Crónica de ENSIFERUM, AMORAL y PROFANE OMEN en Madrid

0

Con un disco controvertido bajo el brazo, "Unsung Heroes", los batalladores fineses ENSIFERUM se presentaban en la madrileña sala Caracol acogidos con cierta expectación, a tenor de los fervorosos seguidores o fanáticos -muchos de fuera de Madrid- que ya hacían cola desde primera hora de la tarde (cuando se habrían las puertas de la sala a las 19:30) y que coparon las primeras filas pintados para la guerra y dispuestos a hacer pogo a poco que se acelerasen un poco los temas, siendo tremendamente insoportables a la hora de intentar hacer las fotos que acompañan esta crónica. Se entiende que haya hordas de viking boys -o, como dijo un amigo: frikingos)- dispuestos a morir por su banda, pero que haya supuestos periodistas que peinan canas disfrazados como peleles y pegando empujones y codazos me parece de dudoso gusto y profesionalidad.

Volviendo a lo musical, completaban el pack de la actuación PROFANE OMEN y AMORAL, otras dos bandas finlandesas que, como teloneros, poco añadieron más allá de la diversidad de estilos.

profane-omen-1-madrid-2012

PROFANE OMEN pareció un experimento de alquimia rarísimo en el que se mezcla -sin acabar de ligar- el Thrash-Groove Metal con el Power Metal melódico, y esa mixtura poco ortodoxa se dejaba escuchar pero a ratos era muy extravagante.

profane-omen-2-madrid-2012

Merece la pena destacar al baterista Samuli Mikkonen, siempre sonriente y muy enérgico aporreando su limitada -por falta de espacio- batería, y al cantante Jules Näveri, y no porque lo suyo fuera un derroche de presencia ni de calidad vocal, si no más bien por lo chocante de escucharle berrear sobre la base de Groove para pasar al cabo de unos segundos a usar una voz melódica que chocaba demasiado.

profane-omen-3-madrid-2012

En la interpretación de “Painbox” los fineses se quedaron de repente sin sonido, pero su show ya terminaba. Poco convincente, a mi modo de ver, su propuesta, si bien hicieron que el público aplaudiera y cantara en varias ocasiones.

amoral-1-madrid-2012

Después salieron a escena sus compatriotas AMORAL, mucho más entonados a pesar del cambio de estilo, ese curioso viraje del Death Metal al Power -manteniendo partes agresivas- que han sufrido tras la incorporación de su nuevo cantante, Ari Koivunen, quien ganase el programa televisivo de talentos "Idol" en 2007.

amoral-2-madrid-2012

Ari canta bien, tanto en los temas hechos para él como cuando toca ponerse agresivo, pero le falta presencia sobre las tablas. No me refiero a su aspecto físico (es un tirillas) sino a que no tenía o no demostraba poseer mucho carisma como frontman. Y eso que yo pensaba que en ese tipo de programas se valoraba mucho ese aspecto...

amoral-3-madrid-2012

Arrancando con “Beneath” de su último disco de título homónimo, el grupo se centró en temas de su última etapa salteándolos con alguno previo, por lo que pudimos escuchar cortes como “Mute”, “Vivid”, “Release”, que fue de lo más interesante musicalmente de su actuación por los toques “progresivos” que tiene, o “Wrapped In Barbwire”.

amoral-4-madrid-2012

En cualquier caso la variedad estilística no era tan aberrante como la de sus predecesores, y el concierto de AMORAL fue muy decente y con una combinación estilística mejor llevada.

Momentos después, con ganas de batalla, los componentes de ENSIFERUM salieron muy enchufados y debido a eso su show fue muy intenso, con pocos instantes para el reposo. Con el público dándolo todo -más en las exaltadas primeras filas- la interpretación del grupo de Viking-Folk Metal fue impecable, aunque me quedo con la duda de que si algunos coros, que se oían increíblemente bien, no partían de una base grabada de fondo. Lo que sí es cierto es que el grupo llevaba varios samplers que eran disparados desde el teclado, prácticamente desapercibido, de Emmi Silvennoinen, que estaba muy al fondo en el escenario y no tuvo apenas presencia en el show.

ensiferum-1-madrid-2012

Centrándonos en las canciones, con la presentación de “Unsung Heroes” como trasfondo, no pudieron faltar unos cuantos cortes de este trabajo, comenzando por el potente “In My Sword I Trust”, “Burning Leaves” o “Pohjola”, intercalando algún que otro tema pasado como “Guardians Of Fate”, “From Afar” o “Heathen Throne”. El público, pesado hasta el infinito pidiendo la particular versión que ENSIFERUM ha realizado de “Bamboleo”, se lo pasaba en grande, tanto o más que el alocado bajista Sami Hinkka (al que entrevistamos hace poco) que no paraba quieto y realizaba unas poses sumamente épicas.

ensiferum-2-madrid-2012

Algunos interludios de teclado -¡servía para algo!- introducían los diversos bloques del show. Siguiendo la fiesta de espadas hinchables y cuernos para beber que llevaban algunos asistentes, sonaron “Blood Is The Price For Glory”, una curiosa “One More Magic Potion” con parte del “For Whom The Bell Tolls” de METALLICA incluida, o “Hero In A Dream”.

ensiferum-3-madrid-2012

Después de sonar “Unsung Heroes” el público siguió pidiendo cansinamente a gritos “Bamboleo” pero afortunadamente fue algo que no ocurrió y se disfrutó con muchas más ganas todo un clásico a estas alturas como “Iron”. No obstante, tras el típico paro previo a los bises Sami se arrancó con los primeros compases de la canción de los GYPSY KINGS, pero pronto paró y dijo “¡sólo bromeaba!”.

ensiferum-4-madrid-2012

En la recta final, dos temas que siempre hacen las delicias del respetable como “Twilight Tavern” y “Lai Lai Hei” pusieron a todo el mundo como loco, tanto como para pedir otra vez “Bamboleo” y que el frontman Petri Lindroos pusiera punto y final a la petición -y me temo que desde ya convertida en maldición en territorio hispano- con esta frase: “Lamento informaros de que no va a haber Bamboleo esta vez, pero la próxima -y lo dejo tal como lo dijo- we will bamboleo up your ass!”.

ensiferum-5-madrid-2012

El fin de fiesta fue muy espectacular. La última en sonar fue “Battle Song”, con pausa para hacer gritar al público y prolongación para lucimiento del guitarrista Markus Toivonen, tocando un solo de espaldas y finalizando con la mítica melodía de “William Tell Overture” entre aplausos.

Así que se puede decir que mucha gente salió satisfecha del concierto de ENSIFERUM, con pocos peros -el sonido excelente como suele ser habitual en la Caracol-, que deparó mucha diversión e intensidad, especialmente a los inquietos y ansiosos guerreros de las primeras filas a los que habría que recordar que ENSIFERUM no es un grupo nada difícil de ver y que seguro que se deja caer por España en un futuro no muy lejano.

 

Crónica y fotos: Enrique Herrero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí