Crónica de KAMELOT, XANDRIA, TRIOSPHERE y BLACKGUARD en Madrid

0

KAMELOT volvía a España y despertando mucho interés, a tenor de la buenísima entrada que hubo en Madrid. La banda multinacional nos visitaba trayendo con ella dos novedades de relevancia. Un nuevo álbum, “Silverthorn”, muy interesante y desde luego mucho mejor que sus bodrios de los últimos tiempos y, especialmente, una nueva voz, la del cantante sueco Tommy Karevik, intérprete del que hablaremos más adelante.

blackguard-1-madrid-2012

La gran entrada de la que hablaba se percibía esperando en la larga cola que había para entrar en la sala Caracol, que nos hizo perdernos casi todo el show de los enchufadísimos canadienses BLACKGUARD. Este grupo de Death Metal Melódico de Montreal salió a darlo todo para aprovechar los pocos minutos de su actuación. Hay que resaltar en este aspecto al cantante Paul Zinay y a la batería Justine Ethier. El primero, porque no paró de moverse, y la segunda por aporrear su mini batería desde un lado del escenario con mucha fuerza.

blackguard-2-madrid-2012

En los últimos cortes la sala presentaba ya un lleno considerable y pudimos escuchar "In Dreams" -del futuro álbum que llegará en 2013-, "Wastelands" y "The Fear Of All Flesh". Por cierto, al finalizar su concierto, los miembros de BLACKGUARD tuvieron que recoger su parte del equipo y pasar entre la gente para dejarla en su puesto de merch, y es que en una gira con cuatro grupos hay que aprovechar los espacios al máximo.

triosphere-1-madrid-2012

Los siguientes en salir fueron los noruegos TRIOSPHERE, con un Heavy Metal melódico bastante convencional que no acabó de convencer en lo musical. Los de Trondheim sí pudieron ganarse a la audiencia haciendo que éste diese palmas y animase, pero lo cierto es que su propuesta no se sale de unos cánones excesivamente típicos.

triosphere-2-madrid-2012

La vocalista y bajista Ida Haukland no es que tenga una voz portentosa aunque cumple -sin alardes-, y además tampoco podía moverse demasiado, pero Marius Silver con sus solos y el gigantesco T.O. Byberg se encargaban de brindar algo más de espectáculo.

triosphere-3-madrid-2012

En definitiva, a la actuación de TRIOSPHERE le faltó garra. Pudimos escuchar algunos cortes de los dos álbumes que tienen por el momento, "Onwards" y "The Road Less Travelled", como "Human Condition", "Trinity", de potentísimo inicio, "Worlds Apart" o "Sunriser", con el que terminaron. Una pena que la banda no tuviera más empaque y el show le saliera más redondo.

xandria-manuela-kraller-1-madrid-2012

Más tarde, con cierto halo de misterio, se presentó XANDRIA, banda alemana de Gothic Metal que contaba con bastantes seguidores entre el público. Su actuación fue muy entretenida de ver y tuvo mayor presencia en el escenario que sus predecesores, principalmente por la belleza de Manuela Kraller, ex soprano de HAGGARD, que se ganó a los asistentes con algunas palabras en español y su voz operística que, sumada al sonido del grupo, hacía pensar irremediablemente en los NIGHTWISH de la época con Tarja Turunen.

xandria-2-madrid-2012

Antes habíamos podido escuchar a Manuela ensayando tras los telones, lo que provocó caras de sorpresa y algunas risas, pero cuando salió al escenario se acabaron las bromas porque XANDRIA acometió con fuerza la interpretación de "Valentine" y "Euphoria", de su último disco (y primero con Manuela) "Neverworld's Ends". Por este motivo la banda no se salió del guión y ofreció más cortes de este álbum como "Blood In My Hands" o un espectacular "Forevermore". La vocalista hizo cantar y jalear al público. Hubo momento también para el intimismo con la balada "The Dream Is Still Alive", sospechosamente parecida al "Glory To The Brave" de HAMMERFALL.

xandria-manuela-kraller-2-madrid-2012

"Soulcrusher" y "The Lost Elysion", con el grito de guerra "are you ready to bang your head!", pusieron la nota agresiva a su actuación, que nos dejó sobre todo para el recuerdo con la imponente apariencia de Manuela.

xandria-3-madrid-2012

Bastante tiempo después, porque hubo bastante demora en preparar el escenario y probar los instrumentos, salió KAMELOT a escena con un fortísimo arranque protagonizado por “Rule The World”, “Ghost Opera” y “The Great Pandemonium”. Aunque seguramente hubieran sido mejores otros temas con más gancho para comenzar, dejaron muy claro que Tommy Karevik es un dignísimo sucesor de Roy Khan. Sinceramente, si todavía hay algún nostálgico que eche de menos al noruego, ya se puede ir olvidando de él porque Tommy es un excelente frontman. No sólo es un buen cantante, sino que se le notan tablas y capacidad interpretativa más allá de la voz, ya que gesticula mucho con expresiones faciales y con los brazos. Si bien en algunos momentos parece un poco amanerado en sus gestos -contribuía quizá a ello el toque gótico de su estética-, a las féminas me imagino que les importará bien poco.

kamelot-1-tommy-karevik-madrid-2012

El concierto se empezó a poner serio con “Veritas”, de su nuevo trabajo “Silverthorn”, en la que hizo acto de presencia su habitual y bellísima colaboradora Elize Ryd de AMARANTHE envuelta por un manto blanco. Su angelical voz también sonó en un fabuloso “Center Of The Universe” que hizo las delicias de la audiencia. Se hizo raro que Elize, con momentos relevantes sobre el escenario, no participase en los coros femeninos de algunas canciones, que eran grabados. Ya que KAMELOT lleva a la cantante por todo el mundo, podían sacar más provecho de su participación.

kamelot-2-thomas-youngblood-madrid-2012

Tras “The Human Stain”, el líder de KAMELOT, Thomas Youngblood, muy simpático durante todo el show y actuando casi como segundo frontman a la hora de animar, presentó a Tommy al público madrileño, que coreó con entusiasmo su nombre. A continuación los bonitos juegos de luces adornaron la interpretación de “Song For Jolee”, la preciosa balada del teclista Oliver Palotai cuya interpretación precisamente le hizo ganar a Tommy el puesto de vocalista.

kamelot-7-casey-grillo-madrid-2012

El solo de batería de Casey Grillo sobró, como casi todos los solos de batería, aunque fue divertido verle golpear los platos con sus puños, haciendo volar uno de ellos.

kamelot-4-elize-ryd-madrid-2012

Tras esta pequeña pausa “When The Lights Are Down” sirvió para enfervorecer a los asistentes, que se rindieron ante la banda por la increíble interpretación de “Sacrimony”, en la que Elize cantó algunas voces guturales y se desató con Tommy en un epatante dueto que fue lo más intenso de la noche. Soberbio.

kamelot-5-madrid-2012

El bonus track del “Ghost Opera”, “Season's End” -de nuevo con intervención de Elyze- fue lo más raro de la velada, en la que echamos de menos obviamente canciones más antiguas de “Fourth Legacy” o “Karma” (éste disco sí se vio representado). De la primera etapa de KAMELOT creo que ni el propio Youngblood se acuerda.

kamelot-3-oliver-palotai-madrid-2012

En el tramo final del show Oliver Palotai realizó un solo de teclado al que se sumó Grillo para acabar tocando parte de la famosa banda sonora de “Piratas Del Caribe”. Este divertido momento dio paso a otro de los puntos álgidos de la noche, “Forever”, muy hermosa y que demostró que el carismático Tommy se puede hacer con los temas de Khan con pasmosa facilidad. No obstante fue muy alargada porque hizo cantar mucho al público -reverenciado por el propio Youngblood- que de nuevo coreó el nombre del sueco.

kamelot-6-madrid-2012

El grupo hizo una pausa para volver con otro solo, esta vez del cordial y animado Sean Tibbetts, quien con sus peculiares trenzas y sus poses llamaba mucho la atención. Un magnífico “Karma”, lamentablemente del poco material antiguo que ha rescatado KAMELOT para la gira, y “Torn”, del nuevo álbum, nos encaminaron al final de la actuación.

kamelot-9-madrid-2012

Fue “March Of Mephisto” la elegida para despedir la noche, con un par de sorpresas. Por un lado el regreso de Elize Ryd, quien, junto otra mujer a la que no pude identificar, salieron disfrazadas de ángeles oscuros para tocar la marcha de tambores del principio de la canción, y por otro, el retorno del cantante de BLACKGUARD Paul Zinay, que se encargó de las partes que en su día grabara Sagrath de DIMMU BORGIR.

kamelot-8-madrid-2012

Y así concluía un buen concierto de KAMELOT, que contó con buen sonido pese a un par de problemas al inicio, y que demostró que el público se ha quedado prendado de la voz y actitud de un formidable frontman, Tommy Karevik.

 

Crónica y fotos: Enrique Herrero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí