"The Wrath Of God": BLACKHEARTH desata su Heavy Metal directo

0
The Wrath Of God: Disco de Blackhearth

“The Wrath Of God”, un álbum de Heavy Metal directo y de fácil digestión

La formación duranguesa BLACKHEARTH vuelve a la carga de la mano de “The Wrath Of God”. El que se convierte en el segundo trabajo de su, hasta la fecha, corta trayectoria discográfica fue puesto en circulación a principios del mes de diciembre. Los músicos vizcaínos siguen apostando fuerte por un Heavy Metal de corte clásico, melódico y poderoso que ejecutan sin complejo alguno a lo largo y tendido de las diez composiciones que forman el redondo.

Lo primero que llama la atención de “The Wrath Of God” es su portada, la cual parece una especie de híbrido entre las de los magníficos “Brave New World” de IRON MAIDEN y “Excalibur” de los germanos GRAVE DIGGER. Estilísticamente me ha recordado bastante al de aquellas cubiertas épicas tan características que se usaron para ilustrar los discos de tantísimas bandas durante la eclosión del Power Metal europeo a finales de la década de los noventa.

BLACKHEARTH experimenta un notable salto compositivo

Otro punto para destacar del trabajo es el notable salto, tanto a nivel compositivo como de sonido, que ha experimentado BLACKHEARTH desde la publicación de su debut. Las sesiones de grabación del disco se llevaron a cabo el pasado mes de julio en los Chromaticity Studios, siendo masterizado posteriormente por Pedro J. Monge, guitarrista de la formación barakaldesa VHÄLDEMAR.

“The Wrath Of God” es un álbum directo y fácil de digerir. De hecho, tan solo dos de los diez cortes que lo componen exceden los cinco minutos de duración. Precisamente quiero hacer hincapié en estas dos composiciones ya que me parecen de las más interesantes del disco. Tanto “My Borness Child” como “Reaching The Shore” son dos medios tempos que atrapan desde la primera escucha gracias a esa aura tan mágica que respiran, recordándome a los trabajos clásicos de la era de Tony Martin en BLACK SABBATH. Una influencia que está presente también en otras piezas del álbum.

Tim “Ripper” Owens es el anzuelo de “The Wrath Of God”

BLACKHEART tira bastante de piezas breves y potentes como es el caso de una “Betrayal” que sirve para arrancar “The Wrath Of God” y que atesora de unas estructuras y tesituras más cercanas a JUDAS PRIEST. En esa misma onda encontramos también el tema homónimo en el cual cuentan con la colaboración de Tim “Ripper” Owens” (ex-JUDAS PRIEST, ex-ICED EARTH, ex-YNGWIE MALMSTEEN), que sirve como gancho perfecto, pero que, si soy sincero, hubiese preferido escucharla cantada íntegramente por Alain Concepción, quien hace un trabajo encomiable durante toda la obra.

BLACKHEARTH pone punto final a “The Wrath Of God” con “Banished Forever”, una preciosa composición lenta que evoca nuevamente los tiempos en los que Martin y Iommi unieron fuerzas en BLACK SABBATH y que cierra un álbum notable en el que la formación vizcaína pone de manifiesto un considerable salto cualitativo en comparación con su debut discográfico. No han inventado nada, pero sinceramente, creo que tienen potencial para seguir progresando, madurar como banda y dar muchas alegrías a los seguidores del género. Estaremos atentos a sus próximos movimientos.


Discográfica: Rock CD Records

Más información sobre la banda en su página de Facebook.

Reseña
Nota
7
Artículo anteriorMAGNUM estrena "No Steppin Stones"
Artículo siguienteBAEST presenta "Ecclesia", adelanto de "Justitia"
Pasé mi infancia en la habitación de mis hermanos mayores, quedándome boquiabierto admirando los posters de bandas de los 80 que empapelaban sus paredes. Poco a poco fui creciendo y empecé a desempolvar sus vinilos, quedándome impresionado con esos nuevos sonidos y portadas que hoy en día siguen emocionándome como entonces.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí