VOODOO CIRCLE – Broken Heart Syndrome

0

La energía fluye durante “Broken Heart Syndrome”. Un Hard Rock rápido combinado con Power Metal y la voz de David Readman a la altura de la calidad de este segundo disco de VOODOO CIRCLE. Esa potencia que desprende en ocasiones causa un coitus interruptus con cambios de ritmo donde guitarras tenebrosas copan protagonismo y la batería ralentiza el ritmo del álbum. El grupo alemán conoce el abecedario y no se complica a la hora de componer. Estribillo un tanto épico y buenos músicos detrás de cada estrofa o solo. Son doce cortes donde destaca como single el primero, “No Solution Blues”, por lo contundente y animoso del mismo. Ninguno formará parte de la historia del Rock y todos están a la altura de un disco rocoso, de calidad y un tanto monótono (para lo bueno y lo malo).

En ciertos temas beben blues, como en “Devil’s Daughter”, recordando en cierta manera a WHITESNAKE. Las guitarras oscuras del líder Alex Beyrodt destacan en “This Could Be Paradise”. Un tema hard rockero donde Leo Leoni (GOTTHARD) podía haber estado detrás de la idea al igual que en “When Destiny Calls” o “Broken Heart Syndrome”, tema que da título al disco. Aunque la chispa del grupo suizo no aparece por ningún lado. No aporta nada nuevo que RAINBOW no dijera hace décadas.

La más tranquila del “Broken Heart Syndrome” se llama “Blind Man”. No inspira, no conmueve, no llega a tocar el corazón o a exaltar sentimientos pero sí que relaja, al igual que “I’m In Heaven”, que tiene algo más de ritmo. Suficiente. Repito: VOODOO CIRCLE no ha creado himnos en este disco pero sí temas de suficiente calidad para que capten adeptos al grupo. Y una de las mejores muestras para enganchar a alguien está en “Heal My Pain”. Es la que más se sale de la línea general del disco con un punto extra de fuerza y de Hard Rock gracias a  la batería de Markus Kullmann.

En “Wings Of Fury” el título lo dice todo. Power por los cuatro costados y el Hard Rock plano de “The Heavens Are Burning” o “Don’t Take My Heart” desaparece. Se les ve más cómodos en este tipo de canciones porque los estribillos melódicos que repiten en el disco encajan mucho mejor aquí.

Es difícil cabalgar entre un estilo y otro (Hard Rock y Power) porque cuesta dar en la tecla acertada para gustar a ambos públicos. Grupos como ASRTAL DOORS ya lo intentaron e incluso EDGUY (“Lavatory Love Machine” la clava) o HELLOWEEN con algún tema de sus últimos álbumes. En este caso, como diría mi madre: “quien mucho abarca poco aprieta”. Los alemanes hacen buenos temas porque son excelentes músicos pero no destaca ninguno de ellos como un himno que no nos cansemos escuchar. De todas formas, acaban de empezar como VOODOO CIRCLE pues el grupo se formó en 2008. Keep on walking

 

Víctor García

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here