Crítica de SODOM - Decision Day

0

A estas alturas de la película poca presentación necesita SODOM. Uno de los dientes del tridente de Thrash alemán ochentero junto a KREATOR y DESTRUCTION y quizás el que más constante y solvente se ha mantenido con los años, sacando trabajos notables de forma regular y sin altibajos, hacen de SODOM un valor seguro. Sin embargo desde su homónimo del 2006 los últimos diez años de la banda han sido como una segunda juventud. Los cuatro discos que han dado de sí esta década, que además ha sido representada a modo de recopilatorio en el EP “Days Of Retribution” (estoy obviando en estos años la regrabación parcial de “The Final Sign Of Evil”), han insuflado nueva fuerza en Angelripper y compañía, justo después de editar ese documental y compendio de directos homenaje llamado “Lords Of Depravity”. Sonido renovado e inspiración intacta eran las notas dominantes y cada disco ofrecía un punto extra sobre el anterior. “Decision Day” no es menos e incluso ofrece algunas novedades llamativas.

Si lo comparamos con “Epitome Of Torture”, que para mi gusto contenía un par de himnos gloriosos, destacando sobremanera “My Final Bullet” y “S.O.D.O.M.”, este nuevo disco llama la atención por una duración mayor de los temas, duración que en algunos casos sobrepasa los seis minutos, como en el fabuloso corte de apertura, “In Retribution”. Pero sobre todo llama la atención por un elemento novedoso, un mayor peso de la melodía que en ocasiones hace pensar en grupos de la segunda ola del Thrash de corte sueco (THE HAUNTED por delante) o incluso en los estándares del Death Metal melódico. En este sentido SODOM ha seguido un poco la estela de los últimos trabajos de KREATOR y da como resultado un trabajo muy variado y pegadizo, con elementos clásicos (sobre todo la voz de Angelripper, que sigue inalterable) pero más coherente con la producción poderosa de los últimos discos de SODOM. La presencia de algunos coros y de unos riffs más groovies termina de redondear un trabajo que puede considerarse la culminación de la evolución de la última década de SODOM.

Quizás el corte que más descoloca del trabajo sea el elegido como escaparate inicial de adelanto, “Calígula”. Uno de los elementos presente en este disco, los coros, que aumentan la potencia de los estribillos, es fundamental en este corte, pero su carácter de medio tiempo contenido en sus partes rápidas no le convierten en el mejor muestrario del disco. Sería mucho más adecuado en este sentido “Who Is God”, el siguiente en la lista o la propia apertura, aunque sea extensa o sobre todo el segundo corte, “Rolling Thunder”. Sin embargo el tema que mejor refleja esta presencia melódica predominante en las guitarras es el propio corte título, “Decision Day”. Un corte de riffs modernos y melodías pegadizas que también se ve potenciado con sus líneas corales y por un magnífico solo de Bernemann, que vive una segunda juventud en este trabajo, todo ello mezclado a la perfección con ritmos de Thrash en sentido clásico y la propia voz de Angelripper.

Hacia la mitad del disco “Strange Lost World” ofrece un tema más reposado y atmosférico donde la mala leche se contiene en las palabras escupidas de Angelripper y donde Bernemann también tiene un protagonismo solista excelente. Pero no hay lugar para asustarse, “Vaginal Born Evil” conjuga esa línea más épica y a medio tiempo con ataques de Thrash en un sentido muy clásico, de nuevo reinventando el propio estilo de SODOM. Esta es la nota dominante y que mejor define este trabajo. “Decision Day” es SODOM más allá. Sin dejar de ser ellos, suenan diferentes, lo cual con tantos años y discos a sus espaldas es de agradecer. Y si quieres algo más “in your face”, también tienes el tema más corto del disco, “Blood Lions”, que podría parecer firmado por EXODUS en un primer momento, pero que es de los más sanguinarios del trabajo, junto con “Sacred Wratpath” que ya fuera adelantado en un EP hace un tiempo y que parece un corte sacado por los últimos IMMORTAL, insisto, sin dejar de saber que estás frente a SODOM, pues esa épica nórdica inicial se mezcla con ritmos y riffs más Thrash según avanza el corte.

“Decision Day” no es un renovarse o morir, es un paso más en la trayectoria de una banda de tan amplios mimbres que no necesita demostrar nada, pero que lejos de estancarse, sabe ofrecer detalles nuevos y mejorar lo ya ofrecido. SODOM sigue siendo con este disco uno de los estandartes más interesantes del Thrash Metal teutón que sin autohomenajearse sabe seguir manteniéndose en lo alto de su propia marejada. Mientras haya vida, bienvenidos sean discos como este.

Raúl Ureña Salgado

Artículo anteriorAVENGED SEVENFOLD estrena “The Stage”, su nuevo single
Artículo siguienteTRIVIUM reeditará “Ember To Inferno” con el disco extra “Ab Initio”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí