Resurrection Fest 2017: Rancid, Sabaton, Mastodon, Arch Enemy…

0
Arch Enemy - Resurrection Fest 2017

Resurrection Fest 2017 – Sábado 8 de julio, Viveiro, Lugo (Campo de Fútbol de Celeiro)

Conciertos de RANCID, SABATON, MASTODON, ARCH ENEMY, AGNOSTIC FRONT, TAAKE, MAYHEM, BURY TOMORROW, D.Y.S., LORDS OF BLACK, MORPHIUM, QUAOAR y MUTANT

La tercera y última jornada del Resurrection Fest 2017 volvía a dar la bienvenida al sol y al calor, con lo que muchos estaban deseando que cayese la noche sobre Viveiro. Este hecho y el cansancio lógico después de dos días tan completos, restó bastante público a los primeros grupos del festival, no llegando a dar sensación de lleno el recinto hasta la actuación de ARCH ENEMY. La jornada era una de las más eclécticas en cuanto a cabezas de cartel, cada uno de un estilo diferente y opuesto, sin que hubiese un cabeza claro y destacado. No obstante, RANCID fue uno de los grupos que mejor sabor de boca dejó, con un extenso setlist y energía a raudales que se contagió al público que no paraba de bailar con la actuación del barbudo Timebomb.

MORPHIUM

Morphium - Resurrection Fest 2017 En este último día de festival nos acercamos a las 16:25 a ver a la banda que iba a inaugurar los conciertos del Main Stage: los gerundenses MORPHIUM, que venían a presentar su último CD, “The Blackout”.

Morphium - Resurrection Fest 2017Aunque era poca la gente que se congregó para verles, sobre todo teniendo en cuenta que el día anterior mucha gente había venido en exclusiva a ver a RAMMSTEIN, lo cierto es que ni la actitud de la banda ni la del público flaqueó en ningún momento, existiendo una comunión perfecta entre ambos que hizo que el concierto fuera, en términos generales, sobresaliente.

Morphium - Resurrection Fest 2017Con un buen sonido en general, aunque al principio las voces guturales se notaban un poco distorsionadas y las limpias apenas se oían, y agradeciendo al público su presencia en todo momento, MORPHIUM descargó fuerza y energía con los temas “Mud For My Thirst”, “Victim Of Your Shame”, “Point Of No Return”, “You’d Rather Be Blind”, “Away From Myself”, y, como no, el temazo “What Lies Behind Words”.

Morphium - Resurrection Fest 2017Sin duda, MORPHIUM se ha sacado un gran disco de la manga y resulta un grupo muy bueno en directo. Si tenéis la oportunidad de verlo en vivo no os lo perdáis.

Laura Ruiz

QUAOAR

Después de la resaca del día anterior, me estrenaba en el último día del festival con los bilbaínos QUAOAR con su mezcla setentera, Stoner, psicodélica… muy apta para el Desert Stage que, dicho sea de paso, los organizadores del festival deberían plantearse el acercar un poco al Ritual Stage para no segregarlo tanto del resto. Parecía que iba a ser otro día de nubes y orballo pero el sol pegaba bien cuando salieron los de Bilbao a escena y descargaron sus primeros acordes, con un sonido muy bueno. Ataviados con unas vestimentas muy setenteras, sobre todo las de sus guitarristas Josu y Hugo, se presentaron en medio de los movimientos de Íñigo, su cabeza visible, que ante las no más de 50 personas congregadas al inicio, dijo un boas tardes con todas las letras.

Siendo una banda de temas largos, pocos tocaron, pero poco a poco tuvieron efecto llamada con más público hasta que el césped del Desert Stage puso una aceptable entrada. Con “Go To Momo” el propio Iñigo confesó que llevaban años intentando tocar en el festival y que era un placer estar en una zona tan cojonuda, dando paso así al tema de aires Grunge a lo ALICE IN CHAINS, con un sonido más alto pero igual de bien ecualizado e Íñigo dejando protagonismo a sus compañeros en los desarrollos instrumentales del corte. Con el single de su último disco “Though Guy” pidieron ruido si querían que volviesen a tocar en el futuro, dando así paso a uno de los temas más Stoner que tienen.

El final de la sobria actuación en lo que a imagen se refiere, sin logo ni nada, lo puso “Man’t”, que como ya avisó Íñigo, al ser una banda de temas largos no tenían tiempo para más pese a sólo ser el cuarto tema, pero así habían rellenado la media hora de la que disponían. Sin ser la bomba, QUAOAR es un grupo a tener en cuenta en circunstancias más íntimas y cercanas, e ideal para los amantes de la música de todas las épocas desde los setenta hasta nuestros días.

Raúl Ureña

MUTANT

Mutant - Resurrection Fest 2017 El Chaos Stage lo abrían los gallegos MUTANT, siendo la primera vez me enfrentaba a ellos, aunque no era su primera visita al Resurrection Fest, y me sorprendieron gratamente. Lo suyo es un Thrash Metal avanzado, que a veces me recuera a TRALLERY, pero más agresivos. Antes se llamaban MUTANT SQUAD, pero con el acortamiento de nombre se volvieron más repujados y creo que han ganado con el cambio. El caso es que con la cancelación de KRISIUN a última hora por las inundaciones en la capital y la imposibilidad de coger un vuelo a tiempo, ellos tuvieron el protagonismo a esta hora y bien que merecido.

Comenzaron con “Twelve Gods”, de “Pleiades”, el único disco que tienen bajo este nombre, con lo que obviaron cualquier referencia a “Titanomakhia”, cuando aún se llamaban MUTANT SQUAD. El propio Pla, guitarrista y cantante, lo mencionó durante el concierto, pero es lo que tocaba dado el presente del grupo. El sonido fue ideal desde el principio y eso que al ser solo tres pueden sufrir las inclemencias de esta parquedad de instrumentos. Todo sonaba en su sitio y con protagonismo justo para todos, aunque no estuvieron exentos de la anécdota del día cuando en medio de “Guerra Florida” Pla se perdió porque no le llegaba el sonido del escenario y tuvieron que parar. Como es un festival y el tiempo es el que es optaron por no retomar el tema y pasar al siguiente, y como el propio Pla dijo, el que quiera que lo escuche en el disco. Se les perdona porque todo lo demás y lo precedente fue un gran concierto.

Mutant - Resurrection Fest 2017Siguieron después del fallo con “Obsidian”, un tema lleno de contrastes en riffs, solos y partes más groovies, lo que es un buen escaparate para lo que es MUTANT. “Children Of The River” fue la siguiente, donde Pla se disculpó por solo tocar temas de “Pleiades”, destacando aquí las segundas voces de Cristian, al que Pla mencionó por ser la última incorporación del grupo. “Nahual” fue la siguiente, agradeciendo la asistencia y aprovechando para decir que el festival es una pasada pero que los músicos viven de esto todo el año y que la gente tenía que acudir a los conciertos en sala, ya fuera Reggae, Jazz o Metal. Algo en lo que estoy de acuerdo, pues un festival es un escaparate de bandas pero luego la verdadera esencia en directo está en salas. Finalmente el broche lo puso la atípica “Canvas”, que la propia banda concibió como una “broma” por sus aires más melódicos, pero que en directo funciona muy bien.

Raúl Ureña

BURY TOMORROW

Bury Tomorrow - Resurrection Fest 2017 En uno de los momentos más calurosos del festival y con un público notablemente joven, entregado mucho antes del comienzo de la actuación, comenzaron a sonar las primeras notas de “Man On Fire”, demostrando que BURY TOMORROW llegaba con ganas de ofrecer mucha diversión y entrega al cien por cien.

Bury Tomorrow - Resurrection Fest 2017

Bury Tomorrow - Resurrection Fest 2017Mostrándose como un conjunto muy activo, sonaron “Knight Life” y “Lionheart”, tras la cual el vocalista Daniel Winter-Bates se atrevió a cantar algunos compases de “Cemetery” subido a una torre de amplificadores un tanto inestable, cuyas ruedas le pusieron en dificultades durante unos instantes. Tomándose un momento de descanso dio las gracias a los fieles que asistieron a su primer concierto en España así como a los presentes en esta última actuación.

Bury Tomorrow - Resurrection Fest 2017Los británicos retomaron el pulso sin bajar las revoluciones con “Burden”, “Earthbound” y “Last Light”, en la que Daniel bajó al foso para cantar con el público. “Spectres” sirvió de epílogo a un concierto lleno de energía, en el que quedó patente que para el quinteto de Southampton la música tienen mucho que mostrar y que dar a un público entregado en todo momento.

Vanessa Madrid

D.Y.S.

DYS - Resurrection Fest 2017La cancelación a última hora de KRISIUN que era coincidente con D.Y.S. debería haber dado más protagonismo a los estadounidenses. Sin embargo, no fue así. La banda de Boston es una de las “míticas” de esta escena del Hardcore Punk, pero el hecho de haber estado separados largo tiempo y no reunirse hasta hace poco más de un lustro ha hecho que entre las nuevas generaciones no muchos les conozcan, dada la poca expectación de la carpa Ritual en el momento de iniciar su actuación. No más de 50 personas estaban allí presentes cuando los acordes de “More Than A Fashion” empezaron a sonar con un Dave Smalley bastante envejecido luciendo orgulloso sus tatuajes de Marvel.

DYS - Resurrection Fest 2017“Open Up” fue la siguiente, dando pie a un pequeño pogo que se montó entre el público, algo más numeroso ya (no en vano era el único escenario del festival que en ese momento tenía música). “Wild Card” fue la siguiente, muy Punk en sus coros y dando Smalley las gracias en casi perfecto castellano, mientras que “Late Night” la dedicaron a sus anécdotas como banda tocando a las tantas de la madrugada, ya con unas 150 personas enfrente. El sonido hasta el momento era bueno en todas las zonas de la carpa, y eso que la voz de Dave era un poco atropellada.

DYS - Resurrection Fest 2017“No Pain, No Gain” fue la siguiente, acompañada de un gracioso “gracias chicos y chicas”, para dar paso a “Held Back” en honor de todos los que llevaban tatuajes. En “Grafitti” tuvieron algunos problemas con la segunda guitarra de Franz Stahl que tuvo que terminar el tema sin tocar, solucionándose con “Unloaded”, donde Dave presentó a Jonathan Anastas en el bajo desde Texas, mientras la camiseta de Dave, azul clarita al inicio de la actuación ya empezaba a estar oscura del sudor. El espíritu de la juventud se ensalzó con “City To City”, mientras que para el final, la parte más Hardcore de la actuación tuvo como protagonistas a “Brotherhood”, “Stand Proud” y “Wolfpack”, temas todos ellos míticos de una banda clásica que sin embargo no goza de mucha popularidad actual, como se pudo comprobar…

Raúl Ureña

ARCH ENEMY

Arch Enemy - Resurrection Fest 2017 Uno de los primeros platos fuertes del escenario principal en el día más atípico y variado del Resurrection era ARCH ENEMY. La banda del señor Michael Amott, con Alissa White-Gluz al frente -en sustitución desde hace unos años de Angela Gossow, a la que algunos seguimos echando de menos-, y Jeff Loomis para mi gusto desaprovechado -que nos hace echar de menos también a NEVERMORE- se presentaba aún con el sol en lo alto de Viveiro, delante de su logo repetido varias veces en forma de telón y banderas, en un recinto repleto de público en contraste con lo que llevábamos hasta ahora de día.

Arch Enemy - Resurrection Fest 2017

Arch Enemy - Resurrection Fest 2017Tras la intro de rigor, comenzaron con “War Eternal” para dar cancha al último disco que tienen de momento editado, aunque la propia Alissa ya dijo en mitad de la actuación que estaban encantados con la nueva gira (cuya excusa es el recientemente editado DVD “As The Stages Burn!”), porque les había hecho salir del estudio donde habían estado grabando el nuevo trabajo, “Will To Power”, que saldrá en septiembre.

Arch Enemy - Resurrection Fest 2017

El sonido era bueno, aunque muy saturado de guitarras inicialmente en detrimento de la propia Alissa, que tenía buena voz pero estaba algo tapada, aunque visualmente y en su pose en escena se llevaba todas las miradas, aprendiendo bien la lección de su predecesora.

Arch Enemy - Resurrection Fest 2017Precisamente Alissa fue protagonista de la “anécdota” de la actuación, aunque debo reconocer que he tenido que corroborarlo a posteriori y fue un gazapo en el primer estribillo de “War Eternal”, que hizo tropezar musicalmente a todos los demás, pero que se arregló rápidamente sin que, a buen seguro, la mayoría se diesen cuenta. Siguieron con su propia revolución, es decir “Revolution Begins”, donde era evidente que el más parado y ausente de todos era el propio Amott. El sonido ya era perfecto aunque a veces con el viento se iba y venía, lo que fue en detrimento del inicio caótico de uno de mis temas preferidos, y de Alissa según dijo también, “Ravenous”.

Arch Enemy - Resurrection Fest 2017El setlist continuó con “Stolen Life” y previo interludio “Heart Of Darkness”, donde Alissa salió con una bandera con el logo del grupo. La vuelta a “War Eternal” vino con “You Will Know My Name”, siendo la siguiente en caer, en recuerdo del mencionado DVD. A lo largo de todo el concierto el único aderezo extramusical fueron algunos fogonazos y efectos de humo que sin embargo parecían algo descoordinados y que se intensificaron al final con “Snow Wound”, “No Gods, No Masters” y “We Will Rise”, poniendo punto y final, con pogo incitado por Alissa, con “Nemesis”. Una actuación de gran presencia para Alissa, pero musicalmente hablando y por entrega del resto del montón. A ver si en sala mejoran con el nuevo trabajo.

Raúl Ureña

LORDS OF BLACK

Lords Of Black - Resurrection Fest 2017 Tras el show de ARCH ENEMY nos pasamos al Chaos Stage para disfrutar nuevamente de la banda LORDS OF BLACK, a quienes pudimos ver una semana antes inaugurando la segunda jornada del Rock Fest Barcelona. ¿Estarían de nuevo a la altura? Mal que me pese, he de decir que sí en cuanto a actitud, pero no en cuanto al sonido, que parecía no cuadrar en ningún momento.

Lords Of Black - Resurrection Fest 2017Con el mismo setlist que desplegaron en Barcelona, el grupo comenzó a dar cera con “Merciless”, donde el sonido comenzó muy alto y la voz de Ronnie Romero muy baja, lo que afortunadamente mejoró en el siguiente tema, “Nothing Left To Fear”. “Everything You’re Not” pese a estar bien ejecutado, dio a la voz mayor eco del que correspondía, y le restó efectividad, lo que por fortuna no ocurrió ni en “New World’s Coming” ni en “Forgive Or Forget”.

Lords Of Black - Resurrection Fest 2017Para finalizar, continuaron con su tema homónimo, “Lords Of Black”, que posee una fuerza brutal e hizo que el público de las primeras filas se entregara a fondo a la banda; “At The End Of The World”, “Shadows Of War” y, cómo no, esa versión que enloquece a todo el que la oye, no solo por quién la cantó en su día, el gran DIO, sino porque la voz de Ronnie Romero se parece muchísimo y ejecuta a la perfección el tema. Estamos hablando de “Neon Knights” de BLACK SABBATH. Un asistente lanzó al escenario una camiseta con el logo de DIO y Ronnie la expuso a ojos de todo el mundo.

Lords Of Black - Resurrection Fest 2017

Lords Of Black - Resurrection Fest 2017Si bien el sonido no acompañó como en Barcelona, lo cierto es que a nivel de ejecución y actitud, nada se puede reprochar a LORDS OF BLACK. Nos quedamos con ganas de verles por aquí de nuevo en el Atalaya Rock el 14 de octubre.

Laura Ruiz

MASTODON

Mastodon - Resurrection Fest 2017Tras el abrumador concierto ofrecido en Download Festival Madrid, MASTODON se despedía de su gira europea con el concierto que nos congregó frente al Main Stage en el Resurrection Fest. Pese al calor del sábado en Viveiro, muchos fueron los que se  acercaron para ver a la banda de Atlanta.

Mastodon - Resurrection Fest 2017Con los primeros compases de “Sultan’s Curse” no pudimos más que confirmar que este grupo ha vuelto, y por todo lo alto. El sonido que consiguió en “Divinations” es un ejemplo del estado de gracia que vive la banda en esta gira. En cuanto empieza “The Wolf Is Loose” irrumpen los Resukids en el escenario y Bill Kelliher no dudó en arriesgarse con el castellano, aunque con dudoso éxito.

