Crónica de U.D.O. y SEVENFIELD en Madrid

0

Promotor: Madness Live

La noche del miércoles era el marco del enésimo paso de U.D.O. por la capital. En esta ocasión la visita era para presentar su disco "Rev-Raptor" y, en teoría (repito, en teoría) tocar muchos temas "descatalogados" para renovar el set, tal y como indicó que haría la banda allá por mayo. Como la última visita, el grupo venía acompañado de un conjunto que no se ajusta a los parámetros de Heavy Metal clásico que los alemanes representan. En esta ocasión fueron los noruegos SEVENFIELD, si cabe, aún más distantes con su Metalcore que el acompañante de la gira de "Dominator", MAXXWELL, allá por diciembre de 2009.

Así que eran ya dos años que no veíamos por aquí uno de los grupos más solventes encima del escenario, y como en aquella ocasión, la gente respondió a medias... y a última hora. Con el susto en el cuerpo viendo la pírrica entrada de público pocos minutos antes de la salida de esa máquina de Metal llamada U.D.O., de pronto el foso de Heineken presentó finalmente una entrada aceptable (por los pelos) para ser un concierto entre diario, aunque nunca suficiente tratándose de unos señores que se merecen el mayor de nuestros respetos y toda mi admiración por su rendimiento en directo. Estas alabanzas no son gratuitas, tienen una base que en esta noche se pudo volver a corroborar.

¿Qué más pudo influir en la entrada raspada? Obviando el coste de entradas, que para cualquier artista internacional está elevado, puede que el hecho de que ACCEPT esté por su propio lado con Tornillo haciendo conciertos sobresalientes haya saciado el hambre de los metaleros madrileños. Sin embargo, me inclino más a pensar que, simplemente, el grado de reconocimiento que ha obtenido U.D.O. no es comparable ni lo será con toda la trayectoria de uno de los grupos más grandes de la historia del género. Hablamos probablemente de la décima parte de seguimiento entre unos y otros.

Entrando ya en lo que fueron las propias actuaciones, los noruegos SEVENFIELD abrieron fuego con su Metalcore, representando su primer álbum "Apperception" editado este mismo año. Sí, no pega ni con cola, pero bueno, hicieron lo que pudieron con un público que no era el suyo, que era escasísimo (30 personas tirando por lo alto, contando a la prensa) pero que aceptó su propuesta y aplaudió el esfuerzo de los de Oslo.

sevenfield-1-madrid-noviembre-2011

Estos jóvenes se movían en los estándares de un género que no conozco demasiado, pero básicamente no rompían ningún patrón que ya cumplen otras bandas del estilo. Quizá sí aprecié en alguna melodía y en alguna voz clara el gusto por la escena del Death Melódico de su vecina Suecia. Entre las que sonaron en sus pocos minutos de actuación pude discernir "Last Goodbye" y "Bring The Silence". En el poco tiempo que tuvieron, resultaron lo suficientemente entretenidos como para no desear la salida temprana de U.D.O., aunque quizá no quería su salida por el desolador panorama que presentaba el foso de la sala, y eso era algo que no merecían los alemanes.

sevenfield-3-madrid-noviembre-2011     sevenfield-2-madrid-noviembre-2011

Al final y con cuentagotas la gente fue entrando y acercándose al escenario, reuniéndose un puñado de fieles que adecentó levemente la situación. Con la introducción sonando, los técnicos retiraron los telones que cubrían unas pantallas led (dieron mucha vistosidad a su show) y el escenario quedó bañado en luz verde y amarilla, acorde con la portada de "Rev-Raptor". Esta fue la canción que supuso el disparo de salida de U.D.O. Con total libertad y sin tener que "empujar" a nadie, ya que había huecos suficientes, me aproximé para ver de cerca a uno de los ídolos de cualquier metalero, todo un privilegio tener al señor Dirkschneider cara a cara. Algo bueno tenía que tener una asistencia poco boyante.

udo-1-madrid-noviembre-2011

Sin descanso descargaron "Dominator" y "Thunderball", dejando a las claras que el sonido tenía una calidad sobresaliente, limpio y por supuesto muy duro. Empalmando una canción tras otra para aplastarte, la banda estaba centrada en seguir su habitual norma, la de no dar descanso y meter a la gente de lleno en el show desde el primer minuto colaborando codo con codo en una fiesta del Heavy Metal. Le siguió "Leatherhead", muy bien acogido por el público para ser tan reciente, y una fija en sus sets como "Independence Day", coreada como en otras ocasiones.

udo-1-a-madrid-noviembre-2011     udo-1-b-madrid-noviembre-2011

La complicidad entre Kauffman y Udo estuvo presente con sus habituales trucos, chocando hombro con hombro sobre el escenario o frotando el mástil de su guitarra con la cabeza del carismático vocalista. Sin descanso, nos metimos en el primer guiño a otros tiempos con la melódica "Screaming For A Lovebite", primera ración de ACCEPT de la noche, con todo el público bailando y disfrutando de los corazones palpitantes dibujados en rojo por las pantallas de leds. Rescataron de nuevo "Heart Of Gold", clásico imperecedero del "Faceless World" y que es de las que suele mantener el grupo en el set, y no fue la única que soltaron de dicho álbum. A estas alturas de concierto llegó la inamovible "Vendetta" (que no sale ni a tiros del set, aunque es un gran tema) y "Princess Of The Dawn". Esta última ya no me resulta tan apasionante por las repetidas veces que la han hecho sobre el escenario, pero tiene un estatus tal que sería muy improbable dejarla descansar por un tiempo. De nuevo, U.D.O. apuró las gargantas del público, que se pusieron al rojo vivo en los coros.

udo-2-madrid-noviembre-2011

Llegó uno de los mejores momentos de la noche con la balada "I Give As Good As I Get", un tema muy especial que, cuando descubrí el videoclip, me tuvo delante de la pantalla viéndolo tres ó cuatro veces seguidas, sorprendido por la enorme emotividad que transmitían las imágenes y la música. Y esa misma sensación tuve en Madrid con la magnífica interpretación que hicieron los alemanes. La calma que dejó esta canción fue seguida con un largo solo de guitarra de Igor Gianola, que no estuvo exento de interés, además de por la destreza técnica, por su desaparición de las tablas para recorrer la sala, tocar entre el público, abrazarse al técnico de sonido, darse una vuelta por el puesto de merchandising (donde se podía comprar otra vez en una pendrive el concierto, al "módico" precio de 25 euros) y retornar al escenario entre los vítores.

udo-5-madrid-noviembre-2011

Bonitos detalles fueron "Neon Nights" y "Break The Rules", no asiduas en sus conciertos, y aunque siempre hay temas imprevistos en sus actuaciones, resultaron un tanto insuficientes, porque luego sonarían "Man And Machine" y "Living On A Frontline", que vienen siendo muy habituales. El segundo descanso llegaba con un solo de batería en el que Francesco Jovino volvió a hacer gala de su pegada, y no se puede reprochar que dejen estos momentos de lucimiento individual a los buenos instrumentistas que hay en la formación, puesto que los de U.D.O. siempre acaban siendo conciertos de unas dos horas y no resta mucho tiempo para hacer más material. Otras de las menos frecuentes fueron "Up To The Limit" y "Two Faced Woman", manteniendo la durísima "The Bogeyman" de la gira anterior.

udo-4-madrid-noviembre-2011

Un pequeño solo de Kaufmann sirvió de introducción a "Metalheart", ese himno que tampoco podrá borrarse fácilmente de los sets que proponen, aunque deberían atreverse y aparcarlo una temporada. Lo mismo diría del previsible broche de concierto, "Balls To The Wall", que dejó exhaustos nuestros pulmones con tanto coro y tanto símbolo de la victoria. Marcas de la casa en cualquier caso. El público solicitó con el habitual tarareo de la intro de "Fast As A Shark" más material cuando los cinco obreros del Heavy Metal se acercaron a saludar a primera fila y despedirse, pero Udo se limitó a decir que no con un simpático gesto y su sonrisa. Agradecidos estábamos, desde luego, por la aplastante lección recibida, aunque siempre se puede pedir un poquito más.

udo-3-madrid-noviembre-2011

A pesar de haber asistido de nuvo a otro de sus memorables conciertos, sí albergué en mí una cierta decepción al final del concierto. Recuerdo que en la pasada primavera U.D.O. había anunciado esta gira y solicitó a los fans una votación, pidiendo cinco temas poco frecuentes para incluir en los shows de noviembre y darle un vuelco a las canciones que venían haciendo. Si analizamos el set list, vemos que prácticamente ha recibido el tratamiento habitual, con algunos cambios pero repitiendo demasiadas canciones respecto a su anterior visita. Con el extensísimo catálogo de himnos repartidos entre su propia discografía y en la de ACCEPT, debieron incluir más material infrecuente, porque lo hay en calidad y abundancia.

udo-6-madrid-noviembre-2011

Salvando este mínimo pero, U.D.O. demostró otra vez, si es que a alguien le hacía falta, que su directo es una ciencia exacta, que no falla nunca, y que la gente adora a estos músicos, más allá de su carácter legendario, por su profesionalidad (este concierto sí puede valer 30 euros), su empatía y su cercanía.

Como ya deseé hace en su día, firmo poder repetir una de estas todos los años. Envidia pura deben sentir unos cuantos grupos cuando esta gente se dispone a arrasar, cosa que hacen siempre y sin despeinarse. ¡Bravo U.D.O., y ahora a por el DVD en Sofía!

 

Crónica: Carlos Herrero
Fotos: Enrique Herrero

Artículo anteriorMORBID ANGEL: Más detalles de las remezclas de “Illud Divinum Insanus”
Artículo siguientePRIMAL FEAR completa “Unbreakable”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí