede ver. De menos a más WORMED cumplió, pese a que a priori no les favorecía el ambiente. Sigue siendo una de las bandas más interesantes a nivel nacional e internacional, como bien sabe Season Of Mist…

R. U.

WHILE SHE SLEEPS

Sin emocionar en exceso, los británicos WHILE SHE SLEEPS congregaron a una importante audiencia frente al escenario principal. Lo cierto es que sus músicos se entregaron mucho sobre las tablas; los guitarristas Sean Long y Mat Welsh y el bajista Aaran McKenzie estuvieron inquietos pero especialmente efervescente fue su vocalista Lawrence Taylor, quien incluso nos dejó algún malabarismo enrollando y desenrollando el cable del micrófono alrededor de su cuello moviendo únicamente su cabeza.

while-she-sleeps-resurrection-fest-2016
Foto: Javier Bragado

Al principio de su show la banda sonó baja, algo que se fue corrigiendo según iban pasando canciones como “Brainwashed”, “This Is The Six” o la siniestra “Death Toll”, que consiguieron las palmas y los puños en alto de sus seguidores. La más emotiva “Our Courage, Our Cancer” propició algo de crowdsurfing y “Trophies Of Violence” nos dejó otro de esos sobadísimos walls of death.

while-she-sleeps-resurrection-fest-2016-2

Lawrence se animó a pedir durante el concierto “cerveza y porros”, así como a tirarse sobre el público en “Seven Hills”. Con “Four Walls” los ingleses pusieron fin a una actuación que como poco habría que catalogar como amena.

E. H.

CRISIX

Con un Pikachu thrasher en primera fila (peluche al que pudimos ver en varios momentos del festival), testigo de excepción de todo lo vivido en el concierto de CRISIX, la banda barcelonesa salió a darlo todo y a confirmar por qué es uno de los conjuntos más en forma del panorama nacional. Con todo el mundo corriendo sin parar, los catalanes ofrecieron una sesión de Thrash Metal muy física, en la que atacaron con temazos como “Conspiranoia”, “Rise… Then Rest”, con los niños del Resukids sobre el escenario, o “Strange”.

crisix-resurrection-fest-2016-2

“Psycho Crisix World”, con el frontman Julián Baz ataviado con camisa de fuerza, o “Bring ‘Em To The Pit” también dieron mucho juego, especialmente la segunda. Julián se unió a la audiencia para hacer un “football of death”, que consistía en lanzar unas pelotas al público para soltar unas cuantas patadas. Lamentablemente se perdió bastante tiempo con esto y encima las pelotas salieron disparadas en cuestión de segundos, lo que sin embargo no detuvo el impepinable mosh.

crisix-resurrection-fest-2016

Una vez recuperado el aliento, Julián nos comunicó que había algo que quería hacer a lo grande. Para nuestra sorpresa, invitó a su novia al escenario y le pidió, de rodillas, que se casara con él. Momento inesperado y emotivo del festival -que fuera más o menos romántico ya queda a discreción de cada cual-, muy aplaudido por los presentes. En cualquier caso, se echa en falta una época en la que los metaleros opositaban para entrar en Proyecto Hombre en vez de sentar la cabeza y rendirse al amor.

Y tras pedir matrimonio llegábamos al final con “G.M.M. (The Great Metal Motherfucker)” y “Ultra Thrash”. Buen sonido, una gran demostración de fuerza y macarreo por parte de CRISIX y mucha animación. Lástima que entre unas cosas y otras nos escamotearan algún tema, porque por tiempo hubiera sido posible.

E. H.

THE CASUALTIES

El Punk internacional quedaba inaugurado en el Ritual Stage el jueves con los neoyorkinos THe CASUALTIES. Con su logo como telón de fondo bajo la frase de “For The Punx”, Jorge Herrera y los suyos salieron con ganas de comérselo todo, y se notó en su descarga energética como pocas y cargada de momentos de desfase entre el público que estaba ávido de Hardcore Punk a la vieja usanza, crestas a lo DISHARGE incluidas. Además el hecho de que Jorge tuviese orígenes hispanos ayudó al dirigirse al público en castellano, unido a un sonido muy bueno (y alto) desde el principio y a que no pararon ni un minuto a descansar. Si este jueves hubo un concierto en el que público y banda fueron uno ese fue el de THE CASUALTIES y yo en lo personal me lo pasé como un enano.

