SHAKRA - Powerplay

0

"Powerplay" es el nuevo trabajo de los suizos SHAKRA, un disco que sirve para afianzar y dejar bien atados un par de asuntos: por un lado, el sonido grueso y potente que el quinteto viene desarrollando en sus últimos compactos, algo alejado de la concepción más melódica que tenían en sus inicios, y, por otro, el vocalista de origen indio John Prakesh, que ya demostró su buen hacer en “Back On Track”, anterior álbum de la banda, justo en el cual entró el susodicho.

Como comentaba, SHAKRA vuelve a ahondar con este nuevo trabajo en una versión mucho más guitarrera de su sonido, demasiado quizás. Y es que creo firmemente que una afinación tan grave de guitarras, tratándose de un grupo de Hard Rock, termina perjudicando un poco el resultado final, haciendo que la obra, en su conjunto, acabe resultando algo redundante. En principio, la versión metalizada de GOTTHARD, que es lo que se podría decir que son los actuales SHAKRA, funcionó bien en “Back On Track”, pero en esta ocasión llega a saturar y queda la sensación de que la mayoría de las canciones son las sobrantes o caras B de ese anterior disco.

SHAKRA, sin haber sido nunca la quintaesencia del género, posee algunas buenas herramientas para construir buenas canciones. En plena actualidad, les podría valer y sobrar con contar en sus filas con el anteriormente citado John Pakresh como vocalista, el cual recuerda en su rasgado de voz y en el modo en que encara las canciones al fallecido Steve Lee, el que fuera vocalista de GOTTHARD. Pero, en este mundillo, no todo es una buena voz y SHAKRA se encuentra algo lejos del nivel de creatividad y capacidad de producción de sus compatriotas suizos a día de hoy.

Todo esto no quiere decir que este sea un mal trabajo, pero tampoco bueno. Quizá algo inferior y menos inspirado y lúcido que su predecesor, y es que el modelo de temas que contiene, tan estandarizados y exentos de cualquier tipo de efecto sorpresa, hacen que el compacto se pase por nuestros oídos sin lograr captar nuestra atención de verdad.

En “Powerplay” falta un buen single eficaz y con pegada, tres o cuatro piezas que asomen la cabeza con fuerza por encima del resto y, en general, algo de frescura, ya que el citado larga duración peca de tener un sonido demasiado recargado y empalagoso, el cual traslada a la banda por instantes al terreno de formaciones como DISTURBED o GODSMACK, desubicando el concepto más clásico en el que la banda creció y se movió hasta hace bien poquito.

Sin llegar a ser molesto, “Powerplay” está más lejos que cerca de ser un buen trabajo de Hard Rock, con lo que, con el tiempo, será carne de caer en el más absoluto olvido.


Jorge Osoro

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here