SINBREED - Shadows

0

Cuando en 2010 SINBREED debutó con el fantástico “When Worlds Collide” me sorprendió la poca repercusión que tuvo el disco, más allá de los corrillos ultrafanáticos de cualquier cosa que huela a Metal alemán, donde la acogida si fue entusiasta, y sobre todo teniendo en cuenta que a las baquetas estaba el batería de BLIND GUARDIAN, Frederick Ehmke.

Durante  2012 se anuncia que se incorpora a la formación de forma definitiva Marcus Siepen, guitarrista fundador de los bardos alemanes, y la noticia pasa por los medios de comunicación especializados como quien ve llover.

Si éste “Shadows” recibe la misma indiferencia que ha recibido el grupo desde sus inicios, yo me borro de la militancia metálica porque la situación ya sería injustificable. Y es que “Shadows” recoge el testigo que cuatro años después le cede “When Worlds Collide” no sólo manteniendo sobradamente el tipo, si no que me atrevería a decir que incluso mejorándolo.

Intactas las señas de identidad de la banda, esto es, la agresiva voz de Herbie Langhans y la mente creativa de Flo Laurin, se limitan a repetir patrones de aquello que mejor saben hacer, un Metal alemán aguerrido y a la vez melódico que no deja espacio a la innovación ni a la experimentación, totalmente innecesarias cuando las cosas se hacen bien.

Sí es cierto que los puntos fuertes de SINBREED son a la vez sus flaquezas, ya que la segunda mitad del disco es algo más floja que la primera, y dado que la repetición de esquemas es casi continua, cuando una canción baja algo el nivel la sensación de aburrimiento puede aparecer de manera más acelerada de lo normal, la voz pasa de ser potente a monótona y los riffs te empiezan a recordar a mil canciones escuchadas antes. Si a esto le sumamos que los solos de guitarra no son precisamente un dechado de técnica y virtuosismo, el disco camina peligrosamente en algunos tramos (muy puntuales) al borde del precipicio, pero no llega a caer en él nunca y rápidamente vuelve a la senda correcta.

Así, temas como el single “Bleed” o la magnífica “Call To Arms”, seguidas por “Shadows”, “Reborn” y “Leaving The Road” conforman un quinteto inicial ganador, entretenido y pegadizo que se ve algo desmerecido por los tres siguientes temas, para nada malos pero de calidad algo inferior. Gracias a que “London Moon”, la más “alejada”, con muchas comillas, de la propuesta habitual de SINBREED, y el corte final de estribillo cien por cien BLIND GUARDIAN, “Standig Tall”, retoman el nivel inicial, la sensación que queda al acabar la escucha del CD es positiva y las ganas de una nueva reproducción completa, enormes.

En definitiva, estamos ante un trabajo de puro Speed/Power alemán que no puede defraudar de ninguna manera a los seguidores del estilo, y un nuevo gran disco que anotar en la cuenta de éste año 2014 que ha empezado de manera inmejorable con grandísimos lanzamientos (VANISHING POINT, PERSUADER, STORMWARRIOR…). ¿Será el resurgir del Power Metal? si las vacas sagradas que editan disco este año y el que viene dan en la diana, me atrevería a decir que si, aunque muchos crucéis los dedos para que no suceda…

R. Caspárez

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here