the-casualties-resurrection-fest-2016

Con su último disco publicado por Nuclear Blast, obviamente la presencia de “Chaos Sound” iba a predominar, empezando por su tema título, “Brothers And Sisters”, “Running Through The Night” y la versión de MOTÖRHEAD en honor a los R.A.M.O.N.E.S. De sus otros discos cayeron “Tomorrow Belongs To Us”, acabando en castellano con “El Futuro Está Destruido”, “Unknown Soldier”, “Criminal Class”, “Unemployed” y la genial “Resistance” que tiene una fuerza descomunal por sus coros y que fue introducida por Jorge hablando en broma de la música latina que escuchaba de joven (Julio Iglesias, por ejemplo), haciendo una breve versión Punk de “La Cucaracha”.

the-casualties-resurrection-fest-2016-2

No podía faltar “Made In NYC” que es también su particular tributo a los RAMONES como comentó Jorge cuando les descubrió y conoció en Nueva York, y estando en España la versión de ESKORBUTO “Antes De Las Guerras”, contando Jorge como descubrió al grupo por una cinta que le dejaron donde entre otros grupos estaban ellos y KORTATU, lo cual generó el frenesí de la carpa del Resurrection. Uno de los triunfadores del jueves fue sin duda THE CASUALTIES, por sonido, por actitud, por comunión con el público y porque tienen esa esencia que a otros posteriores les faltaría como se podría comprobar horas después.

R. U.

BAD RELIGION

No era la primera vez que BAD RELIGION actuaba en el Resurrection Fest pero quizás podía chocar verles en el escenario principal tan temprano cuando sus eternos “rivales” en el trono del Punk Rock melódico THE OFFSPRING lideraban el día siguiente. Eso sí, Greg Graffin y los suyos son unos señores y tienen actitud y compromiso, y ellos tocan cuando les dicen, tirando de casta musical y de su repertorio extensísimo que varían a su antojo sin necesidad de ningún aderezo más allá de su icónico logo con la cruz cristiana tachada en un telón que tenía difuminados todos los discos del grupo y de su propia e intrínseca calidad musical.

bad-religion-resurrection-fest-2016-2

Greg Graffin saldrá como el profesor universitario que es a escena, pero le da mil vueltas a toda la panda de adolescentes venidos arriba que se creen los reinventores de la escena musical. Por eso no me extraña que Brian Baker llamara la atención sobre los delirios de grandeza de los siguientes en subirse al escenario principal, BRING ME THE HORIZON, de los que luego hablaré, como ya habéis leído en las noticias de Hellpress (BAD RELIGION a BRING ME THE HORIZON: “Apestáis como humanos”).

bad-religion-resurrection-fest-2016-4

Quedando dicho esto, BAD RELIGION no necesita presentación, uno de los pilares del Punk americano y un porrón de discos a sus espaldas les permiten dejar boquiabiertos a cualquiera. Sin embargo, personalmente creo, que no fue su mejor concierto. Quizás la hora o que el público enfrente del escenario principal quería ver “otra cosa” (a lo mejor si hubieran programado su actuación al día siguiente con THE OFFSPRING la cosa habría cambiado), le hizo estar un poco por debajo en energía o al menos en el sentimiento transmitido. Aún así, Graffin, Brett, Baker, Bentley y el recientemente incorporado Jamie Miller fueron a piñón, empezando por un muy apropiado “Crisis Time”, siguiendo con “Supersonic”, “Prove It”, “Can’t Stop It” y “Fuck You”.

bad-religion-resurrection-fest-2016
Foto: Toni Villén

El público presente, aunque no llenara la explanada frente a BAD RELIGION, coreaba los temas y el sonido fue perfecto desde el principio, directo y sin aderezos, aunque con algo de pérdida de melodía, lo cual siendo BAD RELIGION puede ser algo importante. “Atomic Garden” supuso el momento curioso de la noche con los niños del Resukids subidos en el escenario mientras Graffin les ponía el micro en la boca y los chavales asombrados no sabían si gritar o llorar… Y a partir de ese momento vino lo mejor de la noche con un bloque “Suffer”-“No Control” que a más de uno nos hizo casi llorar de placer: “Suffer”, “Delirium Of Disorder” (¿dedicatoria a BRING ME THE HORIZON?), “1000 More Fouls”, “You Are (The Government)”, “Do What You Want” y “You”, seguidas y sin parar hasta que llegó “Against The Grain”.