Sorprendió que al interpretar “Bladecatcher” los americanos prescindieran de efectos vocales, mientras que “Black Tongue” sonó muy contundente y semejante a lo que ofrece en estudio. “Ancient Kingdom”, “Colony Of Birchmen” y “Andromeda” (Troy Sanders fue el encargado de las partes vocales de Kevin Sharp) fueron calentando al personal hasta que “Show Yourself” animó a los asistentes sin que hubiese vuelta atrás.

Mastodon - Resurrection Fest 2017El guitarrista Brent Hinds mostró una voz y una energía solo recordadas en giras como las que les trajo a España en 2006, teloneando a TOOL. Ejemplo de ello fue su interpretación vocal en “Precious Stones”. Con especial mención a “Roots Remain / Eons” (Los esfuerzos de Brann Dailor por la banda son sobrecogedores), “Motherpuncher” fue el momento de las “tortas” como era de esperar y “Steambreather” consiguió terminar el repaso que hizo el grupo de su “Emperor Of Sand”.

Mastodon - Resurrection Fest 2017Digno de mención es la ausencia de cortes del “Once More Round The Sun”, por lo demás y teniendo en cuenta que su ultimo directo oficial no muestra la calidad que actualmente abanderan, nos encontramos ante un grupo (por fin) profesional y preciosista en directo. Menos comunicativos y enérgicos que hace dos semanas y prácticamente con el mismo setlist, MASTODON se despedía del “Resu” con la aplaudida “Blood And Thunder”, que supondría la única diferencia significativa con su concierto de la capital.

Borja Jurado

TAAKE

  A priori se podría pensar que un concierto de Black Metal a plena luz del día quedaría deslucido, a pesar de lo cual TAAKE atrajo tanto a fieles como a profanos del género, reuniendo a una multitud muy heterogénea.

Tras ocupar el quinteto noruego sus posiciones sin pronunciar palabra, la intro que suele abrir sus actuaciones se fundió con los primeros acordes de “Du Ville Ville Vestland”, con un sonido claro y contundente y un Hoest mostrando un buen nivel a la voz. Sin más pausa que un parco agradecimiento al público, se suceden “Hordalands Doedskvad Pt. 1”, “Nordbundet” y “Hordaland Doedskvad Part III” en la que destacaron las melodías de guitarra con un sonido muy limpio que consiguió la entrega absoluta de la audiencia.

Con “Fra Vadested til Vaandesmed” los de Bergen pusieron punto final a un espectáculo muy sólido, con buen sonido (teniendo en cuenta que en ese mismo escenario otras bandas previamente habían tenido problemas en este aspecto) y un alto nivel de ejecución, que dejó muy buenas sensaciones a los asistentes.

Vanessa Madrid

RANCID

En un día en el que el escenario principal se compartía con ARCH ENEMY, MASTODON, RANCID y SABATON, a cada cual más diferente, los que más me llamaban a priori, además de MASTODON eran RANCID. Desde mi punto de vista, fue lo mejor en cuanto a nombres grandes de este día. Armstrong, con su barba de náufrago y su Gibson desgastada por el uso, está en plena forma y sus compañeros, por los que los años pasan pero la actitud sigue, no paran tampoco. Esto se traduce en un directo sorprendente, directo y aunque no se colgó el llenazo como con RAMMSTEIN el día anterior, sí que se consiguieron divertir a un público con ganas de bailar y poguear a partes iguales.

RANCID se presentaba en Viveiro poco después de su actuación en el accidentado Mad Cool, pero las ganas de verles y ellos de actuar estaban intactas, aunque por pruebas de sonido tardías, empezaran un poco después a lo establecido. Ello no impidió que hicieran un setlist variado que sinceramente me volvió loco porque cambiaron respecto a lo que venían haciendo y en ocasiones con temas rebuscados. De hecho no todo lo dicho aquí fue lo que sucedió, pero me fue imposible coger más cosas. Sí me quedé con que fue uno de los mejores conciertos del festival de este año.

Comenzaron bajo el telón de su mítico y archiconocido “…And Out Come the Wolves” que es al que más cancha dieron junto a “Let’s Go” y su último trabajo “Troublemaker”, con lo que los años que más fluctuaron cada vez que Lars Frederiksen hablaba fueron 1994 y 1995 además del presente. Así descargaron temas como “Radio”; “Roots Radicals”, coreada por todos, y con un Armstrong imparable; “Journey To The End Of The East Bay”; “Maxwell Murder”, con su mítico solo de bajo; “The 11th Hour” y la punkarra “Nihilism”.

Después de un inicio tan abrumador, atacaron un tema perfecto para la voz rota de Armstrong, “East By Night”, seguida de “Hoover Street”, donde se dirigieron al público en castellano para pedir saltar, “Dead Bodies”, que por su carácter más Hardcore dio pie a pogos, la nueva “Ghost Of Chance”, “Salvation”, “I Wanna Riot”, la íntima “Bloodclot” con Armstrong tocando sentado, y otro nuevo tema para protagonismo de la voz rota de Timebomb, “Telegraph Avenue”.

A partir de este momento los teclados se volvieron más protagonistas y también los temas de tonalidad más Ska, lo que aumentó la diversión entre el público que no paraba de bailar ante canciones como “Old Friend”, otro tema nuevo, “Where I’m Going”, y lo que ellos dijeron que iban a ser tres canciones muy rápidas, comenzando con “Tenderloin” -con el bajista Matt Freeman como cantante principal-, “Black And Blue” y acabando este bloque con otra nueva, “Buddy”, también de tintes rápidos.

De aquí hasta el final el concierto fue un no parar de clásicos como “Olympia W.A.”, donde todos los miembros del grupo jugaron entre ellos, “St. Mary”, “It’s Quite Alright”, donde se montó un buen circle pit, “Fall Back Down”, muy coreada y cómo no, las infaltables “Timebomb” y “Ruby Soho”, que pusieron punto y final a una actuación divertida, intensa y con mucha entrega sin más aderezos que la propia música.

Raúl Ureña

ORANGE GOBLIN

Mientras en el escenario principal RANCID montaba su fiesta, en el Desert Stage ORANGE GOBLIN descargaba su dosis de Stoner a martillazo limpio, sin hacer prisioneros. Grandísimo concierto el de Ben Ward y compañía, muy comunicativos y moviendo al público a su antojo. La banda sonaba como una roca, perfectamente definida y potente, y su set list recorrió prácticamente toda su carrera, desde “Frequencies From Planet Ten”, de donde rescataron la grandísima “Saruman’s Wish”, hasta su más reciente “Back From The Abyss”.

Zapatazos como “Scorpionica”, “Cities Of Frost” o “Red Tide Rising”, con la que cerraron el concierto, no dejaron títere con cabeza entre los asistentes, algo parecido a lo que sucedió con RED FANG la primera noche. Ward se erigió como maestro de ceremonias con su enorme presencia y su vozarrón, mientras sus compañeros, con una puesta en escena de lo más sobria, daban caña sin dejar respiro.

En una escena, la del Stoner, que vive tan buena salud, ORANGE GOBLIN demostró que, además de ser un grupo veterano, siguen siendo un referente de cómo hay que hacer las cosas sobre el escenario.

David Muñoz

MAYHEM

Mayhem - Resurrection Fest 2017 Hablar de MAYHEM es hablar de un clásico del Black Metal en su más pura esencia. Esta vez, en Galicia, tierra de meigas y espíritus, venían a tocar en su integridad su disco “De Mysteriis Dom Sathanas”, al igual que harán en la gira de octubre en otras ciudades de la Península, y lo cierto es que, si bien fue un concierto aceptable, dejó un poco fríos a los asistentes, y no precisamente por lo que la banda o la música pretendían transmitir.

Mayhem Resurrection Fest 2017Las luces azules y una cada vez más densa niebla recibían, sin el altar con la calavera que sacaron el año pasado en el Leyendas del Rock, en hora y según lo previsto, a Attila, Necrobutcher, Hellhammer, Teloch y Ghul, ataviados con túnicas negras, como frailes, aunque, todo ha de decirse, Attila (con máscara) parecía más bien un Dementor de Harry Potter o un Nazgul del Señor de los Anillos, según como se mirara. Así, de esta guisa y con esta ambientación, tocaron todos y cada uno de los temas del citado álbum: “Funeral Fog”, “Freezing Moon”, “Cursed In Eternity”, “Pagan Fears”, “Life Eternal”, “From The Dark Past”, “Buried By Time And Dust” y “De Mysteriis Dom Sathanas”.

Si bien la ejecución en sí fue buena, no acompañó el sonido, con la voz de Attila bajísima y el sonido bastante saturado, convirtiéndose en un batiburrillo de ruido que no parecía seguir melodía alguna. Eso precisamente fue lo que restó calidad al concierto.

No obstante, habrá que comprobar en otoño, en la gira por nuesto país, si mejoran las sensaciones.

Laura Ruiz

AGNOSTIC FRONT

Si había una banda que tenía ganas de ver en el escenario Ritual esa era AGNOSTIC FRONT. Sin embargo, en comparación con lo que hicieron sus alumnos aventajados TERROR el día anterior, me quedo con éstos, aunque todo hay que decirlo fue por problemas técnicos, no por actitud. El concierto empezó más tarde de lo pensado, casi diez minutos, con lo que luego irían a saco en el setlist descargado, pero hubo un problema de sonido que no solventaron a pesar de que el técnico, tanto el de la mesa de mezclas como el que iba y venía desde el escenario no paraban de intentar arreglarlo y es que el micro de Roger Miret iba y venía a su antojo, lo que unido a su particular forma de cantar hacía que apenas se le escuchara sobre todo cuando sus compañeros hacían coros.

Una vez comprobado que aquel problema no iba a tener solución, nos contentamos con escuchar a uno de los padres del Hardcore ante una carpa repleta que se extendía más allá de su aforo hasta los puestos de comida, lo que hacía pensar que MAYHEM no iba a tener mucha afluencia. Después de una intro propia del lejano Oeste, comenzó con “The Eliminator”, destacando sobremanera tanto Vinnie Stigma, el más activo junto a Miret, como sobre todo el asiático ya asentado en la banda Pokey Mo, que no paró de aporrear su set en detrimento del resto y sobre todo de Miret y sus problemas con el micro.

Al público le daba igual, no dejaba de saltar y corear todos los temas, y se sucedieron unos cuantos para ello, como “Dead To Me”, “My Life, My Way” -en la que Miret pidió en castellano que cantaran con la banda- y “Police Violence”, donde los técnicos trataron de solventar el problema de sonido cambiando el cableado de Miret sin éxito.

La breve e intensa “Only In America” fue la siguiente en caer, tras la cual Miret en su castellano natal agradeció la invitación a tocar en el festival y la presencia de todos dando paso a uno de sus temas estrella, “Old New York” y, sobre todo, “For My Family”, con un sonido mejor ecualizado. La vieja escuela Hardcore como dijo Miret volvió con “Friend Or Foe”, así como del primer disco que ya tiene 33 años, “Victim In Pain”.

A partir de aquí el setlist fue un constante ir y venir entre temas más desconocidos y clásicos como “Peace”, la versión de “Crucified”, “All Is Not Forgotten” y la muy coreada por todos, pegando saltos también, “Gotta Go”. El consabido “fuck you” vino con “Police State” y “A Mi Manera”, por aquello de estar en un país hispano parlante.

Para el final el polvo de la carpa creció con los circle pits de “Take Me Back”, “Public Assistance” y la versión de los RAMONES que dedicaron a Joey del “Blitzkrieg Bop”, poniendo así punto y final a una actuación memorable por la actitud y entrega de la banda y del público, superando todo problema técnico reseñable. Se nota que son viejos en esto y la experiencia es un grado en el mundo del Hardcore.

Raúl Ureña

SABATON

Con un show completo, tanque, bengalas y fuego incluido, se presentaban en el Resurrection Fest, para cerrar los tres días de festival en el Main Stage, los suecos SABATON, que dentro de poco volverán a pisar suelo español en el Leyendas del Rock.

Pues bien, la impresión general que dio el concierto fue la de muy bueno técnicamente hablando, al igual que a nivel sonido, pero en el que, quizás porque la afluencia de gente era muchísimo menor que el día anterior para RAMMSTEIN, la comunión banda-público no llegó a alcanzarse en ningún momento, dejando el calificativo global del bolo en un “bueno, sin más”. Quizás la heterogeneidad de esta tercera jornada del festival jugó en su contra, pues los seguidores de SABATON beben más del Heavy Metal en su sentido más clásico, añadiendo el hecho de que la banda sueca lleva desde los inicios de su existencia insistiendo en su fórmula del éxito, que  sus seguidores les gusta, pero no ofrece nada nuevo para captar acólitos.

Comenzaron puntuales, con el tema “In The Army Now”, para seguir con “The March To War” y dar, ya sí, el pistoletazo de salida con “Ghost Division”, en el que el petardo final dio paso a “The Art Of War”, con imágenes de “El Arte de la Guerra”, de Tzu Sun proyectadas en el panel del fondo del escenario. Prosiguieron invitándonos a ir a Escocia, con seis cañones de fuego en el escenario al ritmo de “Blood Of Bannockburn”, para después saludar a la audiencia, informándonos de que, por ser la primera vez en el Resurrection Fest, iban a llevar a cabo un show especial, que continuó con “Attero Dominatus”, proyectando las letras del estribillo sobre la pantalla, y “Carolus Rex”, donde los lanzallamas frontales iban al ritmo de la música (muy atractivo, por cierto, pese a que el recurso esté bastante visto).

“The Last Stand”, de su último álbum homónimo, prosiguió con el espectáculo de fuego, y “Swedish Pagans” puso el toque de humor a la noche, al bromear Joakim Brodén con el batería Hannes Van Dahl en la parte instrumental del tema. “Soldier Of 3 Armies” continuó con la épica del concierto, y aquí fue donde vino la primera sorpresa de la noche, pues tocaron “Uprising”, de su álbum “Coat Of Arms”, algo “duro y rápido”, como refirió Joakim.

“Lost Batallion”, “Sparta”, y “Winged Hussards” dieron paso a la última canción prebises, “Night Witches”. Pero la cosa no quedó aquí, puesto que, con imágenes de la Segunda Guerra Mundial, petardos y bengalas, comenzaron los acordes de un clásico de la banda: “Primo Victoria”, en la que por un segundo, uno de los altavoces falló, dejándonos sin sonido brevemente.

“Shiroyama”, de nuevo con bengalas y fuegos artificiales de fondo, y con Joakim cantando tirado en el suelo, y “To Hell And Back” pusieron fin a una fiesta que, como digo, fue buena, pero no completa. No obstante ha de decirse, en honor a la verdad, que la banda en cuestión de actitud fue inmejorable, animando continuamente al público, saludando y dando las gracias.

Esperemos que en agosto, ante el público del Leyendas, consigan alcanzar ese puntito que les falta para poder decir que el show de SABATON, tanque incluido, ha sido un show completo.

Laura Ruiz y Raúl Ureña

RESURRECTION FEST: Un lugar de encuentro para la música.

Tres días vividos en Viveiro al borde del mar disfrutando de grupos tan dispares como DROPKICK MURPHYS, SABATON y, cómo no, RAMMSTEIN. El Resurrection Fest, en su XII edición, además de irse superando año tras año, demuestra ese dicho que refiere que en la variedad está el gusto. Y variedad es lo que nos han ofrecido ese año a nivel musical, y público muy dispar es el que ha acudido a tierras gallegas, convirtiendo al festival en un referente de la música en nuestro país, sin poder encasillarlo en un estilo concreto, simplemente en un sustantivo: música. Porque gracias a una buena organización, a unos precios mínimamente asequibles (botellas de agua a 1 euro es un punto fundamental y esencial en todo festival), y a un gran ambiente festivo, el Resurrection Fest demuestra cada año que, con música, da igual del tipo que sea, todo es posible. Y que la música une, sin entender de estilos, fronteras o culturas. Desde luego, al año que viene volveremos.

Laura Ruiz


Fotografías: Enrique Herrero


 

Crónica del primer día del Resurrection Fest 2017: Anthrax, Dropkick Murphys, Airbourne

Crónica del segundo día del Resurrection Fest 2017: Rammstein, Annihilator, Architects

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here