Chez Kane se erige como una nueva heroína del Hard Rock a su paso por Madrid

0
Concierto en Madrid de Chez Kane
Concierto en Madrid de Chez Kane

Crónica del concierto de Chez Kane y Bárbara Black en Madrid (14 de enero de 2023, Moby Dick)

33 años nos separan, nada más y nada menos, de los añorados 80. Una barbaridad de la que a veces no somos conscientes, dado que la estampa de toda una corriente cultural que emergió en aquella mágica década aún sigue presente de un modo u otro en nuestras vidas. Seamos honestos. El mundo del Hard Rock y del Heavy Metal es uno de los que más se nutre de la nostalgia provocada por un enclave temporal difícil de igualar en muchos aspectos. Por eso, a día de hoy, muchas de las bandas de nuestro movimiento que logran tener cierto éxito o hacerse un nombre en la escena, que no todas, beben directamente de lo que se hizo hace más de tres décadas y Chez Kane es una muestra (positiva) de ello.

Llámalo homenajear, llámalo repetir viejos patrones, llámalo imitar o llámalo como quieras, pero la realidad es que agrupaciones como H.E.A.T., CRASHDIET, NESTOR, CRAZY LIXX o RECKLESS LOVE mismamente han sabido jugar bien sus bazas en este aspecto, trayéndonos en muchos casos productos atiborrados de nostalgia bien planteada que podrían haber visto la luz perfectamente en la década de marras. Una de las artistas que más proyección, habladurías y pasión ha generado en los dos últimos años dentro de esta corriente retro es la británica Chez Kane, una joven treintañera que con tan solo dos discos en el mercado logró la nada desdeñable gesta de abarrotar la madrileña sala Moby Dick, en la cual no cabía ni un alfiler tras ver como la vocalista y sus cuatro acompañantes agotaban entradas días antes del show.

Fueron 300, pero pudieron ser unas cuantas más, visto el ajetreo de gente que había en los aledaños del local buscando a última hora ese ticket con el que poder sumarse a lo que fue una fiesta de Hard Rock ochentero en toda regla.

BÁRBARA BLACK: una gran actuación que caldeó el ambiente

Concierto en Madrid de Bárbara Black
Concierto en Madrid de Bárbara Black

En torno a las 20:30, y resguardados por un vistoso telón con el nombre de la formación madrileña tras la batería, salían al escenario todos los componentes de BÁRBARA BLACK. “Damnified” y “Tiger Tamer” daban el pistoletazo de salida con un sonido un tanto embarrullado y una sala casi a reventar a falta de unos pocos asistentes que se quedaron apurando sus consumiciones en los bares aledaños.

Concierto en Madrid de Bárbara Black

De primeras, la banda mostró abiertamente sus credenciales con una buena y cuidada presencia escénica, evidenciando que lo suyo es el Hard Rock de corte moderno y vigoroso en cuanto a guitarras se refiere y en el que no faltan algunas referencias más metalizadas y de claro perfil americano.

Bárbara Black en directo

“Don't Play With Fire”, “Twister Girl” y “Nice To Meet Me” fueron las siguientes canciones ejecutadas, ya con un sonido más pulido y mejorado. La agrupación hacía gala de sus tablas sobre el escenario, con la propia Bárbara ejerciendo de maestra de ceremonias son su vistosa y larga melena rubia. Precisamente la susodicha aprovechó este instante del concierto para agradecer a Eclipse Group y RRS Promo que les hubieran dado la oportunidad de estar sobre las tablas de la Mody Dick el sábado y, a su vez, para agradecer también a Cecilio y Alan, dos conocidos de la escena madrileña por su labor a las cuerdas, que se hubieran pegado la paliza para sacar adelante el bolo.

Bárbara Black en concierto

“Southern Soul”, con ese aroma claramente sureño, como podrás adivinar por el título, continuó llenando de calor el foso de un local que ya estaba prácticamente hasta la bandera. “Heroes Above The Stars”, “You Belong To Me” y “Queen Of Flies”, con Bárbara revestida con una corona blanquecina y una llamativa tela de cebra para la ocasión, pusieron el broche de oro a una seria y profesional actuación en la que tampoco faltó una pequeña performance en sus minutos finales, con un individuo danzando por el escenario de forma siniestra en torno a la vocalista y portando una lúgubre capa y una chistera al más puro estilo de Tobias Sammet en AVANTASIA.

Actuación de Bárbara Black en Madrid

Buen fin de fiesta para una banda que, a lo largo de 45 minutos de actuación, supo estar a la altura de las circunstancias y caldear el ambiente de cara a lo que estaba por venir.

Viaje en el tiempo de Chez para traernos el espíritu de los 80

Chez Kane en directo

Pasadas las 21:35, “Pour Some Sugar On Me” de DEF LEPPARD sonaba por la P.A. de la sala insertándose en nuestros oídos y haciendo que buena parte de la concurrencia coreara el consabido tema, el cual ejerció de intro para que Chez Kane y sus jóvenes acompañantes saltaran a escena con “I Just Want You”, de nuevo, con un sonido desajustado donde, eso sí, se podía escuchar a la perfección la nítida y potente voz de la señorita Kane.