bad-religion-resurrection-fest-2016-3

Pero no quedó ahí la ristra de clásicos vertidos, pues aún hubo espacio para “Anesthesia” y su coreable estribillo, la gloriosa “21st Century  (Digital Boy)”, donde Graffin saludó a la gente del Pandemonium aunque recalcó que el auténtico infierno estaba frente a ellos, no en la plataforma VIP de la citada zona; “New Dark Ages”, haciendo referencia a los momentos políticos actuales”; “Infected”; la locura desatada de “Generator” y “Punk Rock Song”; “Sorrow”, dedicada al padre de Graffin; y para acabar “Fuck Armaggedon… This Is Hell” y, cómo no, “American Jesus”. Sin ser la mejor ocasión en que he visto a BAD RELIGION, la experiencia es un grado y lo demostró en la hora que estuvo sobre el Main Stage callando las bocas de quien los acuse de ser “viejos haciendo música para niños”.

R. U.

ROTTING CHRIST

Como siempre, los griegos ROTTING CHRIST estuvieron fenomenales. He de admitir que vivo más su música cuando el consumo de alcohol ha surtido algo de efecto, que no fue el caso, lo que no quita que agradeciese su recital. El ritual que propusieron desde “Ze Nigmar” es algo para ser sentido. Densos, reptantes, esotéricos… El conjunto de Sakis Tolis, George Emmanuel, Van Ace y Themis Tolis crea un muro de sonido tan impenetrable como vívido que nos traslada a una misa negra. Brutales sus “Kata Ton Demona Eautou”, arrasador, y los ritmos tribales de “Athanati Este”.

rotting-christ-resurrection-fest-2016-2

Era la tercera vez que veía a los griegos y no me defraudaron, aunque quizá les faltó un poco de intensidad -o posiblemente más cerveza al autor de esta crónica-, pero era imposible no dejarse llevar por un tema nuevo como “Elthe Kyrie”, con buen apoyo a los coros de George y Van, o con una mirada al pasado, del que extrajeron la canción “The Sign Of Evil Existence” (de su primer disco “Thy Mighty Contract”), y “The Forest Of N’Gai” (de su EP de debut “Passage To Arcturo”) para regocijo de sus fans más old school. “Societas Satanas”, versión de THOU ART LORD, que no se va de su set ni con agua caliente, fue presentada con un “un, dos, tres, ¡de puta madre!” en español y también nos hizo crujir las cervicales.

rotting-christ-resurrection-fest-2016

Para el final ROTTING CHRIST volvió a su etapa más reciente con “In Yumen-Xibalba”, “Grandis Spiritus Diavolos” y “Noctis Era”, sublimes, mientras algunas personas, motivadas por las bebidas espirituosas se dedicaban a escalar el torpedo que adornaba el Chaos Stage jugándose el tipo.

Como de costumbre, los helenos ofrecieron un concierto muy serio que motivó un headbanging constante. De lo más exquisito y vital, a pesar de la oscuridad implícita del grupo, de la jornada. Que nada detenga el rito del Cristo putrefacto.

E. H.

WALLS OF JERICHO

Tenía ganas de ver a WALLS OF JERICHO con la energética Candace Kucsulain al frente. Siendo uno de los combos pioneros del mal llamado Metalcore (en su caso al igual que HATEBREED “bien llamado”), era uno de los platos fuertes del Ritual Stage, pero era prácticamente imposible llegar a la carpa después de ver a BAD RELIGION a tiempo de verles desde el minuto uno. Además, cuando llegué allí, y como no podía ser de otra forma, ésta estaba abarrotada de gente, y ya andaba WALLS OF JERICHO en plena descarga con un sonido muy bueno y Candace, imparable. Como ella misma decía: conozcáis o no nuestras canciones, queremos que no paréis quietos y os divirtáis y el público respondía con circle pits, mosh y wall of deaths sin mayores problemas.

walls-of-jericho-resurrection-fest-2016

Entre otros temas (y los que me perdí, también al final por ir a ver a BRING ME THE HORIZON), cayeron “No One Can Save You From Yourself”, del reciente nuevo disco; “Forever Militant”, “Reign Supreme”, “A Trigger Full Of Promises”, “Relentless” (muy apropiada para la actitud del combo) y como no “All Hail The Dead” y “Playing The Soldier”. La combinación de dos voces sonaba genial y Candace no paraba de dar patadas, pegar saltos e incitar al público a moverse y pasárselo todo lo bien que pudiera. Me dio pena irme antes de tiempo, sobre todo teniendo en cuenta lo que en unos minutos iba a presenciar en el escenario principal, pero el rigor periodístico no me permitía estar más tiempo con el que fue uno de los grupos del Ritual Stage sin duda. Conciertazo el suyo.

R. U.

walls-of-jericho-resurrection-fest-2016-2

BRING ME THE HORIZON

Llegaba el momento de las bandas principales del escenario grande y una de ellas era BRING ME THE HORIZON, el combo inglés que con su mezcla entre Emo, Hardcore, Metal y música electrónica es una de las sensaciones entre los jóvenes y no tan jóvenes. Los ingleses no pasan de la treintena y creo que ese hecho y lo fuerte que apuestan por ellos desde las discográficas les puede generar más ego del necesario. Dejando opiniones personales a un lado, su música me parecía más interesante en sus orígenes que últimamente, pero su actitud tras el escenario (como los miembros de BAD RELIGION y CARCASS se encargaron de resaltar en las redes sociales posteriormente) y encima del escenario, creo que deja bastante que desear. Ya se pegarán la leche contra el suelo, pero aunque musicalmente pudieran tener un pase, toda la mercadotecnia alrededor de ellos está creando unos monstruos.

bring-me-the-horizon-oliver-sykes-resurrection-fest-2016
Foto: Javier Bragado

Con diez años y pico de vida a sus espaldas y confesándose fans de grupos como NORMA JEAN (curiosamente estos últimos tocando a pleno sol en una carpa ante 500 personas unas horas antes, nada que ver con las miles de almas delante del escenario principal ya anochecido…), BRING ME THE HORIZON depende más del espectáculo que de su música. Su show peca de ser demasiado prefabricado, todo al milímetro, sin espacio para la improvisación, ni para nada que se salga un poco del tiesto. Y dependiendo totalmente de la técnica, pues aunque lleven un teclista con ellos, Jordan Fish, en su concierto uno no sabía qué era enlatado y qué era real, siendo aún más grave el tema de los coros a lo 30 SECONDS TO MARS, que dará toda la sensación pomposa que quieras en directo, pero al final casi sale mejor y más barato escuchar un disco en casa que verles en directo.

bring-me-the-horizon-resurrection-fest-2016-2

Empezaron con una intro de dibujos animados que no era más que un precedente al mucho juego de luces y de color que llevaban encima. Enfrente tenían a una audiencia en su mayoría entregada, sobre todo la más adolescente (y femenina) que pude ver corriendo enfervorecida desde los puestos de comida y bebida de la entrada no vaya a ser que Oliver Sykes anduviese por ahí y yo con estos pelos. Y el sonido fue muy bueno desde el principio, pero supongo que no escatimarían en medios así que esto ero una exigencia casi hasta normal. Eso sí, la actitud en el escenario dejaba mucho que desear. Uno tenía la sensación de que salvo Sykes todos iban a fichar e irse. Y el propio Sykes tampoco es que tuviese mucho carisma envuelto en su jersey diez tallas más grandes que él, con pose de adolescente que ha tenido que pedir permiso a sus padres para irse a tocar después de salir de la selectividad. Creo que en todo su concierto se dirigió 3 o 4 veces al público y no interactuó nada más, máxime desde que decidió no incitar al movimiento ni al mosh tras un incidente sufrido por una fan por este motivo hace un par de años.

bring-me-the-horizon-resurrection-fest-2016
Foto: Javier Bragado

En cuanto al repertorio, todo muy cuadrado y medido al milímetro, compartieron protagonismo su último disco “That’s The Spirit” y “Sempiternal”, para muchos “la cumbre” de la banda británica. Empezando con “Happy Song” y acabando con “Drown”, dieron protagonismo a “Sempiternal” en la primera mitad de su descarga, siendo lo más interesante de su concierto, en especial esa “House Of Wolves” y sus riffs y voces a lo DISTURBED, cayendo también “Go To Hell, For Heaven’s Sake”, “Shadow Moses” (una de las más Deathcore) y “Sleepwalking”, entrelazando de su último trabajo “Avalanche”. La segunda mitad se me hizo muy cuesta arriba, sino fuera por “Antivist”, que pese a parecer medio rapeada, y los constantes “fuck”, sonó muy bien. El resto fueron temas super radiables y emotivos como “Follow Me” o “Can You Feel My Heart”, que no me dicen lo más mínimo, como tampoco lo hicieron “Throne”, lleno de coros enlatados o “True Friends”. El cierre lo puso “Drown”, y la gente pareció salir contenta. Yo simplemente vi una banda sobrevalorada con un actitud de desdén. Ya aprenderán…

