K. K. Downing habla sobre la rivalidad entre JUDAS PRIEST y IRON MAIDEN en los 80

0
K.K. Downing

El exguitarrista de JUDAS PRIEST K.K. Downing, que ha publicado sus memorias “Heavy Duty: Days And Nights In Judas Priest”, ha hablado sobre la rivalidad entre PRIEST y IRON MAIDEN cuando las bandas giraron juntas a principios de la década de los 80:

“Acabamos de sacar el disco ‘British Steel’ en Inglaterra, y estábamos saliendo de gira [a principios de 1980 con IRON MAIDEN]. Luego, lo siguiente que sé, lo leí en un periódico, en el que IRON MAIDEN dijo algo así como ‘Sí, vamos a reventarles las pelotas a PRIEST’, o algo por el estilo. Y dije ¿qué demonios es esta mierda? Todavía estábamos en el estudio de grabación, y pregunté: ‘¿quiénes son estos tipos? ¿Por qué deberíamos tenerlos en la gira si crean este tipo de ambiente antes de que incluso nos conozcamos, y antes de hacer un show juntos? Deshagámonos de ellos y busquemos a alguien que realmente aprecie tocar con nosotros’. En cualquier caso, todos hablaron sobre seguir con ellos y yo dije: ‘Bueno, bien’, por ser democrático’.

Después, en los ensayos en algún recinto en Londres, este grupo de chicos entró y se sentó frente a mí. ‘¿Quiénes son esos tipos de ahí?’ [Risas] Y me contestaron, ‘Oh, esa es la banda telonera’. Y yo dije: ‘Bueno, ¿quién demonios les ha invitado a nuestro ensayo?’ Estaba pensando en lo que leí en el periódico. ‘Ve y diles que no fueron invitados y que tienen que irse’. No vi ninguna invitación, nadie me dijo que iban a entrar, cuando estás tratando de tocar canciones y todo lo demás”.

Otra gira de JUDAS PRIEST y IRON MAIDEN

“De todos modos, fuimos de gira, y no hicieron reventar las pelotas a JUDAS PRIEST. Estábamos bastante bien establecidos en ese momento, y esos muchachos acababan de incorporarse a filas. Alguien comentó, ‘Oh, IRON MAIDEN va a abrir para ti en su primera gira por Estados Unidos [en 1981]’. Y respondí: ‘¡Oh, no! Otra vez no. ¿Podemos no llevar a estos tipos en el tour?’ Pero salieron a la carretera, y lo hicieron, por razones diferentes, y la cosa se puso un poco fea. Paul Di’Anno, [excantante de IRON MAIDEN], muchos años después, aproximadamente en 1995, dijo: ‘Oye, KK, lamentamos esas declaraciones en el periódico’. Y eso es todo lo que necesitas”.

“Los chicos de IRON MAIDEN eran un poco delincuentes pero al menos tenían pelotas”

“Pero, en cualquier caso, todo es agua debajo del puente. Esos tipos eran jóvenes, querían subir de rango, eran un poco delincuentes, pero al menos tenían pelotas, seguían adelante, sabían lo que querían hacer”.

Di’Anno afirmó en su autobiografía que él fue la razón principal por la que hubo sentimientos de rivalidad entre MAIDEN y PRIEST durante los primeros años de la década de 1980, algo negado posteriormente por Downing a la revista Rock Hard en 2003:

“Paul se disculpó personalmente conmigo, qué gran gesto. Pero él no fue la razón principal de la rivalidad. Cuando salió ‘British Steel’, PRIEST era la banda más grande y MAIDEN era la banda telonera. Dijeron que nos sacarían del escenario sin ningún problema. Pensé que su comportamiento no era muy bueno. Me hubiera encantado enviarlos de vuelta a casa para que nos trajeran a otra banda, una que hubiera apreciado la oportunidad. Pero nos dijeron que no lo hiciéramos porque habría parecido que les teníamos miedo. Así que seguimos adelante… pero eran muy arrogantes.

Recuerdo el ensayo principal antes de la gira, cuando había algunos tipos en la habitación que no decían una palabra y observaban todo lo que hacíamos, cada paso que dábamos y cada movimiento de las luces del escenario. No estaba muy contento y le pedí al técnico de guitarra que les dijera a los muchachos que abandonasen el lugar. No me malinterpretes: No soy tan bueno como para no tocar frente a la banda telonera, pero podrían haber preguntado, al menos, si podían asistir al ensayo. Fuimos de gira y no nos sacaron del escenario, por supuesto. Vi muchos de los shows de MAIDEN, pero la reacción de la audiencia no fue muy explosiva, porque los fans nos esperaban a nosotros.

De acuerdo, MAIDEN se convirtió en una de las bandas más grandes de la escena del Metal, y estoy orgulloso de ellos. Cometimos un gran error al centrarnos más en los Estados Unidos que en Europa después de lanzar ‘British Steel’, perdimos mucha atención en casa. En EE.UU. éramos bastante grandes, y MAIDEN nos pidió tocar con nosotros en nuestra gira por los EE.UU. Dijimos que sí, y la misma vieja historia sucedió de nuevo. Tenía mucho que ver con la rivalidad y los celos”.

Recientemente, K.K. Downing vendió sus derechos sobre el catálogo de JUDAS PRIEST.

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here