Ralf Scheepers lanza su primer álbum en solitario bajo el nombre de SCHEEPERS, un trabajo donde no se puede decir que rompa con lo que viene haciendo PRIMAL FEAR de una manera traumática. De hecho, es bastante continuista. No sé qué se le ha pasado por la cabeza para grabar este “Scheepers” en vez de centrarse cantando y componiendo para el grupo que le ha dado de comer y le ha garantizado buena parte de su reconocimiento personal (con todos los respetos para TYRAN PACE y GAMMA RAY).

Para mí es un esfuerzo un tanto fútil, porque si hubiera tirado por hacer música en un campo dentro del Metal menos previsible, podría tener más lógica y mayor interés para los seguidores de su privilegiada voz. Me recuerda en ese sentido al buen álbum que grabó Joacim Cans al margen de HAMMERFALL. Así, estas canciones que forman su debut podrían ser firmadas por su banda principal a día de hoy perfectamente, así que grabarlas bajo el nombre de SCHEEPERS supone pocos cambios.

Todo este discurso no supone que sea un álbum vacío. En la primera mitad del disco se concentra la mayoría de las canciones que más se asemejan a lo que ha estado haciendo con Mat Sinner (no en vano, Mat y el resto de integrantes de PRIMAL FEAR han colaborado en la grabación), con Heavy Metal pesado y afilado, quizá con menor velocidad y más medios tiempos, aunque de esto también ha sabido hacer anteriormente con sus compañeros en múltiples ocasiones. De los primeros temas, me quedaría con “Remission Of Sin”, un ataque frontal y directo, y por otro lado “Doomsday”, canción que se desarrolla con una estructura más compleja.

Es a partir de “Saints Of The Rock”, un tema desenfadado que presenta cierto regusto a lo que fue GAMMA RAY en los primeros discos (algo de agradecer) cuando aparece el material algo más novedoso. Quisiera subrayar también las tres baladas “The Pain Of The Accused”, “Compassion” y la versión de JUDAS PRIEST “Before The Dawn”, que han quedado realmente bien. En esta segunda mitad también destacaría el trallazo “Play With The Fire”, una de las mejores canciones de esta ópera prima, aunque de nuevo peca de seguir el camino de la banda madre.

Si no te has cansado de lo que viene haciendo Ralf Scheepers en los últimos años, aquí hay más canciones para mantenerte entretenido y de un nivel no inferior. Los que siempre hemos disfrutado de su estilo vocal, con SCHEEPERS nos podemos saciar a lo bestia por una temporada. Si estás en cambio quemado de ese material, recomiendo que pases por alto este lanzamiento.

Carlos Herrero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here