BATTLECROSS - Pursuit Of Honor

0

Cuando uno quiere sonar a Thrash Metal clásico, a Death Melódico y a la vez introducir elementos más modernos, puede obtener un resultado sorprendentemente bueno si se hace con clase, pero se expone a caer fácilmente en lo chirriante e inconexo. BATTLECROSS lucha arduamente para intentar salir triunfante en este segundo álbum, "Pursuit Of Honor", y si realmente hay una victoria para esta banda de Michigan, es sólo una victoria pírrica.

Y esa es la base de los norteamericanos, un sendero en el que se pisan ambos terrenos, el Thrash y el Death Melódico tratando de darse la mano. Hay un prometedor inicio del disco con la intro "Pursuit Of Honor" y "Push Pull Destroy", que está enfocado más al Death Melódico, y luego aparecen destellos en temas como "Deception", el fogonazo de "Leech" o un solo de guitarra muy tradicional al final de "Misery" (donde se mueven más sobre una línea de Thrash Metal), que es lo que mejor he podido encontrar en este trabajo.

Efectivamente, está bien grabado a nivel de producción, hay intensidad en los temas y momentos de buenas melodías, pero las maneras de su vocalista no me han convencido en absoluto. Es ahí donde considero que me han perdido para su causa, con registros planos y repetitivos, muy vistos en grupos de Metalcore. Estoy seguro de que muchos pueden disfrutar de esta banda si encuentran en esta descripción elementos que considere de su gusto (especialmente en el tipo de voces empleadas, que es lo que les hace bajar puntos bajo mi prisma), pero a mí no me han podido convencer. Al menos podrán probar suerte en el MySpace del grupo.

BATTLECROSS en "Pursuit Of Honor" ha tratado de obtener una mixtura, pero le ha quedado un poco como el agua y el aceite, no llegando a conectar de forma precisa todos los elementos. Podría haber sido intrascendente entrar solo en el saco del Thrash más tradicional o limitarse a sonar como el enésimo grupo de Death Melódico, no habría arriesgado nada... Pero sinceramente, tampoco les ha ido mucho mejor jugándosela con una mezcla poco afortunada.

 

Carlos Herrero

Artículo anteriorDECAPITATED actuará en Barcelona y Durango
Artículo siguienteDEF LEPPARD - Mirrorball
Empecé a escuchar Heavy Metal en 1995 y con el paso de los años fui ampliando el espectro ahondado en el Metal extremo, pero nunca olvidando esas raíces. Llegado el momento, sentí que aquello no era suficiente, empezando a involucrarme más en la escena con el periodismo musical desde 2005.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí