WEEKEND NACHOS – Worthless

0

Lo tienen muy claro los WEEKEND NACHOS son dos cosas. Lo breve si es bueno, dos veces bueno y que en ciertos estilos musicales hay que ir al grano. Y ahí es donde se dirigen los de Chicago al meollo de la cuestión en su cuarto lanzamiento “Worthless”. Sonidos graves brutos y a la yugular es lo que predominan en su último lanzamiento en el siempre fiable sello Relapse. Grindcore, Crustpunk y breves pero interesantes toques de Doom denso se interseccionan en los temas de esta banda de Illinois con una maestría digna de los mejores veteranos del género.

Temas breves y concisos como “Old Friends” o “For Life” recorren la zapatilla inmisericorde del Grind más punky y abrasivo y los medios tiempos y al mismo tiempo se arrastran con un Doom de clase alta de los primeros CATHEDRAL o de los pioneros WINTER sin que suene extraño o fuera de lugar como lo demuestra la excepcionalmente larga para la duración media “Future”. Guitarras y bajos crujientes llenan los espacios para complementar las voces ácidas y rasposas y una percusión inmisericorde como pocas eso es lo que queda claro tras una primera escucha.

Si bien impresiona la facilidad de cambio de tempo de esta banda, también lo hace las referencias que uno puede sacar al escuchar atentamente el disco que, de alguna manera, coinciden con lo anteriormente expuesto. Así, al mismo tiempo suenan a INFEST y LACK OF INTEREST y de la misma a Sludge a lo EYEHATEGOD o ELECTRIC WIZARD como muestran la densa y grasienta “Worthless”, que da título al álbum, que navega un Doom correoso a lo ELECTRIC WIZARD (sin psicodelia espacial). Y para completar el cocktail de influencias bien escogidas luego saltan al Sludge más hardcoreta de la escena de Nueva Orleans con “Jock Powerviolence” y le dan al Grindcore combativo y anfetamínico en “The Fine Art Of Bullshit”. Completito.

Queda la duda de si los estadounidenses se centrarán en la parte cañera y trallera de su lado Crust o si harán un proyecto paralelo para explorar su lado más Doom, pero desde luego un asunto está claro. Se manejan estupendamente en ambos lados del Metal Extremo y en directo es seguro que tienen que ser una experiencia a tener en cuenta. Recomendable.

 

Pedro Blackearth

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here