WIZARD – Trail Of Death

0

Doce años han pasado ya desde la última vez que escuché un álbum al completo y con detenimiento de los alemanes WIZARD, concretamente su cuarta obra titulada “Head Of The Deceiver”. En aquella época, con las hormonas desbocadas y un criterio en lo musical fácilmente impresionable, mis filtros eran poco exigentes en lo que a discos se refería. Bastaba con tener una portada molona, letras en inglés y temática de guerreros, magos o espadas, y así es como WIZARD se plantó delante de mis narices en la tienda de discos. Con un bárbaro sujetando la cabeza de su adversario en una ilustración de calidad artística cuestionable (pero efectiva), “Head Of The Deceiver” presentaba un Heavy Metal clásico que no solo olía, sino que apestaba a MANOWAR por los cuatro costados.

Era un disco potente, y aunque no descubría la pólvora, se hizo un hueco en mi colección de discos. Siguieron los años y con ellos más lanzamientos de la banda, que si bien no eran obras maestras, mantenían el tipo de una manera u otra sin caer en la mediocridad, pero sin tampoco destacar en el mundo del Heavy Metal.

Pues lejos de rendirse, y con nueve discos a sus espaldas, WIZARD presentan “Trail Of Death”, que supone un punto de inflexión en la carrera de los alemanes, ya que se aparta musicalmente del True Metal, decantándose por un Power Metal más clásico, y algún que otro experimento que ya comentaré más adelante.

Por los títulos se puede deducir que la muerte es el tema principal de “Trail Of Death”, que ha sido mezclado por nuestro amigo Achim Kohler, que los más eruditos lo reconocerán por ser el productor de casi toda la discografía de PRIMAL FEAR o BRAINSTORM.

“Trail Of Death” inaugura la fiesta con “Creeping Death”, un tema melódico, alejado del doble bombo pero sin dejar de ser movido y con un estribillo que terminarás tarareando si te descuidas. “War Butcher” tontea con el Thrash Metal, pero rápidamente despeja toda duda cuando la velocidad disminuye y la melodía aumenta en su estribillo. Tras un par de temas notables, llega el doble bombo con “Electrocution”, y a continuación, los dos cortes más solemnes de este “Trail Of Death”, que son “Angel Of Death” (mi favorita) y “Angel Of The Dark”.

Mas doble bombo en “Black Death”, con partes que recuerdan irremediablemente a otros temas clásicos del género, y unos teclados bastante modestos en “One For All” (tema que seguramente sea de los más coreados en directo) dan paso a cortes pasables como “Post Mortem Vivere” o “Machinery Of Death”.

Tras una explosión de melodías y guitarreo 100% alemán, WIZARD se pone el flequillo delante de los ojos en “Death Cannot Embrace Me”, el tema “gótico” del disco en el que el vocalista Sven D´Anna nos demuestra que también tiene sentimientos tras esa coraza de Conan el bárbaro. Bochorno y risas aseguradas en esta triste imitación de LAKE OF TEARS.

Tras este momento intimista de WIZARD, los alemanes no mejoran la situación con “We Won´t Die For Metal”, en el que vuelven a perpetrar una imitación de MANOWAR con un himno mediocre y casposete que amarga un poco el buen sabor de boca que nos dejó la primera parte del álbum. Resumiendo, “Trail Of Death” es un buen disco, con grandes temas, una buena producción y el más experimental (aunque no por ello original) de los brujos del Metal.

Quién sabe, igual dentro de unos meses, cuando le pidas al pinchadiscos de tu garito de confianza que te ponga “Angel Of Death” o “Creeping Death”, suenen los WIZARD. Yo apostaría por ello.

Javier Calderón

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here