AUDREY HORNE - Youngblood

0

Una de las muchas alegrías y satisfacciones que te otorga el poder escribir en una plataforma como Hellpress es el hecho de conocer a muchas bandas que, seguramente por falta de tiempo material y otras cuestiones, de otro modo no llegarían a mí y pasarían totalmente desapercibidas ante mis oídos.

Tal es el caso de AUDREY HORNE, banda noruega de la que me habían llegado algunas referencias: que si entre sus filas están componentes de formaciones de Black Metal como GORGOROTH y ENSLAVED, que si son una banda peculiar y diferente, etc, y a pesar de dichas recomendaciones ha tenido que ser este cuarto trabajo llamado “Youngblood” el que me haya posibilitado adentrarme en el universo musical de los escandinavos.

Bien es sabido que numerosos miembros de la escena Black Metal de la Europa nórdica han mostrado su cercanía y gusto por géneros más clásicos y menos salvajes dentro del Rock, como bien ejemplifica CHROME DIVISION, banda de Heavy Rock en cuyo seno se hallan Shagrath de DIMMU BORGIR o Tony White, ex OLD MAN’S CHILD, entre otros músicos. AUDREY HORNE es otro proyecto similar, donde músicos procedentes de una escena concreta y bien definida han unido sus fuerzas para plasmar su empatía con otro terreno sonoro del cual hablaré a continuación.

Una portada retro, de corte setentero, y una publicidad algo equívoca y engañosa por parte de la discográfica en la que se pretende hacernos creer que estamos ante una banda adentrada en lo que hacen grupos como A PERFECT CIRCLE (con un claro enfoque alternativo y actual, pero aderezado con pinceladas más clásicas) son los únicos datos con los que me dispongo a darle al play. A estos se los podrían sumar, si acaso, las amistosas recomendaciones a las que hice referencia en el párrafo anterior.

Pues bien, pasadas unas cuantas canciones, y sin que haya terminado de escuchar el compacto, me percato con incredulidad del rollo que lleva el mismo y de por dónde van los tiros. Desconozco el motivo por el cual se ha pretendido vender a AUDREY HORNE como un grupo de corte meramente moderno porque, salvo que mi agudeza auditiva esté especialmente torpe hoy, en “Youngblood” me voy topando uno tras otro con numerosos clichés y guiños al Heavy Rock más clásico y reconocible, los cuales abarcan sonidos parejos a los de la tempranera New Wave británica de grupos como ANGEL WITCH y, sobre todo, los PRAYING MANTIS del “Time Tells No Lies”, pasando por el sonido Hard setentero de KISS y THIN LIZZY o la psicodelia de los primerísimos BLACK SABBATH.

Topicazos y evidentes homenajes ejecutados con gusto, perspicacia y talento, y proyectados con un aroma descaradamente clásico, es lo que básicamente rellenan este álbum, aunque para ser honestos ese toque moderno sí que se percibe (en algún lado tenía que estar si tan mencionado era). Un sonido de bajo grave y distorsionado, rabiosamente actual, y el enfoque de algunas melodías, hacen que, solo por leves momentos, el grupo abra sus puertas a los seguidores de bandas como los anteriormente nombrados A PERFECT CIRCLE y, en general, grupos actuales de corte experimental, aunque, visto de un modo global, el chasis de la banda escandinava es como una carpeta de instituto forrada de pegatinas y recortes de revistas heavies, en la que aparece la portada del “Fly On The Wall” de AC/DC por un lado junto a la del “Defenders Of The Faith” de JUDAS PRIEST por otro o del “Machine Head” de DEEP PURPLE, y así hasta verse repleta la carpeta en cuestión.

Este disco está facturado bajo el prisma del Rock Duro y Heavy Metal de toda la vida, aquel elaborado para hacer vibrar a los fans del género, presentado con aparente sencillez, pero también con artificio, como bien demuestran los numerosos punteos de guitarra que copan “Youngblood”, así como los ágiles movimientos que hallamos en las estructuras de las canciones.

Haciendo un pequeño desglose del larga duración, “Redeption Blues” es el tema de apertura de la decena de canciones que hay en el trabajo. Tiene una breve intro que acrecienta mi lectura acerca de los notorios clichés del Hard’ N Heavy que han forjado la historia del género y que fluyen con frecuencia en este álbum. Dicha intro se asemeja descaradamente a “The Hellion” de JUDAS PRIEST y le da calidez a una canción, de por sí, solvente y poderosa, dotada de un magistral y pegadizo estribillo.

“There Goes A Lady” es una pieza pilotada por un riff de guitarra de claro tinte purpleliano, muy setentero, facilón y resultón. A su vez, “Cards With The Devil” es otro tema de claro regustillo setentero, con una base rítmica que coquetea con el Funk de la época y una melodía de voz que parece brotar de la garganta del mismísimo Paul Stanley. “Pretty Little Sunshine” también posee la esencia de KISS en discos como “Destroyer”, aunque contenga un estribillo modernete que perfectamente podría haber creado un grupo como FOO FIGHTERS. Directa y efectiva.

Por su parte, “The Open Sea” pone el toque lúgubre y psicotrópico, teniendo un comienzo que nos recuerda a los BLACK SABBATH más oscuros con Ozzy Osbourne al frente y con un tenebroso desarrollo que representa lo que a día de hoy hacen formaciones como los extravagantes GHOST. Tremenda y espeluznante.

Finalmente, otra buena canción es “This Ends Here”, una pieza muy Heavy que irrumpe con unos punteos de guitarra doblados y que suena con pesadez, teniendo en su haber una dinámica más acelerada que otras piezas del álbum. En esta ocasión, y mientras escucho el tema, son UFO los que aterrizan en mi mente.

¿Cómo puede ser que un disco tan aparentemente sencillo y no excesivamente novedoso resulte tan dinámico, fresco y adictivo? Pues porque está hecho de cine, ni más ni menos. “Youngblood” es ese puzle visto en numerosas ocasiones, compuesto por diez piezas únicamente, cada una de las cuales tiene su ingrediente particular para confeccionar junto a sus compañeras un diseño artístico sensacional mediante los acertados recursos del homenaje, el cliché, en ocasiones la mera imitación y, por qué no decirlo, la siempre necesaria virtud del conciso y no tan fácil de conseguir acierto.

 

Jorge Osoro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí