Crítica de RHAPSODY OF FIRE - Into The Legend

0

RHAPSODY OF FIRE lleva años de capa caída y la separación en dos entidades -con Luca Turilli dirigiendo la otra “cinemática” encarnación, también insustancial pero con peor directo- tampoco ha beneficiado al grupo liderado por Alex Staropoli y Fabio Lione.

Vaya por delante que “Into The Legend” es un disco aburrido por momentos, que se salva por determinadas partes realmente bellas y poderosas. Teniendo esto en cuenta, o tiramos de condescendencia o reconocemos abiertamente que algo falla en las composiciones de la banda italiana. En sus canciones, sorpresa cero (tampoco se esperaba) y gancho… pues más bien poco, para qué engañarnos, especialmente por su duración, aunque están un poco por encima de su inmediato predecesor, “Dark Wings Of Steel” y en ocasiones llegan a recordar a los RHAPSODY clásicos.

Con todo, RHAPSODY OF FIRE sigue mostrándose mayestático y consigue, sin emocionar, algunos momentos de brillantez. Por ejemplo con las guitarras de Roberto De Micheli -quien aporta algo diferente al conjunto- en el arranque de “Distant Sky”, parece que Luca nunca se fue. Es un veloz tema para ser enseña del álbum, de los más impactantes del trabajo. “Into The Legend” muestra un Fabio algo rabioso y un estribillo que podría ser mejor si fuera más concentrado e in crescendo en vez de ir bajando el tono. El pausado “Winters Rain”, guitarrero y más metalero, deja un poco de lado tanto sinfonismo y tiene un estribillo épico con voces masculinas de ópera que agrega una profundidad majestuosa; lástima que el tema se alarga demasiado en su parte central con un interminable interludio de voces femeninas y guitarras ambientales que no llevan a ninguna parte. De todas formas el aporte casi narrativo de este corte no está mal.

Asimismo, llama la atención una entretenida canción de Folk Metal como “A Voice In The Cold Wind” (¿alguien recuerda “The Village Of Dwarves”?), que contrasta brutalmente con el resto de temas, si bien podría estar sacada de algún producto infantil. Le sigue un tema que uno no sabe si amar u odiar, “Valley Of The Shadows”, un corte excesivamente largo -no eran necesarios siete minutos, al igual que tampoco lo son para otros cortes del disco- con unos RHAPSODY OF FIRE más tenebrosos pero luminosos en el estribillo. Ante esto uno se pregunta por qué no se acabarán de decantar por hacer una canción decididamente sombría. Otro “problemilla” del tema es que la banda recicla su música para la intro del disco, “In Principio”, lo que no deja de tener un punto cutre. De acuerdo en enlazar musicalmente las piezas, pero escama que no hayan sido capaces de componer una introducción distinta. Eso sí, en su parte final mejora de forma increíble, marcándose Staropoli un teclado que se asemeja a la banda sonora de “La Noche De Halloween”, si es que directamente no es un homenaje a la película de John Carpenter; no hay que olvidar que los italianos son fans del cine de terror. Desde luego ese tramo final salva la composición, que tiene un final apoteósico a pesar de repetirse la intro…

Virando hacia un tema más positivo llega “Shining Star”, balada bonita y con cierto encanto pero repetitiva y nada melódica. En ella brilla, como su título indica, Fabio Lione, como siempre fantástico como vocalista en todo el trabajo. Le sigue un tema con un estribillo poderosísimo, casi de coro ruso, “Realms Of Light”, muy épico y atractivo y con un guiño a mitad de canción a los RHAPSODY más clásicos de los orígenes. Sin duda, de lo más convincente de la obra.

Para el final, tras un “Rage Of Darkness” de trepidante comienzo y coros de aprobado alto pero algo espeso, nos esperan los casi 17 minutazos de “The Kiss Of Light”, tema con inevitable relleno que, no obstante, es uno de los mejores del álbum. En él tenemos a un Fabio Lione macarruzo y variado, un estribillo operístico y peliculero que es de lo más épico y decente de “Into The Legend”, majestuoso, y con una parte realmente hermosa alrededor del ecuador del tema, soberbia.

Sin embargo, a pesar de puntuales instantes de gloria y el devenir guitarrero que ya aparecía en el anterior álbum, “Into The Legend” balancea peligrosamente hacia el tedio, sensación que impera demasiadas veces. Faltan temas más breves y directos, y canciones coreables de Power Metal Sinfónico, como en sus inicios, por encima de las composiciones enrevesadas y diría que superfluamente hinchadas que ha firmado RHAPSODY OF FIRE. Otra vez será, pero las cosas no tienen visos de cambiar.

 

Enrique Herrero

Artículo anteriorCrítica de CIRCUS MAXIMUS - Havoc
Artículo siguienteThe Art Of Occult Fest incluye a EVADNE en el cartel

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí