Crítica de LAST IN LINE - Heavy Crown

0

Una nueva banda se presenta ante nosotros; se trata de LAST IN LINE, con una formación encomiable y unas reminiscencias evidentes al gran Ronnie James DIO, desde el nombre hasta el sonido que buscan los once temas que componen este debut, "Heavy Crown".

La formación que se esconde detrás de LAST IN LINE es para arrodillarse: Viviam Campbell a la guitarra, el ya fallecido Jimmy Bain al bajo, Vinnie Appice a la batería y Andrew Freeman a la voz. Leyendo estos nombres ya damos por hecho que podemos poner el listón alto y, en cierto modo, no vamos a salir defraudados de la escucha de este álbum, pero quizá no llega al nivel que podríamos pedirle a músicos de esta categoría.

“Heavy Crown” es un álbum que, como ya he dicho, busca sonar a DIO (de hecho, tres de los miembros de esta banda tocaron con él durante años) y lo consigue, aunque logra plasmar el sonido de la época más oscura y densa del fantástico vocalista, que, por desgracia, es la que menos me agrada. Cuestión de gustos.

Las canciones, en general, siguen todas el mismo patrón: son sencillas, con potentes riffs de guitarra, ritmos de batería pesados y con el protagonismo absoluto de la voz de Freeman, que a veces consigue asemejarse mucho a la de DIO.

La primera en sonar es “Devil In Me”, donde el vocalista ya comienza a lucirse. Lo cierto es que han hecho una elección para presentarse como banda muy buena, pero tristemente este tema promete más de lo que luego nos espera. “Martyr”, por su parte, es una pieza de Hard Rock directo, potente y arrollador con un estribillo simple y efectivo, y gran solo de guitarra. La que le sigue, “Starmaker” es un homenaje en todos los sentidos al maestro; “Burn This House Down”, para mí, es de las más fáciles de escuchar y más pegadizas, tiene un riff de guitarra muy marcado con el que juegan durante el estribillo; y “I Am Revolution” está hecha para cerrar los directos de la banda por todo lo alto con la estrofa bien marcada y el estribillo para alzar los puños.

Por desgracia, a partir de aquí, el disco parece que se vuelve infranqueable, a excepción de “Curse The Day”, un medio tiempo ciertamente oscuro en el que han cuidado especialmente las partes instrumentales. Por lo demás, en ocasiones incluso da la impresión de las canciones no van pasando, que te encuentras siempre en el mismo sitio.

Quizá “Heavy Crown” sea un disco demasiado espeso, incluso más que los de la última etapa de DIO; se vuelve difícil de escuchar e incluso se hace largo y repetitivo. Se agradece, todo hay que decirlo, el detalle de brindarnos este recuerdo del maestro, pero estando bien sólo la mitad de las canciones del compacto no se hace un buen álbum.

Sensi Cuadrado

Artículo anteriorVICIOUS RUMORS: Portada y canciones de “Concussion Protocol”
Artículo siguienteEntrevista a Marcos Rubio, organizador del LEYENDAS DEL ROCK

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí