Crítica de STEIGNYR - The Prophecy Of The Highlands

0

En general, pero especialmente cuando se habla de ciertos subgéneros en particular, el Metal es mi línea roja. Parece una obviedad pero es que me espantan algunos grupos que te llegan como Folk Metal, Celtic Metal y similares y tienen mucho del nombre pero muy poco, a veces literalmente casi nada, del apellido. Para mí el Viking Metal es BATHORY y ENSLAVED, además fácilmente dos de mis grupos favoritos, y por esa senda hacia delante. No entré mucho en la fiebre del Viking/Folk cada vez más salido de madre, como todas las modas, tal vez porque me pilló algo mayor y especialmente porque la versión más festiva y dicharachera del género me queda lejísimos. Soy de natural melancólico y prefiero todas las veces que haga falta un disco como “Arv” de ASMEGIN, por ejemplo. Además mucho más conectado al verdadero Folk nórdico de eras antiguas, más oscuro y evasivo que la veta explotada por la mayoría de grupos, que beben en realidad de otras raíces dentro de los tan viejos tiempos del continente europeo. En general no soy muy aficionado a estos estilos, pero como en la práctica acaba formándose un batiburrillo importante no diré nada de subgéneros que se usan muchas veces para definir a grupos monumentales como MOONSORROW o PRIMORDIAL.

Todo esto pensaba mientras escuchaba el tercer disco en cuatro años de STEIGNYR, en realidad mi primer contacto con este grupo de Barcelona que cumple el requisito del que partía: Folk/Celtic… Metal. Y que, con gira europea este verano, entra también en el enorme montón de buenos grupos españoles que, en lo suyo, tienen poco que envidiar a lo que se hace en cualquier otro lado. Aunque sigue ganando la tozudez de muchos a la hora de ignorarlo. Este es un grupo de Folk Metal pero no de Folk Death Metal, como he visto que a veces se le etiqueta. Eso no quita que no haya destellos de Death Metal melódico en su música, pero el Death Metal es algo más que la música, ética y estética, y esto no va por ahí. Y no es una crítica sino un intento de describir de la mejor forma posible. En realidad, en la música de STEIGNYR hay una interesante mezcla por la que asoman ELUVEITIE, ENSIFERUM o EQUILIBRIUM… con un toque de AMON AMARTH en unas cuantas líneas vocales y muy en primer plano en composiciones como “The Last Era”. Las voces son guturales, bien ejecutadas, elevadas por una producción notable y acompañadas por una de las estrellas del disco: Mireia, una excelente voz femenina que hace mejor todo lo que toca. Cada vez que aparece con una emoción nada afectada, algo que se echa en falta en otras voces femeninas, la música es más de lo que era sin ella. Hasta donde leo no es miembro oficial del grupo, pero en cualquier caso es uno de sus grandes valores. Al menos en este disco.

El disco, por cierto, se llama “The Prophecy Of The Highlands” y tiene un artwork apropiado, obra de la artista Ingrid Gala y metáfora, y voy al material promocional, de “la muerte de la madre tierra a manos del hombre y la exterminación de las libertades de este”. Todo apropiado, como tiene que ser para un grupo que introduce melodías e instrumentos Folk y que mantiene casi siempre una base de ritmo recia y groovie, contundente y bien encajada entre las partes más atmosféricas y las cabalgadas más épicas. En su versión más cinemática la música de STEIGNYR adquiere máximo esplendor, algo que decae en otras piezas algo más simples y previsibles y que hace apuntar alto a unas composiciones finales que se quedan a un paso de la brillantez: “Spirit Of Victory” y “The Awakening Of Revenge”, en la que partes imponentes pelean a cara de perro con unas voces decepcionantes en lo que debería ser un estribillo mucho más rotundo.

Por delante hay un también notable inicio con la apropiada intro “The Valley Of Dragons” y la celta “Sons Of Earth”, muy ELUVEITIE y con un excelente intercambio entre las voces masculina y femenina. Le sigue “Wild Land”, que alcanza un pico de pura brillantez épica en la parte central, con gaitas y una obvia carga emocional que no tienen, no a ese nivel, algunas de las canciones que siguen antes de ese repunte final y dejando por el camino pequeñas joyas como el aura pagana de la instrumental “Wolf's Liar”. En general, “The Prophecy Of The Highlands” tiene excelentes intenciones y un buen resultado que se queda, creo, a un paso de una plenitud que en muchos momentos se anuncia pero no llega. No del todo. Y eso es en realidad una bonita promesa de futuro. Después de varias escuchas, me quedo con cuatro o cinco canciones y voy perdiendo interés en el resto. Y advierto que eso puede tener que ver con que no soy un seguidor apasionado de este estilo. Quienes lo sean le sacarán, seguro, más jugo a un buen disco de un buen grupo que tiene potencial para hacerlo todavía mejor. Y ahí sí que podríamos estar ante algo magnífico de verdad. Éste es el camino.

Juanma Rubio

Artículo anteriorKORN: Conciertos en Madrid y Barcelona en marzo de 2017
Artículo siguienteEVERGREY: Vídeo de “The Impossible”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí