Crítica de FIRST SIGNAL - One Step Over The Line

0

Seis años después del debut de esta «nueva» banda, FIRST SIGNAL publica su segundo compacto, que sigue la misma línea que el anterior, es decir, continúa en su búsqueda del sonido de los primeros álbumes de HAREM SCAREM.

Por si alguien no sabe quiénes forman este grupo con nombre de test de embarazo (os invito a buscar el nombre en internet, resulta cuanto menos curioso), vamos a ponernos en situación. Nuevamente estamos ante una idea del director de la superpoderosa Frontiers, Serafino Perugino, que se puso en contacto con el vocalista de HAREM SCAREM, Harry Hess, para que liderara este superproyecto en el que también están inmersos su antiguo compañero Darren Smith, Daniel Flores y el teclista de HARDLINE Alessandro del Vecchio.

En 2010 se presentaron con un álbum homónimo que seguía los derroteros de la banda canadiense capitaneada por Hess, pero sin llegar a la brillantez de sus primeras entregas, es decir, se movían dentro del Hard Rock Melódico que se perdía en esa confusa línea que lo separa del AOR. Aquél fue un disco correcto, que, a pesar de las pretensiones que podía tener debido a sus componentes, no nos dio, en mi opinión, casi nada para el recuerdo.

Este “One Step Over The Line” también podría calificarse como correcto, sin más. No sé qué buscáis en un disco nuevo, yo todavía busco algo de novedad y frescura y aquí, tristemente, no la hay. No quiero decir que sea un mal disco ni mucho menos; es ameno y agradable al oído e, incluso, tiene alguna canción que se te queda grabada en el cerebro, como la casi balada “Broken”, que tiene un estribillo con muchísima fuerza.

Los miembros de FIRST SIGNAL tienen demasiado talento como para no saber componer canciones buenas y, probablemente, a los que todavía no estén muy adentrados en este estilo serán capaces de engancharlos con alguno de estos temas, como “Minute Of Your Time”, que tiene ese sonido a clásico, pero para los que ya llevamos cierto camino recorrido escuchando Hard Rock Melódico o AOR nos parece otro álbum que pasará a la historia sin pena ni gloria.

En general, la voz de Hess es la absoluta protagonista de todas las canciones, en las que se nota que han querido cuidar especialmente las melodías de los estribillo y la producción, no podía ser de otra manera, es excelente.

Un disco que probablemente ya hayas escuchado sin haberlo escuchado.

Sensi Cuadrado

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí