Crítica de TRICK OR TREAT - Rabbits' Hill Pt. 2

0
TRICK OR TREAT Rabbits' Hill Pt. 2

Ante la próxima visita de los italianos TRICK OR TREAT por tierras patrias, acompañados por sus compatriotas DGM, SECRET SPHERE, y SKELETOON, y cuya gira ya os anunciamos, nos sentamos a escuchar detenidamente, "Rabbits' Hill Pt. 2". La nueva obra, en resumen, sin llegar a ser redonda, resulta superior en calidad a su predecesora.

Basado en la novela de Richard Adams, “Watership Down”, esta segunda parte nos relata, en modo musical, el momento en el que Hazel -uno de los conejos protagonistas de la novela- conoce a Kehaar, el conejo negro, y juntos descubren Efrafa. El lugar resulta ser un estado policial gobernado por el déspota General Wounwort. Gracias a la ayuda de los protagonistas, un grupo de conejos rebeldes logra escapar de él, provocando una especie de guerra civil entre Efrafa y Watership Down.

De esta forma, el álbum comienza con el tema “Inle’ (The Black Rabbit Of Death)”, lleno de la destacable fuerza del Power Metal que hacen los italianos: guitarras rápidas, batería constante y la voz de Alessandro Conti lo suficientemente aguda y característica de este estilo, pero sin resultar estridente. La verdad es que es un gran tema de inicio, rápido y efectivo.

Con “Together Again”, la banda baja el ritmo. Resulta un tema más clásico y, por así decirlo, tradicional, con una melodía sencilla y alegre, cual, si se permite la comparativa, juglares de la Edad Media, típica de un entorno como el que cuentan en "Rabbits' Hill Pt. 2": unos conejos que van en busca de un futuro mejor. “Cloudrider”, el siguiente corte del disco, se vuelve más siniestra, aunque, en el fondo, y mal que nos pese, resulta ser un tema estándar, que casi baja y ralentiza la progresión del trabajo, puesto que no tiene elemento alguno que destacar.

“Efrafa”, por su parte, nos envuelve en un halo de misterio. Regresa así el Power Metal tan definitorio de los italianos, haciendo que "Rabbits' Hill Pt. 2" suba de nivel. Los cambios de ritmo que incluyen le dotan de complejidad, no llegando a ser el típico tema power metalero que todos conocemos.

Como todo disco tiene que tener su tema romántico por excelencia, llega “Never Say Goodbye”. En él colabora Sara Squadrani, de la banda de Metal Sinfónico italiana ANCIENT BARDS, con las voces empastando perfectamente pero, realmente, sin nada reseñable. Una balada, sin más. Seguidamente, “The Great Escape”, single del disco, nos trae de vuelta de nuevo el Power Metal de la banda. Se trata de un tema casi épico en su estribillo, recordando muchas veces los mejores temas de RHAPSODY OF FIRE, e incluso, si se permite la comparación, de AVANTASIA, salvando las distancias, obviamente.

Como siguiente corte nos encontramos con “They Must Die”, con Tim “Ripper” Owens. Se erige en el mejor tema del disco sin lugar a dudas, con Owens como el General Wounwort y cuya voz aguda dota de una fuerza y una agresividad al tema dignas de apreciar. Sin duda mete un subidón impresionante. También son destacables los riffs de la parte instrumental, llenos de potencia y de matices. Sin lugar a dudas, el mejor tema del álbum.

Prosigue el álbum con “Beware The Train”, tema instrumental más propio del Metal Progresivo que del Power Metal del que hacen gala los italianos. Resulta algo complejo en su ejecución, estando lleno de matices que apreciar, aunque sin llegar a hacerse aburrido. Y continuamos con “United”, con Toni Kakko de SONATA ARCTICA. Es un tema más propio de la banda de Kakko que de TRICK OR TREAT, por la épica, los coros, el ritmo más lento pero más constante. Aun así, resulta un tema interesante en el que, al igual que en “They Must Die”, los italianos cuentan con una colaboración de lujo que sube el nivel.

Para ir concluyendo, “The Showdown”, nos ofrece de nuevo tintes progresivos alternados con Power Metal, aunque, en este caso, la voz de Alessandro en el estribillo resulta en ocasiones un tanto chirriante. No en exceso, pero lo suficiente como para restar calidad al tema. Sin embargo, y pese a esto, no resulta un tema pesado, sino bastante ameno. Por último, “Last Breath” nos relata el final de Hazel, en el que marcha con el espíritu El-ahrairah, dejando atrás Watership Down. Si bien no es un tema que destaque como cierre, resulta una balada interesante, por momentos desgarradora, que transmite realmente lo que pretende ser: una despedida.

En definitiva, TRICK OR TREAT se ha sacado de la manga con "Rabbits' Hill Pt. 2" un buen disco. Tiene algunas carencias, pero, al fin y al cabo, es correcto. No abusa de los elementos Power, alternando ritmos, mezclándolos con el Progresivo e incluso creando composiciones épicas y tradicionales que dotan de variedad al álbum.

Solo resta ver cómo lo presentan en directo en nuestro país.


Discográfica: Frontiers Records
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here