SCANNER - The Judgement

0

Los múltiples cambios de formación en SCANNER forzaron a Axel Julius, líder del grupo alemán, prácticamente a hibernar el grupo de un modo prolongado, con esporádicas salidas al mundo exterior, pequeños pulsos de vida que permitían albergar la esperanza de nuevo material. Ese periodo de latencia parece romperse de manera definitiva con "The Judgement", y de qué forma.

La situación de la banda en los años 90 no era sencilla, detenerse era necesario en aquel momento, no se lo vamos a reprochar. Aquello tenía que ser para volverse loco. Vocalista va, vocalista viene... y eso sin mencionar lo que supuso "Scantropolis", con una chica de por medio y un giro estilístico que no convenció a nadie... todo ello pasó factura durante muchos años a los de Gelsenkirchen. Era preciso reorientarse entre la niebla del desaliento, pero costó demasiado tiempo. Defenestrados, relegados a ser un breve y glorioso capítulo del Power Metal germano, SCANNER entonces no pudo ser más que una banda de culto que a algunos se nos reveló mucho después casi por arte de magia.

Ese estatus de culto (que aún mantendrá a día de hoy, incluso en plena actividad) tenía que refrendarse de algún modo con este nuevo álbum, no podía ser un paso en falso y debía contentar a los fieles. Las expectativas estaban muy altas, pero nada más sonar la intro y los primeros segundos de "F.T.B." (típico título en clave de SCANNER, Fuck The Bastards para concretar...) sabes que su regreso discográfico ha merecido la pena, la nave vuelve a cruzar el cosmos. Sí, han sido casi 20 años desde su último gran hito, pero ahora me parece que solo ha sido un suspiro, supongo que por ese aliento de pura energía, insuflado por una vieja fuerza del Heavy Metal que renace.

Una cosa está clara, y es que no diría que se trata una obra perfectamente continuista. El planteamiento respecto a sus cuatro primeros discos es más duro, un enfoque más aguerrido y, por qué no decirlo, cargado de un halo de oscuridad en varios de sus temas. Hubiera faltado ahondar un poco más en la melodía y ritmos alegres para poder decir que se sigue exactamente la misma línea perdida ya en la década de los 90. En cambio, se ha optado por dar un golpe encima de la mesa, hacer ruido y decir "¡estamos de vuelta!". Así, por momentos, resulta más un disco de Speed Metal que de Power Metal en determinadas canciones. Esa sería la principal diferencia que encuentro respecto a esos míticos primeros trabajos, ha salido una grabación más potente pero con algo menos de chispa.

Lo que también es evidente, incluso con ese extra de aspereza, es que SCANNER ha fraguado un puñado de himnos que van a ir de cabeza a sus sets en vivo. El propio "F.T.B.", una de las mejores canciones de Heavy Metal que he escuchado en mucho tiempo, o el tremendo estribillo que se han clavado en "Warlord", otro tema insignia, dan muchísimo juego. No paro de recrearme a todas horas, se han fundido en mi cortex cerebral (cual ciberimplante a lo "Hypertrace") y eso solo puede significar cosas buenas.

Entre los primeros temas del álbum también están "Nevermore", más caña salpicada de interesantes melodías vocales a cargo de Efthimios Ioannidis. El griego tendrá que enseñar sobre el escenario, después de algún apreciable destrozo que pudimos vivir en el Vaques Fest de hace unos años, que es capaz de sacar el mismo rendimiento en directo que en estudio, impecable en esta canción. Ahora mismo lo tengo en duda, pero muy pronto lo sabremos gracias al festival del club Pounding Metal.

También en la primera mitad del álbum tenemos "Eutopia", a ritmo de medio tiempo contundente, con un trabajo de la guitarra solista de gran calidad, con unos punteos tremendos y un coro femenino que enriquece el resultado final. Efthimios no se guarda ni una gota de agudos aquí. Le sigue "The Judgement", canción de la que se ha realizado un videoclip y que ha bautizado a la obra, con un microcompendio de curiosos riffs que son un puro guiño al sonido más primigenio de SCANNER, refrendado además en los coros y melodías.

La segunda mitad del álbum no tiene nada de relleno, como bien atestigua "Battle Of Poseidon", un tema hímnico para cantar puño en alto, dramático y que transmite rabia contenida en sus guitarras rítmicas. En realidad esta es la primera canción que se presentó en directo del álbum, ya que los alemanes la venían tocando en vivo desde hace unos años (Vaques Fest, por ejemplo) y después de escucharla a fondo una y otra vez está más justificado que fuera la presentación de lo que estaba por venir. "Pirates" sigue esa tónica marítima y también tiene su peso en el álbum. Es pegadiza y está cargada de los típicos gritos onomatopéyicos tradicionales de los piratas, que colman los estribillos, generando así un interesante ambiente de escaramuza naval.

Hacia el final tenemos "Known Better", el tema más pesado y oscuro de todo el álbum, tanto en el sonido como en su desesperanzada letra. Como ya he dicho, SCANNER parece haber exprimido su lado más sombrío hasta la fecha justo en "The Judgement". Todo acaba con otra pieza fundamental del disco, "The Race", un trallazo muy agresivo sobre la competitividad en la vida, solo dulcificado por un emotivo y épico estribillo que no me quito de la cabeza, y el cierre definitivo "The Legionary", donde una lejana influencia de IRON MAIDEN se percibe en alguna de las complejas estructuras planteadas en el tema.

Por ponerle una mínima pega a esta bendita nueva obra de SCANNER, diría que la producción podría haber dado más brillo y espacio diferenciado a las guitarras rítmicas y batería, demasiado montadas entre sí. También podría defender este factor como un punto a favor, porque un sonido más moderno y desnaturalizado habría restado esencia al maravilloso resultado global.

Sin duda lo mejor de "The Judgement" es que respira como aquellos discos que resisten bien el paso del tiempo, porque evoluciona al ritmo adecuado a cada escucha, te va pidiendo que lo pongas una y otra vez hasta que llegas a la conclusión definitiva: el mito está vivo. Se intuía discazo del copón santo y finalmente, tras años de sufrimiento, esto se ha convertido en una realidad evidente. Bravo por SCANNER, por regalarnos un pedacito de nostalgia y recordarnos tiempos pasados mirando a un futuro prometedor.

 

Carlos Herrero

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here