R. U.

FLESHGOD APOCALYPSE

Sin duda, el concierto de FLESHGOD APOCALYPSE fue de los que peor sonido tuvieron en todo el Resurrection Fest. Y con esta banda es casi delito, ya que los italianos otorgan muchísimo peso a la orquestación y cualquier cosa que afecte a su sonoridad echa por tierra su actuación. Tristemente durante buena parte del show sólo pudimos escuchar la orquesta pregrabada, teclado y una batería altísima, que se comieron al resto de instrumentos y voces.

Los integrantes del grupo de Death Metal Sinfónico, algo estáticos, se presentaron disfrazados con los ropajes elegantes que suelen llevar en sus vídeos, y acompañados por una corista enmascarada, la soprano Veronica Bordacchini, a la que prácticamente no oímos hasta el final.

“Marche Royale”, “In Aeternum”, “Gravity” -tema que aprovecharon para presentarse- y “Pathfinder” iban sonando y dejando al público un tanto frío, con parón por motivos técnicos incluido. Con “Cold As Perfection” pudimos escuchar al fin la espectacular voz de Veronica, tan bien que incluso parecía grabada. Hay que destacar que la voz clara y agudísima del bajista Paolo Rossi descolocó a más de uno que se acercaba a la música e los italianos por primera vez.

“The Violation”, uno de sus temas más conocidos fue especialmente bien recibido, y además constató la mejoría de su sonido. El final nos deparó “The Fool” y la intensísima “The Forsaking”, que a priori no me parecía el mejor tema para cerrar el repertorio, pero que resultó brillante. Las condiciones no fueron las ideales, y los aspectos técnicos deslucieron, por no decir arruinaron, el recital de los italianos, así que habrá que esperar una nueva oportunidad.

E. H.

H20

Uno de los actuales pilares del Hardcore neoyorquino hacía presencia en el tercer escenario de Viveiro con ganas de arrasar con sus melodías a medio camino entre el Punk Rock y el Hardcore. Una papeleta difícil después del conciertazo que se marcó WALLS OF JERICHO en el Ritual Stage una hora antes. Aun así, H2O dio un pequeño repaso a su último disco “Use Your Voice” sin olvidarse del grandioso “Nothing To Prove”, siendo muy celebrado por el público congregado cuando sonaban sus temas.

h2o-resurrection-fest-2016

La unión entre fans y banda es palpable, casi como una familia. Muestra de ello fue que el hijo del vocalista Toby Morse subió al escenario con sus 11 años para tocar la batería en “Nothing To Prove” y también se cantó el cumpleaños feliz al guitarrista Rusty Pistachio.

h2o-resurrection-fest-2016

Entre mensajes de unidad temas como “Fairweather Friend”, “Family Tree”, “Sunday”, “Black Sheep”, “True Romance” o “What Happened”, un tema perfecto para cerrar que recuerda dónde está la pasión por la música, por el Hardcore-Punk que ofrecieron los de Nueva York en un concierto algo corto, pero directo e intenso.

Nacho Martín

VOLBEAT

No fue el mejor concierto -aunque sí el más accidentado, por lo que os cuento al final- que he visto de los daneses VOLBEAT, quizá un poco estirados y con un Michael Poulsen menos bromista de lo habitual, pero se puede afirmar que cuajaron un show resultón, correcto, y que entretuvo a la mayoría, a excepción de algún tema nuevo de “Seal The Deal & Let’s Boogie”, su más reciente creación discográfica, que venían a presentar.

volbeat-resurrection-fest-2016

El caso es que los aplausos y botes no cesaron desde que la banda arrancó con “The Devil’s Bleeding Crown” y un medley de “Heaven Nor Hell”, “A Warrior’s Call” y “I Only Wanna Be With You”, no del todo convincente por otra parte, al quedarse en tierra de nadie. El parcheado Poulsen (incluso llevaba en su espalda a BATHORY y ENTOMBED) celebró su regreso a nuestro país -“un honor volver a España”, según nos dijo- y acometió el “Ring Of Fire” de Johnny Cash para hacer cantar al público. El silencio fue desolador porque nadie se sabía el tema, así que mejor correr un tupido velo con “Sad Man’s Tongue” -con un final flojo, cantado por el vocalista de diferentes maneras- y “Lola Montez”, corte que sí fue coreado provocando la humorística reacción del frontman: “¿no conocéis “Ring Of Fire” y os sabéis esta mierda?” Sublime.