Reconozco que, instantes antes de que la banda saliera a tocar, tenía un par de dudas que resolver a título personal. La primera era si Danny Rexon, líder de CRAZY LIXX y uno de los artífices de la reciente explosión de la británica en la industria musical, estaría entre los músicos seleccionados para la gira. La respuesta es no. La segunda era si Chez saldría al escenario muy ligera de ropa, defendiendo esa campaña de marketing de dudoso gusto, a mi parecer, a la que la vocalista o sus representantes se han aferrado de aquí a un tiempo atrás, con movimientos estéticos innecesarios donde el exceso de carne gratuita empezaba a afear y ennegrecer la breve pero imparable carrera de una mujer que, evidentemente, ya está donde está entre otras cosas por alimentarse de toda la parafernalia ochentera habida y por haber que en su día nos entró por los ojos y por los oídos, pero que ni mucho menos necesita enseñar cacha para escalar puestos en la industria. Los años 80 brilllaron con mayúsculas en numerosos aspectos llenos de creatividad e ingenio, pero también hay cosas que, mucho tiempo después, es mejor dejar aparcadas y como mero recuerdo de unos tiempos con otro tipo de valores culturales.

Chez Kane en directo en Madrid

Por suerte, Chez hizo un buen despliegue visual de ochenterismo elegante sin acercarse lo más mínimo a esas conductas citadas en el párrafo anterior. Unos shorts recortados, multitud de pilseras de toda índole en sendas muñecas, unos guantes negros, un corsé con elementos metálicos y una chupa de cuero con los que comerse el escenario y meterse a la audencia en el bolsillo. “Too Late For Love” fue la siguiente en hacer acto de presencia, siendo bastante coreada y celebrada por el público.

Actuación de Chez Kane en Madrid

Tras este corte, Chez dedicó unos breves segundos para agradecer la apabullante asistencia y es que, viendo su rostro de felicidad, no tengo claro si fue el público el que acabó más sorprendido al ver la sala hasta arriba o la propia Chez y el resto de su banda al ver su capacidad de convocatoria.

La banda de Chez Kane en Madrid

“All Of It” y “Midnight Rendezvous” siguieron sumando puntos a una actuación donde, a pesar de ser Chez el centro de todas las miradas, cabría destacar la labor ejercida por Jay Haines, Keiran Ready y, especialmente, por Harry Scott Elliott y James Ready, dos guitarristas muy hábiles y finos que, aparte de desenvolverse bien en el arte del shredding. como demostraron en algún momento puntual de la noche, tocaban con energía, entusiasmo e interpretando sus respetivos coros en directo, algo digno de agradecer, puesto que no son pocas las bandas, veteranas o noveles, dentro del panorama hardrockero que por desgracia recurren al uso de coros enlatados para sacar adelante sus actuaciones.

Actuación de Chez Kane

Justo antes de arrancarse con “Nationwide”, Chez mencionó que tenía nuevo disco en el mercado, "Powerzone", y, visiblemente emocionada, compartió con nosotros sus entrañables recuerdos de cuando comenzó como una simple cantante más de entre los muchos y muchas que hay subiendo sus propias versiones a Youtube, tiempos en los que fue descubierta de ese modo por el anteriormente citado Danny Rexon hasta llegar, finalmente, a comenzar a escribir su propia historia con conciertos para el recuerdo, que es lo que sentíamos que estábamos presenciando los 300 asistentes allí congregados.

“Better Than Love” fue otro de los cortes más coreados, evidenciando que fue de esas primeras canciones que hizo mella en el público que a lo largo de este tiempo ha ido cosechando la cantante británica. Tras este tema, ella desapareció momentáneamente del escenario mientras los músicos seguían tocando y ofreciendo algo más vistoso y entretenido que el manido solo de batería de turno que tendemos a presenciar una y otra vez en numerosas actuaciones de otras bandas.

Chez Kane con sus gafas ochenteras
Chez Kane con sus gafas ochenteras

Sin mutar ni un ápice su sonrisa de oreja a oreja, Chez regresó al escenario portando unas gafas de esquiador y una camisa de cebra e indicando que era la primera vez que tocaba en Madrid, pero que no sería la última. De esto último no estoy solo plenamente convencido, sino que creo firmemente que la próxima vez que se deje caer por la capital lo hará por locales de mayor envergadura.

“The Things We Do”, “Love Gone Wild” y “Defender Of The Heart” siguieron acrecentando la fiesta sin la que voz de Chez flaqueara en ningún momento. De hecho, me sorprendió enormemente el nivel que se gastó en directo la vocalista, muy precisa y con mucha fuerza en todo momento, yendo prácticamente sobrada en cada una de las canciones que interpretó el pasado sábado.

En el tamo final del concierto, “Ball N' Chain”, “Get It On” y “Rock You Up” sonaron con idéntica fuerza que el resto del repertorio, mientras que una inesperada y acertada versión del “Daddy, Brother, Little Boy” de MR. BIG, justo instantes después de que Chez presentara uno por uno a los miembros de su banda, elevó las voces de muchísimos de los allí reunidos.

Concierto de Chez Kane en Madrid

“Rocket On The Radio” apuntaló una actuación que rozó lo impecable. Cerca de hora y media de desconexión pura y dura es lo que se pudo vivir el pasado sábado en la capital gracias al buen hacer de una banda fluida y compacta que, a pesar de su juventud, dejó la agradable sensación de que pudiesen llevar décadas juntos subiéndose a los escenarios.

Hard Rock directo, sin concesiones, sin pérdidas de tiempo ni titubeos, sin trampa ni cartón. Nos vemos pronto, Chez Kane. Y que sigas creciendo en este trayecto sin perder esa picardía y magia que, de momento, te han hecho llegar hasta aquí.

Más información sobre Barbara Black en su página de Facebook.

Conoce más sobre Chez Kane y su banda en su Facebook oficial.

Artículo anteriorIsra Ramos detiene su actividad musical: "Sé que dejo cosas a medias"
Artículo siguiente"The Witch Hunter", la canción cinematográfica de INSOMNIUM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí