Crítica de SONS OF APOLLO - MMXX

1
Sons Of Apollo MMXX

El supergrupo SONS OF APOLLO, formado por los ex DREAM THEATER Mike Portnoy y Derek Sherinian junto con Jeff Scott Soto (ex YNGWIE MALMSTEEN, TALISMAN, WET), Ron 'Bumblefoot' Thal (ex GUNS AND ROSES) y Billy Sheehan (MR. BIG), irrumpió en la escena progresiva en 2017 gracias a un consistente disco debut. Tres años más tarde, tras haber dado 83 conciertos alrededor del globo y grabado un disco en directo con una orquesta sinfónica, nos presentan "MMXX", su segundo disco de estudio.

Lo primero que me llamó la atención de "MMXX" fue la gran similitud entre su portada y la de "Psychotic Symphony". Estos paralelismos artísticos los encontramos también en el terreno musical donde SONS OF APOLLO apuesta fuertemente por seguir una línea continuista en la que no se salen ni un milímetro de los patrones que marcaron en su primer trabajo de estudio.

"MMXX" nos brinda ocho composiciones en las que predomina un Metal Progresivo al que Portnoy y los suyos le insuflan una buena dosis de Hard Rock, consiguiendo así que el álbum termine siendo algo más sencillo de digerir que otros trabajos del género. Sin duda alguna, en el redondo vamos a encontrar momentos de derroche instrumental, pero está todo medido minuciosamente para no excederse en demasía a lo largo del redondo.

SONS OF APOLLO ofrece con "MMXX" un disco notable, aunque no memorable

El disco arranca a través de un pausado desarrollo instrumental en el inicio de "Goodbye Divinity" que recuerda irremediablemente a DREAM THEATER, pero que cambia de tercio una vez salta el gran Jeff Scott Soto al terreno de juego para ejecutar unas precisas líneas vocales y un delicioso estribillo que huele a Hard Rock por todos los lados. En esta misma onda encontramos piezas como "Wither To Black" o "Fall To Ascend" o una "Resurrection Day" que me llega incluso a recordar a unos RAINBOW metalizados y pasados por un filtro semi-prog.

Uno de los mejores momentos de "MMXX" llega de la mano de una emotiva "Desolate July" que dedican a su querido amigo David Z quien perdió la vida en un fatídico accidente de tráfico cuando se encontraba de gira con ADRENALINE MOB. A este conmovedor tema le sigue "King Of Desilusion", una composición en la que Ron ejecuta un riff que tiene cierto aire al de "Perry Mason" de OZZY OSBOURNE. Por otro lado, para quien busque momentos más puramente progresivos y de gran despilfarro instrumental y de largo minutaje nos encontramos con "New World Today", el atrevido corte de casi dieciséis minutos de duración que finiquita "MMXX".

SONS OF APOLLO se afianza en el olimpo del Metal Progresivo gracias a un sólido "MMXX", que mantiene el nivel de su anterior trabajo y en el que la gran pega que le encuentro es que a pesar de parecerme un disco notable, no llega al nivel de convertirse en memorable. Un All-Star metálico de su categoría no debería estar brindándonos menos que álbumes excelentes a estas alturas. Quizás que esta banda no sea la única prioridad de sus músicos sea el auténtico problema. Veremos que es lo que sucede en el futuro ahora que Mike Portnoy y John Petrucci parece que vuelven a ser amigos. De momento les tendremos en Bilbao, Barcelona y Madrid en marzo y eso es motivo de alegría.


Discográfica: Insider Out Music / Sony

Más información sobre la banda en su página de Facebook.

Reseña Panorama
Nota
7.5
Compartir
Artículo anteriorCrítica de MUERTO EN VIDA - Muerto en vida
Artículo siguienteANNIHILATOR: Lyric video de "Dressed Up For Evil"
Pasé mi infancia en la habitación de mis hermanos mayores, quedándome boquiabierto admirando los posters de bandas de los 80 que empapelaban sus paredes. Poco a poco fui creciendo y empecé a desempolvar sus vinilos, quedándome impresionado con esos nuevos sonidos y portadas que hoy en día siguen emocionándome como entonces.
Madness Live!

1 Comentario

  1. Decepcionante tema tras tema. Abierta la esperanza con el primer LP y con un primer tema aceptable, el resto se desarrolla cual chicle revisando los mismos recursos del primero, composiciones apresuradas y sencillas, 27 “yea’s” de Soto, Portnoy a bajo gas tocando con media mano y mientras le hacían la manicura del pié izquierdo, con el resto de comparsa cual palmeros verbeneros saliendo del paso y repitiendo “lo que funcionó” del Psycotic. Es un disco que solo pasará a la historia como relleno en los conciertazos de estos cracks. De este modo, ya no será necesario que recurran a innecesarias covers que aportan mas bien poco a la historia del rock. Completamente de acuerdo con la conclusión, se espera más de estos apóstoles del Metal Técnico. Un abrazo a todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here