STEVE HACKETT – Live Rails

0

Casi cuarenta discos de estudio, doce discos en directo y una trayectoria de más de cuarenta años en la música avalan a Steve Hackett como una de las grandes leyendas del Rock Progresivo de todos los tiempos. Su decisiva aportación a los GENESIS de Peter Gabriel entre 1970 y 1977 nos dejó obras maestras irrepetibles como “Selling England By The Pound” o “The Lamb Lies Down On Broadway” y su alianza con Jonathan Mover, Steve Howe y otros bajo las siglas GTR nos ofreció a mediados de los ochenta una buena muestra de su enorme talento y su sutileza interpretativa. Estamos, digámoslo ya, ante uno de los más grandes guitarristas de todos los tiempos no sólo por sus innegables aportaciones en el terreno del Rock sino por su espectacular amplitud de registro que se extiende hasta la música clásica y el Jazz. La larga carrera de Steve Hackett tuvo uno de sus momentos álgidos en términos de calidad en la edición de “Out Of The Tunnel’s Mouth”, un disco grabado en medio de una profunda crisis personal y profesional que, sin embargo, fue aclamado por público y crítica por igual. Fruto de la gira de presentación de ese disco es este “Live Rails” que paso ya sin más a comentaros.

Los amantes de la delicatessen musical estáis de enhorabuena pues este doble disco en directo es un compendio de lo mejor de la carrera de Hackett en solitario, con muchos temas extraídos de su último trabajo en solitario y, cómo no, algunas de las mejores piezas que compuso con Gabriel, Banks, Rutherford y Collins. El disco se abre con la melódica y a la vez vigorosa “Every Day” de su sensacional disco en solitario “Spectral Mornings” (1979), todo un alarde de guitarra solista cristalina y bien templada que enlaza solo tras solo sin cansar en absoluto arropado en todo momento por una banda sólida y bien conjuntada donde destacan los teclados de Roger King. De su ya citado “Out Of The Tunnel’s Mouth” nos ofrece una exquisita interpretación del “floydiano” “Fire On The Moon”, un corte intimista y sugerente que exhibe unas voces pausadas que casi sin arrope se desenvuelven en melodías sencillas pero brillantes que dan paso a un desarrollo más complejo en el que la guitarra de Hackett deslumbra por su emotividad. La épica “Emerald And Ash” también de su último disco en solitario nos sumerge en el lado más onírico de la obra reciente del guitarrista inglés.

Los recuerdos de su pasado progresivo en GENESIS saltan a la vista en todo momento y la quietud y el sosiego de la composición lo llevan a uno a un plácido estado de paz interior. Sigue Steve sacando partido de “Out Of …” con la sugerente “Ghost In The Glass”, que nos ofrece el delicado sonido del saxofón de Rob Townsend, un batería metido a saxofonista que militó en los legendarios FAMILY. El tema, de escasos tres minutos abre paso a “Ace Of Wands”, de su primer disco en solitario “Voyage Of The Acolyte” (1975), un disco en el que la influencia de GENESIS era total y en el que Steve demuestra su enorme talento compositivo. En este tema apreciamos el gran talento de Nick Beggs (KAJAGOOGOO) al bajo, marcando el ritmo complejo y evolutivo de un tema muy influido por el Jazz Rock que tanto ha gustado siempre a Hackett. Tras un breve interludio Hackett acomete “The Steppes”, un épico y ralentizado tema instrumental extraído de su álbum “Detector” (1980) en el que el sonido de su guitarra se ve ya muy volcado en los sonidos más vanguardistas, con esos sonidos armonizados y esos efectos de pedal tan característicos ya hoy día en los guitar heroes pero que por aquel entonces era verdaderamente pionero. Del mismo disco extrae Hackett “Slogans”, un tema enérgico y trepidante que está trufado de efectos de guitarra inquietantes y que ponen de relieve la depurada técnica de Hackett, con una digitación verdaderamente deslumbrante.

Recorriendo su trayectoria más reciente en solitario, Hackett rescata “Serpentine” de su disco de 1999 “To Watch The Storms”, un tema lleno de matices sutiles e instrumentaciones tan minimalistas que requieren de una escucha pausada para captar toda su riqueza. No estamos ante temas de extraños desarrollos ni ante grandes alardes compositivos ni interpretativos; la delicadeza del saxofón y la percusión matizada enmarcan las fronteras de un tema que es pura emoción hecha música. Volviendo a su más reciente disco de estudio es el momento ahora del enérgico “Tubehead”, un corte de Hard Rock impulsado por la vibrante batería de Gary O’Toole, que marca ritmos abiertos que dejan hueco para que Hackett se explaye a gusto llegando a tirar de trémolo con la maestría que siempre le ha caracterizado recordando en ocasiones a guitarristas más contemporáneos que, curiosamente, siempre le citan como influencia. El arranque del segundo disco nos ofrece otro salto al pasado que nos traslada al segundo disco en solitario de la dilatada carrera de Steve, “Spectral Mornings”, con el tema homónimo que es, de nuevo, todo un alarde de elegancia y sensibilidad que es perfecto como música de escape de los agobios cotidianos. Está claro que esta música no está pensada para salir de fiesta; al contrario, es aconsejable disfrutarla con calma, en soledad y sin prisas, pues es música hecha con el corazón y dirigida al corazón. Llega el momento de uno de los clásicos inmortales de GENESIS, “Firth Of Fifth”, un inmenso tema de Rock Progresivo que es de obligada escucha y disfrute de todo aquel que se diga amante de la música. Estamos ante una colosal muestra de talento creativo que recoge, además, uno de los mejores solos de Hackett de toda su carrera: contenido, largo, sutil y, a la vez, desbordante de emoción. Del último disco que grabó para GENESIS, “Wind & Wuthering”, nos regala Hackett el intrigante “Blood On The Rooftops”, en el que podemos apreciar su maestría con la guitarra acústica y podemos comprobar también que conserva una voz bien templada, aunque está claro que su fuerte no es tanto el micro como las cuerdas de su elegante guitarra. Siguiendo con el repertorio de su banda matriz, Hackett echa mano de “The Lamb Lies Down On Broadway” interpretando “Fly On A Windshield” y seguidamente “Broadway Melody of 1974”, provocando el delirio de los fans que aplauden a rabiar tan excelso regalo musical.

Sin solución de continuidad y como queriendo reivindicar la vigencia de sus sonidos más actuales y, a la vez, vincularlos a su pasado remoto, Steve nos ofrece la delicada y emotiva “Sleepers”, un tema que raya la “New Age” por el uso de los vientos y la mínima percusión. No obstante, hacia la mitad el tema cambia, se endurece y ofrece el lado más oscuro de un músico polivalente, arriesgado y siempre imaginativo. Todo un regalo para los oídos que nos va acercando al final de este extenso doble disco en directo que viene de la mano de “Still Waters”, otro tema de su último álbum que nos acerca una muestra más de la variada paleta de colores que es capaz de usar. Esta vez es el más genuino Blues el que impregna todas las notas de un tema denso y pausado en el que su guitarra encuentra huecos para el lucimiento comedido pero siempre espectacular. Y el remate final, cómo no, de la mano de “Los Endos”, el clásico de GENESIS que da pie al desparrame de un Hackett contemporáneo en el uso del trémolo el tapping y otras técnicas que otros músicos coetáneos no llegaron nunca a dominar. El bis lo pone “Clocks” de su aclamado segundo disco en solitario “Spectral Mornings”, una ocasión especial de disfrutar del enorme trabajo de Gary O’Toole a la batería, que nos deslumbra con un solo largo, enérgico y vibrante.

Gran disco en directo, en definitiva, para un gran músico que ya anuncia nuevo trabajo en solitario para muy pronto. Una gran noticia para los amantes de la buena música. No te lo pierdas si pasa por tu ciudad porque Steve Hackett es una de las pocas leyendas vivas del Rock Progresivo que no vive de las rentas y que sorprende con cada nueva propuesta.

 

Carlos Fernández

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here