Crítica de ABORTED - Retrogore

0

El nombre de ABORTED ya está por fuerza propia en la historia del Metal Extremo. Más de 20 años desde su debut y una larga trayectoria en directo y estudio los convierte en una banda “clásica”. Queda lejos aquel “Goremageddon” que muchos tenemos como su obra cumbre. También va quedando lejos ese “Slaughter & Apparatus” donde Sven, el auténtico dueño y señor de ABORTED, se cortó la melena y dejó que se colaran modernidades en la música de la banda belga. Pero incluso así, a ritmo, poco a poco, con constancia (a veces casi milimétrica a ritmo de un disco cada dos años), ABORTED se ha hecho un nombre como valor seguro. Precedido por un EP que ya dejaba entrever buenas maneras, “Terminal Redux”, “Retrogore” es el mejor disco de ABORTED desde el “Goremageddon”, o al menos en el que han logrado el mejor equilibrio entre todas sus influencias y sonidos recopilados durante su historia.

Amantes del cine gore, “Retrogore” no es solo un compendio de la música de ABORTED desde sus inicios, sino también de sus gustos cinéfilos, como la temática lírica y ciertos samplers demuestran. Pero si hay algo que define este trabajo es el perfecto equilibrio que han logrado entre: sonido moderno, técnica, velocidad, melodía y oscuridad. Todos ellos son elementos que siempre han estado presentes en ABORTED, tanto cuando eran herederos absolutos de CARCASS como cuando añadieron elementos propios del Hardcore. Sin embargo no fue hasta “Global Flatline” que parecía que ABORTED logró recuperar un poco la visceralidad que les fue característica en “Goremageddon”, una vez superado el status de culto underground que tuvieron en sus dos primeros trabajos. En “Retrogore” ya lo han logrado, como ya se dejó entrever en el EP “Termination Redux” cuyo tema título recuperan aquí. Además la producción tiñe todo de oscuridad, algo que hasta ahora sólo estaba presente en cortes determinados y que aquí se impregna en todo el espíritu del disco. El acierto de cambiar los Hansen Studios por los Kohlekeller Studios ha sido determinante yo creo.

Hay cortes que por sí mismos rezuman una atmósfera tétrica: “Divine Impediment” y “From Beyond (The Grave)” especialmente y también en menor medida “Cadaverous Collection” o el propio tema título. La velocidad y el despiporre gore-grind-death, se combina con unos pasajes más doomies y unas melodías muy oscuras, dando lugar a cortes que dan miedo, en todos los sentidos. Pero incluso en los cortes más técnicos y retorcidos, como “Whoremageddon” (con una parte groovie que se queda a la primera) o la propia “Termination Redux”  (una de las más cercanas al “Goremageddon”), esa oscuridad se mantiene gracias a un sonido de guitarras pastoso, lejos de la nitidez y el poderío de discos pretéritos que restaban naturalidad en favor de contundencia sin orden ni concierto y también a unos solos de guitarra que sin ser protagonistas, tienen la suficiente presencia como para ser elementos constructores de esa teatralidad en penumbra que recoge el trabajo.

Dirán los detractores que todo esto que digo es rizar el rizo y que ABORTED es una banda repetitiva en sus propios principios. No cabe duda de que no han variado en exceso su estilo pero si pueden ser ejemplo de una evolución contenida pero no por ello inadvertida. Han sabido ir variando el sonido según las circunstancias del momento y se nota que en “Retrogore”, no sé si motivados por su propio aniversario o porque ha sido el momento adecuado para ello, han querido ofrecer un resumen de todo lo realizado hasta el momento. La voz de Sven también ha mutado bastante con los años, su registro Death sigue siendo predominante, pero cada vez ha sabido ampliar más su paleta de registros agresivos, e instrumentalmente los músicos han ido cambiando, pero con su formación actual ABORTED consigue ofrecer su mejor cara.

No sé si es su mejor disco, creo que el peso de “Goremageddon” es demasiado en su trayectoria (y en directo ellos mismos lo demuestran dándole un papel predominante), pero desde entonces “Retrogore” probablemente sea el disco que ABORTED quería hacer y no lograba redondear. Por fin han conseguido dar de sí todo lo que actualmente pueden y hacernos pasar miedo en un túnel de decibelios envuelto en una atmósfera tétrica y de desasosiego.

Raúl Ureña Salgado

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí