Crítica de SECOND SILENCE - Prosperidad

0
Second Silence - Prosperidad

Grata sorpresa la de encontrarme con "Prosperidad", un nuevo trabajo de SECOND SILENCE. Hacía tiempo que no oía hablar de la formación madrileña. Lejos queda ese debut llamado "Apocalipsys In Extrema", con el que la banda, por aquel entonces un sexteto, nos dejaba una buena dosis de ruido que, además, pude ver como trasladaba a los escenarios en la madrileña sala Sol.

Como digo, algo ha llovido desde aquel debut del combo de la capital, unos 14 años; desde entonces el grupo nos ha dejado un par de largos más, un EP y "Prosperidad", el disco del que me dispongo a hablar y con el que he vuelto a conectar con el universo musical de la banda de marras.

Algo ha cambiado en el sonido de la formación, aunque SECOND SILENCE mantenga ese espíritu ruidoso primigenio con el que se dio a conocer. Sí, el quinteto sigue sonando tremendamente cafre, pero con una propuesta mucho más definida y direccionada, mejor resuelta y afrontada con más recursos. Si hay algo que me echaba para atrás de los primerizos SECOND SILENCE era la percusión metida con calzador en todos y cada uno de los temas. Algo innecesario, a mi parecer, que acababa entorpeciendo y desdibujando los temas. A su vez, las canciones que elaboran a día de hoy, en comparación con las de aquella época, son más reconocibles dentro de ese género que es el Hardcore más sanguinario y metalizado, el cual no debemos confundir con el Metalcore.

En "Prosperidad" no hay melodía vocal que valga, pero sí que hallamos esa fisionomía que te puede trasladar al territorio de bandas como HATEBREED o WALLS OF JERICHO entre otros, todo ello rebozado con unas cuantas cotas de Metal Extremo y de Thrashcore.

Otro punto a favor de estos actuales SECOND SILENCE se halla en la mayor y mejor vocalización de Chava, al cual se le entiende bastante más que en sus inicios, donde me recordaba enormemente a Juan de SOZIEDAD ALKOHOLIKA. A día de hoy, el vocalista me sigue trasladando hasta esos viejos S.A., pero con muchos matices de Jamey Jasta de HATEBREED, por esa forma de escupir y vociferar los temas.

El infalible Carlos Santos ha sido el encargado de contornear el bélico sonido de la banda en un compacto que nos mete de lleno en el Madrid profundo, en el espíritu de barrio, de cervezas en los bares y en los parques, como bien refleja la portada y el libreto del trabajo, donde se aprecian fotos del barrio del Prosperidad, el cual ha servido además para titular el nuevo retoño de SECOND SILENCE; todo ello con unas letras incendiarias y combativas que intentan reflejar la realidad de la calle y de muchas zonas obreras y menos agraciadas. De eso hablan precisamente las destructivas “Despierta” y “Fuerza Y Honor”, de tener un alma combativa. Curioso el parecido de la segunda con el “Straight To Your Face” de HATEBREED cuando emergen los coros embrutecidos al más por estilo Hardcore neoyorquino.

“Tomamos La Calle” es de lo mejorcito del álbum. La combinación del Metal y el Rap en el mundillo del Hardcore siempre ha sido como el pan de cada día, demostrando la buena conexión entre ambas tendencias de cara a crear temas que acaben siendo una patada en el estómago. Lo han demostrado numerosas bandas: BIOHAZARD, MADBALL, BODY COUNT y tantos y tantos otros. En esta ocasión lo ejemplifica SECOND SILENCE en compañía de EL COLETA, uno de los nuevos valores del ‘Kinki’ Rap madrileño. Tema brutal, vacilón y acorazado con toneladas y toneladas de macarreo.

También hay piezas con temáticas alejadas de la crítica social más convencional, como refleja “Déjame Entrar”, un tema tan veloz como sexual y fogoso que se acerca más al Thrashcore por los riffs de guitarra que contiene. Por otra parte, otro tema como “Por Vida”, de nuevo con un acabado hardcoreta y violento, evidencia la pasión y el gusto por un estilo de vida defendido a capa y espada en el que entran el Rock, el Punk y el Hardcore, tendencias  que, de alguna forma, representa SECOND SILENCE a lo largo y ancho de sus canciones.

Otra canción a destacar es el salvaje “Voz A Voz”, puro Thrashcore sin concisiones que tal y como entra, arramplando con un riff de la escuela de SLAYER, se esfuma en poco más de dos minutos de ensañamiento que va a degüello.

Efectivo, contundente, exabrupto, macarra y ligero de escuchar. Así se presenta el nuevo compacto de SECOND SILENCE, con el cual no sé si lograrán hacer algo más de ruido a nivel mediático que con anteriores obras, pero, desde luego, al menos musicalmente hablando sí que han logrado hacerlo y con creces. Esperemos que no decaiga nunca ese espíritu pendenciero que atesora el quinteto y que prosiga su lucha por hacerse un hueco en la escena, en la que ya son más veteranos que noveles.


Discográfica: Rock Estatal Records
Reseña
Nota
7
Artículo anteriorCrítica de IN FLAMES - Battles
Artículo siguienteRED FANG: Vídeo de "Cut It Short"
Licenciado en Comunicación y redactor en varias webs especializadas en Rock y Metal desde hace más de una década, plataformas que me han servido, al igual que el actualmente aparcado mundo radiofónico, para darle rienda suelta a mi creatividad enfocada a una de mis grandes pasiones: la música. A su vez, soy un gran entusiasta del cine en todas sus vertientes, especialmente en la rama dedicada al terror, fantasía y ciencia-ficción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí