SISTER SIN y TEARS OF MARTYR: Crónica del concierto en Madrid

0

Debido al éxito cosechado, al menos en Madrid, el pasado curso, la promotora Kivents volvía a repetir jugada el pasado domingo 19 de octubre, apostando por los suecos SISTER SIN. Mismo emplazamiento que la otra vez, sala We Rock, pero distintos teloneros que conformaban un cartel variado y atípico.

HARD BUDS

hard_buds_madrid_2014_1

Los encargados de abrir la velada fueron los gerundenses HARD BUDS, de cuya actuación, por desgracia, solo pude ver los dos últimos temas. Lo único que pude comprobar es que no habría mucha gente en el recinto a esas horas, unas treinta y pico personas a ojo, y que habrá que estar atentos a la banda catalana, que venían presentando su primer larga duración, “Play Or Die”, un disco, como pude apreciar levemente, que apuesta fuerte por el Hard Rock de corte más rocanrolero, directo, ese que irremediablemente nos recuerda a AC/DC y sucedáneos. En definitiva, lo poquito que vi sonó potente y me animó a seguir los pasos del cuarteto de Gerona.

hard_buds_madrid_2014_2

hard_buds_madrid_2014_3

TEARS OF MARTYR

Tan solo media hora después, a eso de las 21:00, hacían acto de presencia los canarios TEARS OF MARTYR, una banda que, a priori, no pegaba mucho con el estilo rudo y clasicorro de los cabezas de cartel y de los anteriores teloneros, pero que cuajaron una buena actuación que pareció contentar a un público que, con cuentagotas, iba tapando los huecos de la madrileña We Rock, aunque esta nunca llegase a llenarse ni de lejos.

tears_of_martyr_madrid_2014_1

El estilo que profesa la banda de Las Palmas es el del Metal Gótico de corte sinfónico con algunas pinceladas de Doom/Death Melódico, recordando enormemente a formaciones como EPICA y, en menor medida, a otras como CREMATORY. Desde los momentos iniciales del show, con temas como “Lost Boys”, “Fallen Hero”, “Of A Raven Born”, se apreció a la perfección la notoria calidad de sonido que disparaba la P.A. de la We Rock, sobresaliendo el impecable timbre de voz de la soprano Berenice, sin desmerecer las partes guturales vociferadas por el guitarrista y segunda voz Miguel Ángel.

tears_of_martyr_madrid_2014_2

He de reconocer que no soy un gran seguidor de este tipo de bandas y que tras un buen puñado de canciones pueden acabar saturándome. No fue el caso de TEARS OF MARTYR, un grupo con cierto empaque internacional del que, de no ser porque ya conocía previamente su procedencia, habría pensado que era de cualquier país europeo nórdico. Tanto la capacidad a la hora de escenificar de ambos vocalistas como el solvente sonido desplegado me introdujeron de lleno en el bolo del cuarteto. Por poner algún pega, diría que el atuendo de Berenice es mejorable y podría buscar algo más adecuado para la ocasión, y más cuando el género suele apoyarse mucho en la faceta visual e incluso teatral. A su vez, tampoco me gustó ver cómo los elementos orquestales, especialmente los teclados, estaban disparados, aunque entiendo que es un hecho que tiene que ver directamente con el presupuesto y que en el caso que nos ocupa no debería ser especialmente criticable.

tears_of_martyr_madrid_2014_3

Temas como “Golem”, “Mermaid And Loneliness” y “Vampires Of The Sunset Street” cerraron una brillante actuación que quizá, como apunté antes, no pegaba mucho con el estilo musical que venían a defender las otras dos bandas, pero que ejerció bien su papel para ir caldeando el ambiente.

SISTER SIN

Un poco antes de las 22:30, y con algo de retraso con respecto a la hora prevista, salían al escenario los suecos SISTER SIN como un torbellino. Primero lo hacían tres de los músicos y, algo después, emergía la vocalista Liv Jagrell con su desafiante figura, de la que cabe destacar el corpiño lleno de pinchos que lució para la ocasión. “Chaos Royale” y “Fight Song” daban el pistoletazo de salida a un bolo que, por el modo en que comenzaba, pintaba de lujo.

Si hay algo que me gusta de las bandas como SISTER SIN es cómo saben reflejar desde el escenario su pasión por la música, en este caso el Rock, obviamente, portando merchandising de muchos grupos con los que habrán crecido mientras se encaminaban a ser músicos profesionales (BATHORY en la camiseta del batería y JUDAS PRIEST en la espaldera del bajista) o de otros grupos contemporáneos suyos (parche de MUNICIPAL WASTE en un chaleco de cuero), algo que además demuestra que escuchando tal variedad de bandas, y más si eres de países como Suecia, donde el Rock y el Metal son el pan de cada día, tienes mucho ganado de cara a lograr formar un grupo solvente, con garra y con un directo sin fisuras, como es el que vimos el pasado domingo.

sister_sin_madrid_2014_1

“Heading For Hell”, “One Out Of Ten” y “Outrage” les daban continuidad al show, un concierto repleto de actitud chulesca, mala leche y mucho aroma al viejo Heavy Rock de toda la vida que, en ciertos momentos te puede trasladar a ese añejo sonido New Wave, tan reactivado últimamente, como al Metal alemán de los primeros ACCEPT e incluso al terreno de los padres de la suciedad sonora, MOTÖRHEAD, clara influencia en el cuarteto de Gotemburgo donde las haya.

sister_sin_madrid_2014_2

A pesar de que al final solo hubiese cerca de media sala contemplando el espectáculo, nadie parecía quedar indiferente ante la fulminante descarga de los escandinavos, donde Liv daba el do de pecho en cada movimiento, sin parar de contornearse, de gesticular y de arengar al público, y el bajista Andreas Strandh ponía la nota más vistosa con sus más de dos metros de altura y su cuerpo casi plenamente tatuado, desde los nudillos hasta el cuello, lugar en el que precisamente lucía una enorme calavera.

La pegadiza y coreable versión del “24/7” de U.D.O., “Chosen Few” y Hearts Of Cold” fueron cayendo sin parón alguno, lo cual me hacía presagiar que a ese ritmo nos íbamos a terminar topando con un show breve, pero intenso, eso sí, asunto que suele reavivar el debate entre los que prefieren las actuaciones más largas pero con numerosos parones, solos instrumentales y demás, o los que prefieren las que toman la directa hasta el final, sin trampa ni cartón.

sister_sin_madrid_2014_3

En el último tercio del show, la banda de Gotemburgo interpretó piezas como “End Of The Line”, “Beat Em Down”, “Sound Of The Underground” y la punzante “Better Than Them”, con la cual se despedían. Efectivamente, show corto, de una hora escasísima, pero intenso y trabajado, del que no creo que se pudieran poner mucha pegas, aunque hay que reconocer que un par de temas más no habría estado mal, y más sabiendo que tienen seis discos en el mercado, no uno ni dos. Además, me sorprendió que en el set list incluyeran tan pocos temas (tan solo dos) de su último trabajo, “Black Lotus”, editado precisamente este año. De todos modos, creo que los que se desplazaron hasta el centro de Madrid la tarde-noche del domingo pagando la popular cifra de 15 euros por la entrada eligieron un buen modo de invertir su tiempo.

 

Crónica: Jorge Osoro

Fotos: Carlos Clayman

Más información sobre las bandas:

SISTER SIN: www.facebook.com/SisterSin

TEARS OF MARTYR: www.facebook.com/tearsofmartyr

HARD BUDS: www.facebook.com/HardBuds

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here