REX DEVS – Nosce Te Ipsum

0

En Soria hace mucho frío (mucho) pero Soria no es Noruega, Suecia o Finlandia. Ni siquiera Centroeuropa. Y no pretendo hacer un chascarrillo fácil sino señalar lo seriamente difícil que es hacer camino en determinados puntos de la geografía de la ya de por sí difícil escena española. Y más cuando se eligen rutas escarpadas y no sendas fáciles. Y más cuando se usa un calzado de moda hace una década y ahora en cierto desuso. Seguir adelante y seguir creciendo implica tesón, trabajo y personalidad. Hacerlo a través de tres discos, todos editados por sus propios medios, también. En ese sentido, respeto y aplauso para REX DEVS.

De “Zodiaco” a “Ser de Seres” y de ahí, todo en cinco años, a “Nosce Te Ipsum”, ahora en formato cuarteto y con menos miembros. REX DEVS, inasequible al desaliento de forma probada, trabaja y piensa para mejorar y crecer. Y merece recoger frutos. Veremos, aunque estoy seguro de que aún queda ahí fuera (¿hola…?) un puñado de aficionados al Black Melódico, Sinfónico y bombástico (muy melódico, muy sinfónico y notablemente bombástico). Oídos que apreciarán sin duda lo conseguido en “Nosce Te Ipsum”, cuidado en los detalles de imagen (artwork, página web…) y en los de sonido: grabación en los Sadman de Madrid, masterización en Finnvox, con el infaltable Mika Jussila.

Bien por REX DEVS porque se ha preocupado por poner medios y no excusas y porque ha trabajado para facturar un disco complejo y en buena medida personal. En lo musical y esencialmente en lo lírico: “Nosce Te Ipsum” -conócete a ti mismo, inscripción del templo de Apolo- es la guía referencial de unas canciones basadas en el lado espiritual del hombre y en el hombre como medida del universo, historias de nacimiento y crecimiento, de descubrimiento, a veces francamente poéticas y estéticas y otras algo forzadas. Sucede también con la música: por pura propuesta, REX DEVS se mueve en lo tocante con lo pretencioso, casi con lo ridículo, pero sale airoso sin caer en esos vicios a pesar del exceso de pompa musical y brillantina lírica.

La posición de partida es clara: Black Metal Sinfónico, espiritual, orquestal y nada maligno, que busca en los mejores tiempos de CRADLE OF FILTH, DIMMU BORGIR, HECATE ENTHRONED y similares pero crea un sonido expansivo y propio que bebe especialmente de COF pero acaba en un lugar casi más cercano al Metal Clásico que al Metal Extremo a pesar del maquillaje de la voces y las atmósferas. Y esto no en absoluto negativo toda vez que una de las virtudes del disco es su capacidad para trabajar composiciones largas y bien elaboradas, en las que hay sitio para los capítulos más teatrales, barrocos y recargados pero también, y esto es síntoma de madurez, para piezas más básicas, que respiran con estructuras más ligeras y reconocibles. Hay buenas canciones, hay momentos oscuros y otros poéticos y ahí sobre todo pasajes pletóricos en los que REX DEVS apunta directamente a la cima de su estilo: melodías de teclado bien dirigidas, ambientes épicos y cristalinos, excelentes juegos entre las voces de Kike y Kisa.

Vertebrado siempre en torno al mensaje lírico, “Nosce Te Ipsum” navega entre canciones épicas y delicadas narraciones, un frágil ecosistema que no será del gusto de todos pero que define la personalidad de este grupo, capaz de dejar para la parte central del disco un cuento musicado (“El Cuento De Las Arenas”) o una pieza frágil, bella y quebradiza, como “El Miedo Es La Pequeña Muerte Que Conduce A La Destrucción”. Mejor la segunda que la primera, son guiños que fundamentan esta propuesta y que mezclan bien con canciones de verdadero nivel como “Las Dos Fuentes” o las pletóricas “Nuevos Designios” y “El Nuevo Designio”. En sus mejores momentos, este disco es expresivo, poético y majestuoso, lírico y melódico con un matiz operístico y un aura gótica que le hace muy bien y en la que bien haría REX DEVS en profundizar. Buenas ideas, buena interpretación vocal y buen nivel instrumental, sólido y sin exhibiciones gratuitas.

Lo peor para REX DEVS es que este disco es bueno pero no definitivo. Lo mejor, que tiene en su mano los instrumentos necesarios para el crecimiento. La voz de Kisa es más que notable en unos registros pero poco convincente en otros (los que acomete de forma más forzada) y en general hay un exceso de letra y concepto que no siempre sienta bien y que a veces resulta recargado y forzado. Algo más de concreción y algo más de espacio ayudaría a una música de resultado fino y limpio pero a la que, cuestión de gustos, le iría bien algo más de rugosidad y de energía en las guitarras, un grado de cocción diferente a ese toque final que es el habitual y estereotipado, para lo bueno y lo malo, de Mika Jussila.

“Nosce Te Ipsum” tiene pocas vías de agua e incluso apunta a matrícula de honor en sus mejores momentos. Buenas noticias para REX DEVS, un grupo profundo en concepto, valiente en propuesta, perfeccionista y trabajador (o eso parece, desde luego). Es un buen disco, que le desmarca de las sendas más seguidas en la actualidad y define a un grupo particular en la actual escena española, siempre con más cantidad y calidad que reconocimiento. Buen disco y buen grupo, propuesta atractiva e interesante y algunas cosas todavía por pulir para dar el paso que puede ser realmente definitivo. REX DEVS, al menos eso emana de “Nosce Te Ipsum”, está en el buen camino.

 

Juanma Rubio

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here