Crítica de BLACK STONE CHERRY - Kentucky

0

Desde que salieran a la luz en los albores de este milenio, BLACK STONE CHERY estaba llamada a ser una banda con gancho. Su sonido retro pero de aires noventeros, que bebe tanto de LYNYRD SKYNYRD, MOUNTAIN, CREDENCE CLEARWATER REVIVAL… y también de THEORY OF A DEADMAN, SOUNDGARDEN, QUEENS OF STONE AGE… tiene todos los elementos para triunfar entre un amplio público. Sus dos primeros, y para mi gusto los mejores, son pruebas de ello. Con “Kentucky” BLACK STONE CHERRY pretende homenajearse a sí mismos y a su tierra natal, volviendo de paso a la frescura y a la honestidad de sus primeras composiciones, sin dejar a un lado los avances en producción recogidos durante su trayectoria. El resultado es adictivo y excitante.

Ya de inicio tenemos unas guitarras cargadas de fuzz en “The Way Of The Future”, un ritmo sincopado y un estribillo vacilón. Una canción como debe ser: sencilla y con todo para que en dos escuchas no pares de tararearla. Pero esto no se queda sólo en el primer tema, BLACK STONE CHERRY consigue la fórmula mágica en las trece canciones (dos temas extra en su primera edición) de que se compone el disco. Recuerdo que hace años escuché que tan difícil es hacer un tema enrevesado como sencillo. Un ejemplo son los citados CREDENCE CLEARWATER REVIVAL que en su discografía alternan viajes psicodélicos enervantes y canciones que se escuchan mil veces en la radio. Y cómo no el paradigma de la sencillez es AC-DC. En ambos casos saber hallar la estructura precisa, la duración adecuada y los elementos necesarios para que un tema enganche desde el principio es una ecuación no siempre con buen resultado. BLACK STONE CHERRY lo consigue en “Kentucky” como ya lo hizo en el pasado.

Por otro lado BLACK STONE CHERRY con el paso de los años supo aumentar su paleta de sonidos, sin dejar de hacer lo suyo: esa mezcla de Hard Rock, Stoner y Rock Sureño que tan bien funciona. Esto les llevó a ir sobreproduciendo sus trabajos, pero tanto en “Magic Mountain” como sobre todo en “Kentucky” han vuelto a desnudarse, sin por ello renunciar a arreglos y elementos más allá de las canciones habituales. Así tenemos una sección de vientos y voces que introducen Funk y Soul en ciertos temas y que nos hacen pensar en bandas como por ejemplo WAR, y sirva de ejemplo la propia “War” o ese pepinazo que es “Soul Machine” que hace honor a su nombre y parece un tema de BLOOD, SWEAT AND TEARS. En estos cortes, que en directo supongo que no funcionarán igual porque llevarán la fanfarria pregrabada, uno siente el fuego en el cuerpo y no para de moverse ni un momento, además de poner un toque de variedad al trabajo.

Finalmente la cara más “radio friendly” que dirían los expertos también está presente en forma de cortes con aires alternativos como “In Our Dreams”, “Shakin’ My Cage” o “Born To Die”, más melódicos y con mucho aire a THEORY OF A DEADMAN sin la misoginia característica de este grupo. Todo ello sin olvidar el sonido fofo de guitarras y la distorsión Stoner que culmina en “Feelin’ Fuzzy” y con espacio para algo más tranquilo como la bonita “The Rambler” que en formato acústico y con sección de cuerdas pone fin al disco, al menos a su edición normal. Si nos vamos a los dos bonus track, no podemos dejar pasar “I Am The Lion” que es un pepinazo de Rock Sureño stonerizado que te dejará con ganas de más por su plenitud de energía y la fuerza de su estribillo. Incluso temas algo más experimentales como “Rescue Me”, con esos coros que podrían ser sacados de un grupo de Gospel y que se encajan en la electricidad guitarrera, también tienen su punto.

Para mi gusto BLACK STONE CHERRY ha sabido sacar un disco muy completo. “Kentucky” no supera su debut ni su secuela, pero es una buena colección de temas de todo tipo que siempre logran su objetivo, enganchar y gustar. Para hacer eso tienes que tener muchas tablas y poner en tu forma de componer las mismas ganas y energía que quieres transmitir. BLACK STONE CHERRY lo consigue. Además tendremos la oportunidad de ver cómo defienden estos temas en directo en España a principios de 2017, con lo que la fiesta está asegurada.

Raúl Ureña Salgado

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí