Crítica de THE 69 EYES - West End

0
The 69 Eyes - West End

En el año 1989 cinco jovenzuelos empezaron su oscura andadura musical abrazados a un mundo de amor, muerte y melancolía eterna. Aquella formación inicial formada por Jyrki 69, Bazie, Timo-Timo, Archzie y Jussi 69 ha permanecido inalterada desde entonces y justo en este año 2019 celebran el trigésimo aniversario de la concepción de THE 69 EYES con la publicación de "West End", el decimotercer trabajo de estudio de los, mundialmente también conocidos como, vampiros de Helsinki.

A pesar de haber facturado hasta cinco trabajos durante la década de los 90, la formación no consiguió el éxito internacional hasta principios de milenio cuando facturó "Blessed Be" y "Paris Kills", discos con los que definieron su estilo y con los que llegaron hasta el número uno en Finlandia, hito que les abrió las puertas del resto del mundo. THE 69 EYES no se estancó ahí y todavía consiguió ir varios pasos más allá publicando "Devils" y "Angels", donde fusionaron su Goth & Roll con su amado Sleaze, consiguiendo enganchar a un buen nuevo puñado de seguidores.

Para celebrar este 30 aniversario, THE 69 EYES ha invitado a algunos amigos que colaboran en un par de temas de "West End". El primero en hacerlo es un comedido Dani Filth, quien hace un dueto con Jyrki 69 en la potente "Two Horns Up", mientras que las otras dos colaboraciones las podemos encontrar en la inquietante "The Last House On The Left", en la cual repite Dani Filth y en la que también dejan su huella Wednesday 13 (MURDERDOLLS) y Calico Cooper (BEASTÖ BLANCÖ), hija del mismísimo ALICE COOPER. La composición se convierte en todo un homenaje a la película de terror de culto de Wes Craven titulada del mismo modo.

THE 69 EYES recupera su Goth & Roll y su esencia en "West End"

"West End" es un trabajo en el que THE 69 EYES recupera sensaciones tras el fiasco que supuso "Universal Monsters" en 2016. La banda ha facturado nuevamente piezas con gancho y que rezuman aroma a Goth & Roll como es el caso de "27 & Done", "Black Orchid" o la adictiva "Burn Witch Burn". Estos cortes poseen la esencia oscura e inmortal de los vampiros de Helsinki, composiciones que quedan grabadas a fuego de buenas a primeras y en las que la voz de Jyrki 69 vuelve a hechizar como lo hacía antaño.

Si hay un tema que brilla por encima del resto, ese es "Cheyenna", una canción que apunta para clásico y que posee un riff de guitarra marca de la casa perpetrado por Bazie y Timo-Timo, sobre el cual Jirki 69 plasma algunas de las mejores melodías vocales del trabajo. Por si esto fuera poco, el melancólico estribillo arranca con un maravilloso y melódico punteo al más puro estilo THE CULT, en el que parece que en cualquier momento vaya a sonar hasta la mismísima pandereta del gran Ian Astbury.

En "West End" podemos encontrar algunas composiciones en una onda más pausada como "Change", "Death & Desire" o "Hell Has No Mercy" que bajo mi punto de vista no tienen el empaque de los temas más rockeros. Afortunadamente el Rock And Roll de "Outsiders" y "Be Here Now", que posee alguna guitarra con cierto regustillo a "Rocking In The Free World" de Neil Young, vuelven a poner las cosas en su sitio.

THE 69 EYES está de vuelta con "West End", un redondo que esta vez sí está a la altura de la leyenda forjada durante tres décadas por los vampiros de Helsinki. Un disco que evidentemente está por debajo de sus trabajos clásicos pero que se hará muy disfrutable para cualquier seguidor acérrimo de los finlandeses y que nos deja unos cuantos temazos que no van a desentonar con los clásicos del repertorio de la gira que pasará por Madrid y Barcelona en abril.


 

Discográfica: Nuclear Blast

Más información sobre la banda en su página de Facebook.

Reseña Panorama
Nota
7.5
Compartir
Artículo anteriorKOBRA AND THE LOTUS: Lyric video de "Thundersmith"
Artículo siguienteResurrection Fest 2020 anuncia a su primera banda: SYSTEM OF A DOWN
Pasé mi infancia en la habitación de mis hermanos mayores, quedándome boquiabierto admirando los posters de bandas de los 80 que empapelaban sus paredes. Poco a poco fui creciendo y empecé a desempolvar sus vinilos, quedándome impresionado con esos nuevos sonidos y portadas que hoy en día siguen emocionándome como entonces.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here