WHITESNAKE – The Purple Album

0

Ya ha llegado “The Purple Album”, el compacto en el que por fin el maestro David Coverdale revisa las canciones a las que dio voz durante sus maravillosos años en DEEP PURPLE, que no llegaron a ser tres, pero calaron muy hondo en el imaginario heavy. No es para menos.

Durante aquel tiempo, DEEP PURPLE publicó tres álbumes que cualquier aficionado a la música Rock que se precie debería conocer bien: “Burn”, “Stormbringer” y “Come Taste The Band”; los dos primeros con una formación irrepetible y para quitarse el sombrero: Jon Lord, Ian Paice, Ritchie Blackmore, David Coverdale y Glenn Hughes. Lo realmente sorprende habría sido que con semejantes músicos en el mejor momento de su carrera el resultado no fuese memorable.

David Coverdale viene acompañado de su banda, WHITESNAKE, para defender este “The Purple Album”, que antes de publicarse ya contaba con bastantes miradas negativas por parte de los más críticos. Bueno, ya sabemos cómo somos todos cuando nos ponemos puretas: que si por qué no se han reunido los miembros originales para regrabar de las canciones, que si por qué al menos no se ha contado con Ritchie Blackmore o que si por qué nunca ha sonado el nombre de Glenn Hughes para incorporarse a las grabaciones. Pues mira, porque algunos de los miembros originales, como Jon Lord, desgraciadamente ya no están entre los vivos, porque Ritchie Blackmore y David Coverdale han demostrado a lo largo de treinta años diferencias irreconciliables y porque WHITESNAKE también lo forman músicos impecables capaces de aportar una nueva visión sobre estos clásicos.

Realmente, lo más sencillo y sensato que podemos hacer es simplemente disfrutar de la música que nos trae Coverdale y tomarnos este puñado de canciones regrabadas como un tributo a aquellos fructíferos años.

El álbum mejor representado en esta colección es, como no podía ser de otra manera, “Burn”, pues tenemos aquí reinterpretadas seis de sus ocho canciones, frente a las dos que encontramos de “Come Taste The Band”. La elección de temas me parece bastante acertada, aunque no faltará quien eche de menos alguna; ya sabemos que no se puede hacer una recopilación al gusto de todos.

Destaca especialmente la versión del clasicazo “Burn”, que además es el que abre el disco. Esta canción ya viene sonando desde hace muchos años en los directos de WHITESNAKE y habría sido imperdonable que no estuviese aquí; se hace necesario señalar el magnífico trabajo de Reb Beach en los legendarios solos de guitarra que ideó hace más de cuarenta años Ritchie Blackmore.

Otras versiones que también merecen ser reseñadas son “Mistreated”, que mantiene su esencia blusera intacta, o bonita y respetuosa revisión de la archiconocida “Soldier Of Fortune”; ambas apuntaban ya al sonido que tendría WHITESNAKE en sus primeros años de andadura.

Realmente, todo el álbum está hecho con un gran respeto a las composiciones originales y están tratadas con mucho cariño; no podríamos esperar menos viniendo de la mano de DAVID COVERDALE. Además, los músicos de los que se ha rodeado están a la altura y dan la talla y eso que no tenían delante una tarea precisamente fácil. Yo no soy lo que se dice una fan de las regrabaciones o este tipo de tributos, pero algunos vienen en un buen momento y resultan un regalo para nuestros oídos. De cualquier manera, la mejor parte de este disco no es precisamente el álbum, sino que vamos a poder disfrutar de “The Purple Tour” con todos estos temazos interpretados por el cantante original. Si tenéis la oportunidad de verlo, no os lo perdáis.

Sensi Cuadrado

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here