volbeat-resurrection-fest-2016-2

Cayeron a continuación “Hallelujah Goat”, “The Lonesome Rider”, la bonita “For Evigt” –“si podéis decir For Evigt ya sabéis danés, espetó Poulsen-, “The Gates Of Babylon”, “16 Dollars”, “Fallen”, “Guitar Gangsters & Cadillac Blood”, “Fallen”, “Doc Holliday”, “Still Counting”, “Seal The Deal”, así como un celebrado “Maybellene I Hofteholder”, en el que el ex ANTHRAX Rob Caggiano se encargaba de la guitarra acústica… Como veis, un setlist plagado de temas de sus dos últimos álbumes, por lo que los altibajos en implicación y respuesta de la audiencia, que estaba muy dispuesta a pasárselo bien, era variable.

volbeat-resurrection-fest-2016-3

Se acercaba la despedida y, para molestia de unos y diversión de otros, llegaba el momento más inesperado, surrealista y brutal de la jornada, así como uno de los hitos del festival. Resulta que VOLBEAT había empezado con cinco minutos de retraso, pero todavía le quedaba por tocar un último corte, “The Mirror And The Ripper”. En el Chaos Stage, que se encuentra a pocos metros del principal, aguardaba BRUJERÍA… Sobre el papel, VOLBEAT tenía que acabar a las 2:00 horas, y justo arrancar sin pausa el bolo de la banda mexicana de Metal Extremo.  Así pues, mientras se prolongaba el concierto de los daneses, se empezó a escuchar la intro de BRUJERÍA. Era impensable, pero estaba ocurriendo, y en seguida “Raza Odiada (Pito Wilson)” retumbó como un trueno y se solapó con el sonido de VOLBEAT. Era imposible escuchar con claridad a ninguno de los dos grupos, aunque en la zona en la que me encontraba, ganaba BRUJERÍA. Juan Brujo llegó a dedicar a VOLBEAT una frase de “Hechando Chingasos”: “¡Esos rockeros, son maricones! ¡Greñudos locos, son más cabrones!” En fin, entre la incredulidad y el cabreo de algunos, y el cachondeo de otros, el concierto de VOLBEAT fue reventado, aunque realmente las dos bandas resultaron perjudicadas.

E. H.

BRUJERÍA

Pasadas las 2 de la madrugada, cuando aún no había acabado el largo y algo tedioso concierto de VOLBEAT, los acordes de “Raza Odiada (Pito Wilson)” irrumpieron de forma abrupta en el Chaos Stage. La sorpresa fue mayúscula para todos, y fuera de quien tuviese la culpa, la provocación fue obrada por uno de los maestros en dicho arte. Los comandados por el siempre carismático Juan Brujo son unos especialistas en provocar a quien se les antoje.

brujeria-resurrection-fest-2016-2

Con un nuevo disco a la vista, después de más de quince años, los chicanos de BRUJERÍA demostraron saber ganarse al público entre sus mensajes hacia la escena e insultos varios, entre los que brillaron los destinados a la figura de Donal Trump, que a la postre protagoniza el nuevo single de la banda, “Viva Presidente Trump”, el cual también sonó en la noche de Viveiro.

brujeria-resurrection-fest-2016-2

Lamentablemente, el sonido hizo que las tres voces que lleva la banda se acoplaran en muchos momentos y que la guitarra no se oyese del todo. No obstante, estos fallos parecieron no importar al público que se lo pasó de lo grande cantando los clásicos de BRUJERÍA como “Cruza La Frontera”, “La Ley Del Plomo”, “Anti-Castro”, “Brujerismo” o “Matando Güeros”, todas ellas muy bien recibidas inclusive la versión macarenizada de “Marijuana” que usan para finalizar sus directos. Un concierto que no dejó a nadie indiferente, ya sea a aquellos que era la primera vez que veían a los mexicanos o a otros que ya habían catado sus delicias.

N. M.

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here