RWAKE – Rest

0

Tras casi 5 años de espera llega el último lanzamiento del ahora quinteto sureño RWAKE. Como un cruce entre Black Metal abrasivo (sonido), la demencia de TODAY IS THE DAY (y sus cambios imposibles. No en vano su primer disco lo produjo Steve Austin, aunque nunca ha sido publicado), y el Sludge de IRON MONKEY, RWAKE (llamado en sus comienzos WAKE), lleva atronando al mundo casi 15 años. Desde sus comienzos como cuarteto instrumental mucho ha llovido. Pero ha llegado el momento de dejar claro el nivel de esta banda. Llega el momento de “Rest”.

Desde Arkansas, y bajo el siempre sólido sello Relapse, las canciones de este intenso disco golpean bajo el cinturón con riffs gruesos, pantanosos y llenos de alquitrán con una imaginación incansable. Seis canciones de las cuales dos son intro y entremés, atacan la mente del oyente con infinitos cambios, aullidos masculinos y femeninos más allá del infierno y una instrumentación con matices infinitos dentro de su brutalidad y densidad.

Tras el puro ejemplo de anarquía de estilos que es “It Was Beautiful, Now It’s Sour” (donde el Sludge más grueso y los cambios constantes se encuentran) con doce minutazos de duración llegamos a uno de los temas destacados de este discazo. Se trata de “An Invisible Thread”, un tema que navega con perfección entre los sonidos más apocalípticos marca de la casa, las estructuras alá MASTODON y la locura de un Steve Austin (líder de TODAY IS THE DAY) totalmente aberrado. Por supuesto todo bien regado de ácido bien corrosivo proveniente del Sur más sucio y pantanoso posible. Hostil, inquietante, pero con una intensa sensación atrayente de atmósferas  en las que las películas de terror de la Hammer habrían encontrado bandas sonoras para dar y regalar (sin ir más lejos, el comienzo de “The Culling” pone los pelos de punta).

Con una formación bastante estable y fantasmal para este tipo de bandas tan cafres -C.T. – (Voces), Gravy (guitarras), Kiffin (guitarras, el miembro más reciente), Reid Raley (bajo), Jeff Morgan (batería), B. (moog, voces, samples)-, es curioso lo difícil que es encasillar estilísticamente a esta banda. Sludge, atmósferas de Black Metal, momentos Progresivos, ambiente Doom, cualquier estilo extremo puede alimentar el sonido de esta banda.

Música muy difícil, por tanto, pero cuya recompensa una vez digerida es infinitamente mayor que la de la mayoría de bandas de Metal de hoy en día. A todas luces un ejercicio de paciencia, pero sin duda este “Rest” de los de Little Rock, merece la pena de principio a fin. Como ejemplo se recomienda escuchar la canción de “The Culling” con paciencia y oídos bien abiertos para ver como el agujero negro de su música absorbe la atención y devuelve sólo el esqueleto con sus constantes cambios y progresivo aumento de intensidad y brutalidad inmisericorde (con unos punteos finales sorprendentes y melódicos que dejan definitivamente al oyente totalmente descolocado). Un señor disco, de los que van creciendo a medida que se escucha.

 

Pedro Blackearth

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here