ANKOR - My Own Angel

0

En los tres años que han pasado desde que ANKOR editase su disco "Al Fin Descansar" y su nuevo trabajo "My Own Angel", mucho ha cambiado en la banda. No sólo ha abandonado el castellano en pro del inglés, sino que su estilo se ha transformado brutalmente, convirtiendo su Heavy-Power en una amalgama difícilmente encasillable de Metal y Rock duro con toques de Metalcore muy comercial, que de alguna forma emparenta a los de Tarragona con grupos tan dispares como EVANESCENCE, BULLET FOR MY VALENTINE o AVENGED SEVENFOLD.

ANKOR es por tanto, a día de hoy, un grupo completamente distinto, y quien quiera buscar su antiguo sonido en este "My Own Angel" lo hará en vano, ya que ha orientado su música a los géneros más populares con la intención, imagino, de exportar su música fuera de nuestras fronteras. Si el cambio es para peor o para mejor, sólo lo dirá el tiempo y el éxito que consiga la banda de seguir por esta vía.

Perviven, eso sí, por una parte los teclados y por otra la dulce voz de Rosa de la Cruz, cuya belleza, y que no se malinterprete esta opinión, puede ser otro factor vendible más en las coordenadas que se mueve ahora la formación, en las que la imagen es muy importante.

¿Cómo suenan las canciones de "My Own Angel"? La música transmite la ilusión de un espíritu muy joven y la mezcla de diversos estilos contribuye a la variedad, aunque la melosidad de determinados temas se puede hacer demasiado espesa. Comienza el disco con un pegadizo corte que resume a la perfección el nuevo camino de los tarraconenses, "Remaining", cuyo videoclip, por cierto, lleva más de 30.000 visitas en YouTube. Un buen estribillo, breve solo de teclado a lo CHILDREN OF BODOM, voces guturales del bajista Julio A. López y, presidiendo todo, la angelical voz de Rosa, hacen de "Remaining" toda una declaración de intenciones muy atractiva.

Le siguen "Completely Frozen", de nuevo un tema melódico y sugerente, y "It Would Be Easier", una canción que cuesta horrores incluso catalogarla de Metal por su carácter extremadamente almibarado, estando más cercana a peligrosas corrientes mainstream. Personalmente, lo borraría de un plumazo del disco.

Por suerte la cosa vuelve a adquirir algo de fuerza con "Awaiting Your Awakening", aunque no la suficiente, debido a su sonido muy ligero y afable, y, ahora sí, con un más rockero "No Matter What", más guitarrero, con un acelerón rítmico a la mitad y mayor presencia del teclado. La cuasibalada con piano "My Own Angel" corta la escalada, por lo que son bienvenidos temas como "Pride", con atisbos de voces guturales y una mayor agresividad que los cortes previos, y la contundencia instrumental y vocal de "Reborn", un corte más heavy, como "Against The Ground", también con momentos bastante livianos, y sobre todo "Starting Over", quizá el tema que mejor combina el estilo de ANVENGED SEVENFOLD con su pasado más Power.

En definitiva, los dos álbumes de ANKOR son como la noche y el día. Su apuesta con miras internacionales es arriesgada pero aquí los tarraconenses han decidido jugárselo todo. Falta que encuentren, y les acompañen, sus propios ángeles en esta aventura.

 

Enrique Herrero

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here