Crítica de ELBERETH - Karma

0
Elbereth - Karma

Desde la localidad guipuzcoana de Legazpi nos llega "Karma", el cuarto trabajo discográfico de ELBERETH y el primero con el sello Basque Metal Country. El quinteto vasco tiene un sonido tan fácil de identificar como difícil de definir. Aferrados a todas las posibilidades que ofrece la tecnología del siglo veintiuno, y con cierto empaque sonoro que principalmente recuerda a los actuales MACHINE HEAD, no son pocas las referencias que se pueden encontrar en las rebuscadas composiciones de los de Legazpi.

"Karma" no es solo un trabajo que nos da la razón a los que pensamos que el Metal vasco nunca ha estado en baja forma, sea cual fuere su vertiente o su época, sino que demuestra que el euskera es una lengua más que competente si de lo que hablamos es de Metal contundente y pesado.

Lo primero que me gustaría sacar a flote en este escrito es el cuidado diseño del compacto. Estamos ante uno de esos trabajos que gusta tener entre las manos antes, siquiera, de darle al reproductor de audio. ELBERETH nos ofrece un libreto despegable revestido con una tétrica y llamativa ilustración en la que abundan las calaveras, casi desprovista de color en su totalidad y que me recuerda enormemente al artwork que tenía el "The Blackening" de los norteamericanos MACHINE HEAD. En las entrañas de este diseño nos encontramos lo que veremos en las siguientes líneas.

Desgranando los temas de "Karma"

"Lepoa Maztu Arte" es una intro instrumental bastante groovie y resultona que incluye algunos pasajes con caja rápida que, por momentos, te puede trasladar al universo musical de bandas como los actuales BEHEMOTH. Tras la carta de presentación de "Karma" se halla "Nikomedes", un tema furioso y arropado por un riff envolvente y grueso que lo sitúa en la parcela de bandas como GOJIRA, pero también en el de otras como TRIVIUM si atendemos a la construcción del estribillo, facturado con voces limpias y más “clásicas”.

"Doinu Ilunak" empieza con la quinta marcha metida a fondo. Velocidad que coquetea con el Death Melódico de finales de los noventa, aunque la voz tosca y cavernosa de Iker, al más puro estilo Chuck Billy de TESTAMENT, acaba siendo amansada por unos coros femeninos que le dan cierta frescura y personalidad al tema. Por su parte, "Patu Beltza" posee unos punteos doblados que se ven bruscamente cortados por una base rítmica áspera y machacona e idónea para hacer headbanging.

En el ecuador del compacto irrumpe "Noraezean", que sigue la línea de su predecesora, haciendo del riff grueso y virulento un elemento indispensable a la hora de entender y digerir los temas de ELBERETH. En dicha pieza, emergen momentáneamente elementos progresivos, fácilmente perceptibles en la base rítmica, que enriquecen bastante el resultado final de la misma y le dan, de nuevo, cierto semblante a GOJIRA. A continuación, nos topamos con "P.S.", que tiene en su haber un inicio encorsetado en el Thrash de corte moderno, similar al de los actuales TESTAMENT.

Llegando al final el lanzamiento, nos encontramos con "Segi Itxoiten", una pieza que se arropa en el Death Melódico de manual. El corte se nutre de una melodía muy épica y heavy, con subidas que refuerzan mucho el tema y lo acercan a un sonido más tradicional. A su vez, el tema tiene el desarrollo musical más sigiloso y calmado de todo el disco en su tramo final. Asimismo, "Usainik Ez Inguruan" nos devuelve al sonido de los recientes MACHINE HEAD, siendo un tema groovie, progresivo y con sucesivos cambios en su estructura. En el cierre se halla "Will Remain", único tema cantado en inglés de todo el compacto y que, bajo un manto de lentitud y melancolía, se abraza a una estructura muy Death/Doom de bandas como AMORPHIS u OMNIUM GATHERUM, siendo el corte más experimental de todo el disco.

Un disco diverso y demoledor

Como habrás podido suponer, no resulta fácil ponerle un sello personal a ELBERETH, aunque todos sus desplazamientos musicales e influencias a lo largo y ancho de "Karma" sean perfectamente identificables. Variedad, en su conjunto, sumado a una producción poderosa y sin fisuras que apuesta por el sonido grueso y aplastante es lo que ofrece el cuarto trabajo del quinteto vasco. Muy disfrutable.


Discográfica: Basque Metal Country

Reseña
Nota
8
Artículo anteriorCYHRA estrena la canción "Letter To Myself"
Artículo siguienteCrítica de BLACK DIAMONDS - Once Upon A Time
Licenciado en Comunicación y redactor en varias webs especializadas en Rock y Metal desde hace más de una década, plataformas que me han servido, al igual que el actualmente aparcado mundo radiofónico, para darle rienda suelta a mi creatividad enfocada a una de mis grandes pasiones: la música. A su vez, soy un gran entusiasta del cine en todas sus vertientes, especialmente en la rama dedicada al terror, fantasía y ciencia-ficción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí