Crítica de WARBRINGER - Woe To The Vanquish

0
warbringer-woe-to-the-vanquished

WARBRINGER fue una de las primeras formaciones renovadas en hacer resurgir el Thrash Metal de sentimiento ochentero. Desde sus primeros pasos, discos como "War Without End" se convirtieron en piezas habituales entre los aficionados y fueron acicate para que otras formaciones que en los noventa habían decaído o incluso habían desaparecido volviesen con fuerza. Sin embargo, y como suele pasar en esto, el impulso inicial y la saturación hizo que WARBRINGER fuera decayendo, no en ritmo discográfico, pero sí en el interés que despertaban sus lanzamientos. Los cambios de formación tampoco ayudaban. Hasta que llegó a la palestra "IV: Empires Collapse". Ahora, "Woe To The Vanquish" vuelve a traer a unos WARBRINGER, con nueva formación, dispuestos a recuperar el cetro y su propia inspiración.

Se le podía achacar a WARBRINGER el estatismo de sus propias ideas. Lo suyo se limitaba a soltar trallazos de Thrash a mayor o menor velocidad según el caso, pero sin más pretensiones. Así la repetición de ideas pronto llegaría. No obstante, con su anterior trabajo ya se despegaron un poco de esa tendencia y ofrecieron temas más elaborados, con elementos más dinámicos y una diversidad mayor de sonidos. También la producción se orientaba un poco más poliédricamente lo que permitía que se desengancharan un poco de su pasado y sin perder el norte siguieran hacia delante. Eso mismo pero mucho más es lo que ofrece WARBRINGER en "Woe To The Vanquish".

 

Curiosamente sus coetáneos con carrera similar, HAVOK, con los que además van a compartir gira por España han hecho lo mismo, se han despegado de ese sonido encorsetado y han ofrecido algo más en su último trabajo, "Conformicide"). La diferencia es que WARBRINGER en lugar de mirar hacia otro lado y hacia otro sonido con irregulares resultados, se ha mantenido en sus principios, pero han dejado ir un poco más a su forma de componer y al desarrollo de los temas. En este disco además lo han llevado al extremo en lo que a variedad se refiere, teniendo temas de duración corta y directa que ofrecen varias caras de la misma moneda y acabando de forma ambiciosa con "When The Guns Fell Silent", un opus de más de diez minutos de duración en el que cuentan una historia de principio a fin.

Precisamente empezaré por el final: introducido con la voz de un narrador que casi parece la voz del "Number Of The Beast" de IRON MAIDEN, los chicos de WARBRINGER ofrecen un tema de estructura progresiva, de menos a más intensidad y mucha épica en "When The Guns Fell Silent", costando reconocer su propio estilo y alejándose del Thrash al uso. Y aunque sin duda contrasta con el resto del disco, lo cierto es que no sale malparado y les hace arriesgar y dar un paso al frente al margen de la comodidad que era lo que hasta ahora ofrecían. Hasta la propia voz de John Kevill está más contenida y ofrece variaciones armónicas que no se le conocían hasta el momento.

 

Pero no sólo estamos ante un tema: en el resto de "Woe To The Vanquish", WARBRINGER despliega una paleta muy variada. Quizás sea "Silhouettes" en el que más se esperaría de ellos, todo un trallazo que a buen seguro abrirá sus conciertos. O también el propio "Woe To The Vanquish", aquí con unos coros muy pegadizos y mucha variedad rítmica ofreciendo hasta momentos de intensidad extrema con blast beats. El groove es el protagonista en "Remain Violent", precedente para otro tema muy clásico en formas, "Shellfire", en el que más resaltará el bajo (muy bien grabado en todo el disco).

Los restantes cortes también tienen cada uno su propia personalidad. "Descending Blade" utiliza efectos más propios de los noventa con mucho cabeceo de por medio. Mientras, "Spectral Asylum" podría considerarse un precedente del opus final, también con mucha variedad de sonidos y tempos, apostando por la teatralidad. Finalmente, "Divinity Of Flesh" regresa a la velocidad y la tralla para que no se nos olvide que WARBRINGER es una banda de Thrash Metal antes de atacar la intensidad épica y repujada del último tema.

WARBRINGER ha arriesgado y al mismo tiempo mantiene sus señas de identidad en "Woe To The Vanquish". El resultado es un trabajo con notables composiciones, una impecable ejecución, al que se le ven buenas ideas y que muestra una banda que no quiere acomodarse. No estamos ante la frescura de sus inicios, no vamos a engañarnos, pero en el renovarse o morir WARBRINGER ha optado por el seguir adelante sin importar lo que dejan atrás.


Distribuidora: Napalm Records
Reseña
Nota
8
Artículo anteriorCrítica de STONEBEAT - The Wild Days
Artículo siguienteResurrection Fest 2017 anuncia el cartel con la distribución de bandas por días
Como músico frustrado siempre me ha gustado investigar y compartir mis sensaciones sobre la música que escucho, dando igual géneros, épocas o artistas. No hay mayor placer que descubrir un nuevo sonido e ir tirando del hilo hasta hacerte una idea en tu cabeza de todo el contexto que lo envolvió. Desde la humildad del analfabeto musical, mis torpes palabras pretenden servir de descarga para todos estos sentimientos que se generan al dejar caer la aguja sobre un vinilo.
critica-warbringer-woe-to-the-vanquishWARBRINGER sigue adelante con sus principios sin por ello renunciar a ofrecer cosas nuevas. Thrash Metal de vieja escuela con un punto más de riesgo en la labor compositiva para evitar el estancamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí