Crítica de REVOCATION - The Outer Ones

0

Con REVOCATION, que ataca ahora con "The Outer Ones", me pasa algo parecido a lo que siempre me ha sucedido con THE BLACK DAHLIA MURDER, otro de los pesos pesados del actual roster de Metal Blade: un constante sí pero no con el NO en mayúsculas. Discos a los que no encuentro grandes peros que poner y que me dejan de interesar casi a medida que los voy escuchando; más hype que sustancia, nada que realmente me excite en trabajos muy profesionales y desde luego muy bien ejecutados. Ambos grupos también tienen en común un encomiable espíritu de trabajo.

Parece que siempre hay un nuevo disco, un vídeo presentado en sociedad, una gira en la que su nombre aparece más grande o más pequeño en los carteles. En el caso de REVOCATION, "The Outer Ones" supone el séptimo trabajo en once años. Y que me corten las manos si yo, que además apenas soy capaz de sostener un instrumento con cierto estilo, critico de forma destructiva a un músico como David Davidson (líder y único miembro original a bordo), capaz de producir semejante volumen de música sin dar nunca un nivel por debajo, al menos según la mayoría de la crítica y sus numerosos seguidores, del notable.

Dicho esto, "The Outer Ones" puede ser ya mi disco favorito de este grupo de Boston, la ciudad con los aficionados al deporte más detestables de todo EE.UU. Tampoco era difícil. Y tal vez la razón sea tan mundana como que al tener que escribir sobre él, le he dado más oportunidades y más escuchas que a cualquiera de sus predecesores. Pero creo que hay más: la portada es excelente, la temática mira fijamente a Lovecraft (algo de lo que rebosa la actual escena metálica pero también de lo que es imposible aburrirse) y las canciones hablan de dioses que sufren eternamente, universos que colapsan y saqueadores de tumbas atrapados en ellas mientras viran hacia un Death Metal cada vez más marcado, conciso y con más guiños a la vieja escuela. Todo eso me gusta.

"The Outer Ones" de REVOCATION: más Death Metal y menos Thrash

Sí: REVOCATION sigue siendo Death/Thrash Progresivo  y Técnico pero con mucho menos Thrash en la cacerola. Y eso ayuda, no tanto porque este género haga mal en sí mismo (nunca lo hace) sino porque así el grupo concentra más su estilo compositivo, que tiene ahora una raíz más firme que nunca. La base es más Death y el factor técnico que es inherente a la forma de componer y tocar de Davidson acompaña pero no protagoniza.

No tanto. Siguen las influencias del Jazz en las guitarras, como sucede en tantos grupos de estilo similar, y también despuntan unas melodías más cálidas pero también más disonantes y ominosas, hasta el punto de que hay rutas que apuntan a una colisión con el Black Metal Melódico (como en la épica "Luciferous"). Los grooves son más masivos ("That Which Consumes All Things" tiene al por mayor) y el desparrame virtuoso es menos exagerado pero no menos brillante, con buenos solos entre riffs que, una vez más, me parecen más consistentes que brillantes. Es una de las cosas que siempre rebaja, al menos en mi caso, el atractivo final de REVOCATION.

Pero no recuerdo que con anteriores discos (los primeros más Thrash, después más Prog...) me entraran tan directamente unas cuantas de sus canciones como me ha pasado con "Of Unwordly Origin", "The Outer Ones" (melodías adictivas, más old school de la habitual, tramo amenazantes, buenos cambios de ritmo, guturales imponentes de Davidson...) y la brillantez Progresiva de "Fathomless Catacombs". No es una revolución en el sonido REVOCATION, pero sí un ajuste lo suficientemente atractivo para captar mi atención más de lo habitual.

El problema es que ese interés, otra vez, no se sostiene en un plazo muy largo: ni el disco llega a parecerme adictivo ni acabo sumando escuchas sin ir restando interés por tres o cuatro de sus nueve canciones. Finalmente, la temperatura no sube lo suficiente. "The Outer Ones" me gusta más que la mayoría de sus predecesores (no les he dedicado a todos el mismo tiempo ni a casi ninguno de los últimos tanto como a este, por otra parte) pero no me gusta lo suficiente para que pueda hablar de reconciliación plena.

O, simplemente, de encuentro con un grupo que transita calles muy distintas a las que recorro yo, y ni siquiera sé muy bien por qué. No consigo hacerle hueco en mi corazón aunque está mucho más cerca, eso sí, y por volver a una comparación que no sé ni si tiene sentido, que THE BLACK DAHLIA MURDER. Supongo que a los seguidores de REVOCATION, especialmente a los que puedan acoger con más amor al Death Metal más cercano a lo arquetípico (dentro de lo que cabe), les encantará este disco. Es, en casi todos los aspectos, difícil decir cosas negativas de él. El problema es que las muy positivas también prefiero dejárselas a otros. Será cosa mía.

Os recordamos cómo fue la última visita de REVOCATION a España en diciembre del año pasado.


 

Discográfica: Metal Blade Records

Más información sobre REVOCATION en su página de Facebook.

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here