SABATON demuestra en Madrid por qué es una de las bandas del momento

0
Sabaton Concierto en Madrid

Crónica de los conciertos de SABATON, APOCALYPTICA y AMARANTHE en Madrid - 5 de febrero de 2020 (Palacio Vistalegre)

La del pasado miércoles en Madrid fue una de esas noches inolvidables en las que nadie reconocerá haber estado. ¿Por qué digo esto? Pues porque sobre un mismo escenario se juntaron tres bandas de esas que están cambiando, mal que les pese a muchos, el paradigma del Metal en este siglo XXI. Grupos que atraen tanto a nuevos como a viejos seguidores, y que van creciendo exponencialmente, como antaño hicieran los clásicos IRON MAIDEN, JUDAS PRIEST o MANOWAR. Ni mejores ni peores, simplemente distintos y, por supuesto, dejándose la piel encima del escenario y ofreciendo un show de matrícula de honor. Una actuación de esas que hacen disfrutar a todo el mundo (y así se pudo comprobar en el Palacio Vistalegre) pero en el que los más puristas negarán haber estado y disfrutado. Por supuesto, estoy hablando del concierto de SABATON, APOCALYPTICA y AMARANTHE.

Ante un espacio para pista más pequeño de lo habitual (la ocasión lo merecía dado el gran escenario que llevaban los suecos), y poco menos de un cuarto de grada abierta frente al escenario, se iba a presentar una de esas giras memorables, con tres bandas en plena forma que desplegaron un sonido demoledor. No me extraña que pista estuviera agotada desde hace tiempo y que la grada tuviera una muy buena entrada.

Pero no adelantemos acontecimientos. Vayamos paso a paso destacando cada uno de los conciertos, la magnificencia con la que se desarrollaron, la comunión perfecta que hubo con el respetable y la puntualidad con la que fluyó todo el evento.

AMARANTHE

Elize Ryd

Con la intro de su nuevo disco, “Helix”, los suecos aparecieron sobre el escenario uno a uno para desplegar toda su potencia en escena a ritmo de “Maximize”, que sonó directa y sin fisuras. Para la ocasión la siempre perfecta Elize Ryd había escogido un corpiño negro con pantalones cortos, que cubrió con una capa en esta primera aparición. Sus compañeros de escena iban desde luego mucho más sobrios, pero destacaron igualmente.

Amaranthe Concierto en Madrid

Sin descanso llegaron “Digital World”, “Hunger” y bajaron un poco el ritmo con “Amaranthine”, para cuya interpretación Nils Molin pidió al público que encendiese las linternas de los móviles. De seguido llegó “GG6”, en la que Henrik Englund a las guturales y Elize Ryd representaron sus papeles cual Pimpinela, para dar paso a “Helix”, “That Song” (donde metieron levemente algunos acordes del “We Will Rock You” de QUEEN), y ya, la traca final que vino acompañada de “Call Out My Name”, “The Nexus” y, cómo no, “Drop Dead Cynical”, con la que todo el mundo empezó a saltar.

Amaranthe Madrid

AMARANTHE sorprendió, y mucho. A la energía e ímpetu que ya de por sí gasta hay que añadir el sonidazo del que gozó (en serio, y aunque me repita, impresionante desde el primer minuto), y el espectáculo que montó, con los focos alternándose y moviéndose de acá para allá y con tres cañones de humo en la plataforma central. Asimismo, hemos de destacar la gran labor de Nils Molin a las voces limpias, suponiendo un complemento perfecto para Elize y llegando a unos tonos altísimos.

Elize Ryd Amaranthe
Amaranthe Concierto en Madrid

Que sí, que algunos de los efectos estaban lanzados, y que quizás en esta ocasión Elize estaba más estática de lo que es habitual en ella (imposible olvidar esos movimientos de zumba en su última actuación en el Leyendas del Rock), pero desde luego consiguieron dar comienzo a la velada de forma directa, intensa, y levantando al público de su asiento.

APOCALYPTICA

Apocalyptica Madrid

Tras el correspondiente cambio de backline y de escenografía, llegó el turno de los finlandeses APOCALYPTICA. Mucho más sobrios que sus predecesores, su espectáculo consistió en la proyección de imágenes sobre un telón de fondo en blanco, y un juego de luces acorde con la música que interpretaban, tanto solos como acompañados.

Apocalyptica Concierto en Madrid

Aunque su nuevo disco "Cell-0" está recién lanzado al mercado, fueron conscientes de su calidad de teloneros, y no abusaron de temas del nuevo álbum, del que solo cayeron “Ashes Of The Modern World” y “En Route To Mayhem”. Luego ya decidieron tirar de clásicos como “Path” y “Grace”, y se hicieron acompañar en el escenario por Elize Ryd (ataviada con un liviano, sedoso y amplio vestido negro) para interpretar el clásico de RAMMSTEIN “Seeman” y “I Don’t Care”. Para el final se metieron al público en el bolsillo con “Seek & Destroy”, “Hall Of The Mountain King” y, cómo no, “Nothing Else Matters”.

Apocalyptica Concierto

De nuevo, el sonido fue perfecto, aunque en “I Don’t Care” uno de los altavoces no estuvo a la altura de las circunstancias. No obstante, fue solo un momento, porque el resto del tiempo todo fluyó a la perfección. Especialmente destacable fue la combinación de cellos con la voz de Elize en “Seeman”. No hay palabras para describirlo, de verdad… fue de una sutileza, y ella desplegó un chorro de voz que dejó clavados en el asiento a todos los asistentes.

Apocalyptica Madrid

Además, el buen ambiente entre Eicca, Perttu (situados al frente del escenario), Paavo (un poco más al fondo) y Mikko (a la batería y en la esquina izquierda), se aprecia y se traslada al público, que acabó totalmente entregado en la recta final del concierto. Los chascarrillos entre ellos se suceden (esta vez la broma sobre la edad de Paavo fue lo más destacado), y se aprecia cómo cada uno tiene sus momentos de solos sin solaparse ni pisarse. Para mayor añadido, logran crear un ambiente en la sala, festival o recinto en el que tocan que es sin duda mágico… no hace falta verles, solamente dejarse llevar y sentir todo eso que nos quieren contar con su música.

Apocalyptica Concierto en Madrid

Ya lo hemos comprobado en otras ocasiones, como en su gira “Apocalyptica Plays Metallica” o el año pasado en el Leyendas del Rock, pero ayer se confirmó que APOCALYPTICA es un valor seguro en directo.

SABATON

¿Qué se puede decir de los suecos sin que ochenta millones de voces al unísono comiencen a criticarlos? Odiados y amados a partes iguales (casi) desde luego logran no dejar indiferente a nadie. Y ellos siguen en la brecha, trabajando, haciendo nuevas propuestas y logrando colaboraciones que siempre resultan efectivas. Todo ese esfuerzo sin duda alguna se ve recompensado cuando suben al escenario y dan un show como el que el pasado miércoles vivimos en el Palacio Vistalegre.

Sabaton Concierto

Esta vez, para la presentación de su último disco, "The Great War", los suecos se hicieron acompañar de un montaje impresionante. Unas trincheras con unas alambradas de espino conformaban el límite frontal del escenario. A los lados, dos telas, y de frente, a la izquierda, unas escaleras que daban acceso a dos plataformas situadas a dos alturas distintas, y coronando las letras de "The Great War" de tamaño gigante. A la derecha, cómo no, la ya clásica batería subida en el tanque.

En esta ocasión emplearon además más fuego y pirotecnia que de costumbre, y llevaron a cabo una interpretación mucho más teatralizada y con mucho más atrezzo en cada uno de los temas. Por si esto fuera poco, durante cinco canciones contaron con los finlandeses APOCALYPTICA, convirtiendo el escenario en una gran fiesta.

Sabaton Concierto en Madrid

Pero hagamos como Jack el Destripador, vayamos por partes. Nuevamente con la puntualidad inglesa que caracterizó todo el evento, a las 21:20, quizás un poquito antes, las luces se apagaron y comenzó a sonar la versión instrumental de “In Flanders Fields”, a la que siguió la Intro de “Ghost Division” y tras la cual el telón con las letras de SABATON que tapaba el escenario se vino abajo y permitió, con el citado tema, ver el despliegue de medios con los que iba a contar el show. Esos petardos iniciales sorprendieron a todos.

Sabaton Madrid

A continuación le llegó el turno a “Great War”, en la que el fuego bailó a ritmo de la música, y de seguido llegó “The Attack Of The Dead Men”, que vino precedida por la introducción de la “Versión Historia” del álbum y para la que Joakim Broden se vistió con traje verde y máscara de gas, portando un lanzallamas (aunque lo único que echaba era humo). Todo ello como homenaje a la historia que cuenta el tema.

Joakim Broden

Tras el correspondiente saludo y una vez dadas las gracias por acudir tan en masa un miércoles, llegó el homenaje a Lawrence de Arabia con “Seven Pillars Of Wisdom”. Le siguió el audio de “Diary Of An Unknown Soldier” con imágenes de guerra proyectadas en la pantalla de fondo, que precedió a “The Lost Battalion”, “The Red Baron” (para la cual se hicieron acompañar de un órgano Hammond con la forma de un avión), “The Last Stand” (uno de los momentos épicos de la noche sin duda alguna), “82th All The Way” y “Night Witches” (precedida de luces y sonido de armas de guerra y aviones, petardos, fuego… y un bazooka que Joakim disparó contra la batería y que puso fin al tema).

SABATON y APOCALYPTICA sobre el escenario

Tras esta intensidad tan extrema llegó el momento de… ¿descansar? Ni de broma. Solamente llegó el momento de colaborar con APOCALYPTICA encima del escenario, situándose los finlandeses en la segunda altura… aunque poco estuvieron en esa posición, pues se movieron por todo el escenario, “enfrentándose” con los miembros de SABATON e incluso llegando a tocar el cello desde el suelo… una ida de olla y un disfrute sin igual. Con esta actitud y este desenfreno cayeron los cortes “Angels Calling”, “Fields Of Verdun” (simplemente perfecta), “The Price Of A Mile” (para la que apareció Mikko con un tambor), “The Lion From The North” (de nuevo épica en estado puro) y “Carolus Rex” (de nuevo con Mikko en escena).

Sabaton con Apocalyptica Concierto en Madrid
Sabaton con Apocalyptica

Para la traca final se dejaron, tras la Intro de “WWII”, la clásica y siempre coreada “Primo Victoria”, “Bismarck”, “Swedish Pagans” y “To Hell And Back”, con la que cerraron un concierto lleno de batallas, victorias, épica, fuego, destrucción y, sobre todo, espectáculo.

Sabaton Concierto

SABATON llegó para dar un señor concierto y vaya si lo consiguió. Aunque en un inicio (solo en “Ghost Division”) las guitarras llegaron a comerse ligeramente la voz de Joakim, enseguida se solucionó y pudimos disfrutar de un buen sonido. SABATON no deja tampoco nada a la improvisación, y absolutamente todo está medido, dando el protagonismo justo a cada uno de sus miembros, y desplegando pirotecnia y diversos elementos en el momento preciso. Sin abusar, pero tampoco quedarse escasos. Además, Joakim estuvo chistoso pero tampoco en abundancia, e igualmente no tiraron demasiado del recurso de “dejo cantar al público y alargo el concierto lo que me da la gana”, lo que se agradeció.

Sabaton Madrid

SABATON podrá gustar más o menos, pero sin duda alguna su tesón es impresionante, y cómo trabaja no solo los temas, sino también la puesta en escena e incluso la interpretación, es desde luego impagable y de agradecer. Solo quien ha estado detrás de un escenario sabe el trabajo que lleva montar una obra, y no digamos un concierto. Y, señores, los suecos serán lo que sean, pero el derecho de ser unos currantes, de seguir ofreciendo material nuevo, de seguir trabajándose el contenido de sus discos y de seguir haciendo música nadie se lo puede ni se lo debe negar, y eso es algo de lo que muchos detractores y puristas se olvidan. Algunos de ellos, no olvidemos, también estaban en la pista o en la grada, viéndoles y saltando como locos con el “Primo Victoria”.

Sea como fuere, y le pese a quien le pese, SABATON vino, vio y venció.


Fotos de Michelle Mateos

Os recordamos nuestras entrevistas a Pär Sundström de SABATON, Paavo Lötjönen de APOCALYPTICA y Olof Mörck de AMARANTHE.

Más sobre SABATON en su Facebook.

Facebook de APOCALYPTICA.

Facebook de AMARANTHE.

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here