Crónica de SWALLOW THE SUN y WOLFHEART en Madrid

0
swallow-the-sun-madrid-2015-1

Concierto de SWALLOW THE SUN, WOLFHEART y ADIMIRON - 6 de diciembre de 2015, Madrid (sala Caracol)

Traerse a un grupo como SWALLOW THE SUN en medio de un macro-puente como el del 6 de diciembre (aunque en Madrid no fuera festivo el día siguiente), era algo arriesgado. Aunque la reciente edición de "Songs From The North” por parte de los finlandeses, y el reclamo de venir con sus compatriotas WOLFHEART, cuyo último disco, “Shadow World”, también está dando mucho que hablar, podría augurar una buena entrada, la realidad fue que Caracol presentó solo medio aforo o a lo sumo dos terceras partes. Esto pudo aumentar la frialdad de la propuesta, pero en general lo que luego aconteció me dejó con una sensación agridulce. No era la primera vez que veía a SWALLOW THE SUN, ya tuve ocasión de ver a la banda recién salido “Hope”, cuando aún sus dos primeros trabajos tenían mucha presencia en directo, y si no fuera por esto último, pues “The Morning Never Came” y “Ghosts Of Loss” son dos grandísimos discos, su puesta en escena nula y su dejadez en el escenario, dejaba bastante que desear. Ocho años después de aquello volvía a ponerme delante del grupo y mis impresiones no han mejorado, más bien al contrario.

ADIMIRON

adimiron-madrid-2015-1

Los primeros en abrir la noche, con una veintena de personas en la sala, fueron los italianos ADIMIRON, cuya propuesta moderna desentonaba bastante con el devenir de la noche. Cuentan con cuatro discos en su haber y tantos años en activo como SWALLOW THE SUN, pero no han logrado ir más allá de su territorio, ni aunque hayan mutado su estilo de un Death Melódico clónico, a otra cosa igual de clónica: el pseudo progresivo a lo MESHUGGAH y GOJIRA que tantos acólitos tiene últimamente. Añade a eso algún toque a TOOL puntual y tienes ADIMIRON en su último trabajo, “Timelapse”, de 2014, en el que se centraron a lo largo de la media hora que estuvieron sobre las tablas, saliendo más que puntuales cuando aún faltaban unos minutos para las siete y media.

adimiron-madrid-2015

El sonido era bastante deficiente en la mezcla. La voz estaba muy baja al principio y su bajista, Cecilia Nappo, que entró en ADIMIRON en sustitución de su bajista habitual Maurizio Villeato para esta gira, era la que más presencia tenía (técnicamente la mejor), pero de manera excesiva pues su tapping absorbía a las guitarras en más de una ocasión.

adimiron-madrid-2015

Abrieron con “Collateral”, apertura también de su último disco, aunque apenas se distinguía inicialmente su bola sónica. También sonaron temas como “State Of Persistence” o “Redemption”, ambos singles de “Timelapse” para los que han hecho dos videoclips, siendo la mejor la segunda de las citadas por el buen solo que intercambiaron sus guitarristas, al igual que “Liar’s Paradox”, con un comienzo mucho más Death y acelerado. Para acabar tocaron “Furnace Creek”, en donde Cecilia Nappo parecía por momentos Flea por su forma de tappear y “Ayahuasca”, un tema que tiene mucha influencia de TOOL, con intensidad creciente y menos caótica que otras composiciones del grupo, lo que la convierte en un buen final. No obstante entre el sonido y que el grupo no da mucho de sí en su propuesta (tan sobrepoblada que o destacas o no vas a salir de tu escena local), no dejaron mucho impacto sobre el personal allí presente.

WOLFHEART

wolfheart-madrid-2015

El cambio de escenario fue bastante rápido, pues en poco más de un cuarto de hora, puntuales, salían los primeros finlandeses de la noche, WOLFHEART, y seguramente la banda que más expectativas creaba en muchos de los allí presentes. Recogiendo el testigo donde lo dejó con BEFORE THE DAWN, Tuomas Saukkonen decidió en un momento dado centrarse en WOLFHEART y ha parido dos discazos como catedrales, “Winterborn” y “Shadow World”. Su sonido, un Death Melódico típicamente finlandés, heredero de gente como AMORPHIS e INSOMNIUM, con cierto toque Folk también, los convierte en una banda de directo muy sólida. Y así lo demostraron, siendo de largo los mejores de la noche para mi gusto. En sus 45 minutos de gloria, no dieron descanso y hasta el propio Tuomas estaba tan enchufado que sólo articuló palabra antes del último tema, dejando la labor de maestro de ceremonias al bajista, Lauri Silvonen, aunque la corpulencia de Tuomas ya le daba suficiente presencia en el escenario. También fueron los que más parafernalia llevaron, con dos telones y una pancarta de fondo siempre con el motivo del lobo como protagonista.

wolfheart-madrid-2015

Desde el principio apostaron por “Winterborn”, dejando “Shadow World” en un segundo plano, y eso que en mi opinión, aunque ambos discos son gloriosos, el más reciente es uno de mis favoritos del año, y no tiene mucha explicación pues lo tenían editado desde el verano, con lo que los fineses podían haberle dado más cancha. Sea cual fuere la causa, los dos primeros cortes del concierto fueron “The Hunt” y “Strength And Valor” (ésta un poco caótica en su parte más Black), ambos también las dos primeras canciones de “Winterborn”, cuando WOLFHEART aún era una banda con Tuomas como único miembro. El sonido era mucho mejor que con ADIMIRON, especialmente en las guitarras, cuyas melodías son la base de la música de WOLFHEART, por lo que el carácter hímnico de sus canciones no se perdió en ningún momento. Sin embargo, al principio la voz de Tuomas estaba bastante baja, algo que sería la nota dominante de toda la velada como luego se verá. Luego fue mejorando, aunque creo que no llegaron a demostrar del todo su valía.

wolfheart-madrid-2015

La primera aparición de “Shadow World” fue con su primer single, “Aeon Of Cold”, uno de sus mejores temas, por esa intro de piano que fue coreada por muchos de los allí presentes y por el gran solo que ejecutó Mika Lammassaari,  auténtico hacedor de la melodía del grupo, pues todas las partes solistas recayeron en él, mientras Tuomas se centró en la rítmica y su propia y profunda voz. De nuevo volvieron a “Winterborn” con “Ghost Of Karelia”, que fue presentada haciendo un homenaje a su patria finlandesa que ese mismo día celebraba su independencia de la antigua Unión Soviética, y “I”, muy hímnica como casi todas las canciones de WOLFHEART.

wolfheart-madrid-2015

La siguiente presencia de “Shadow World” fue su otro single, la genial “Zero Gravity”, más comercial por esos punteos a lo Goteborg que tan bien le quedan y seguida “Veri”, muy Doom en espíritu con excelentes melodías y guitarras acústicas pregrabadas. Para despedirse, Tuomas  se dirigió por fin al público y acabó con “Routa Pt.2”, una de las más largas y elaboradas de “Winterborn” que dejó el listón alto y muy buen sabor de boca.

SWALLOW THE SUN

swallow-the-sun-madrid-2015

Como la noche estaba yendo con puntualidad británica, era de prever que SWALLOW THE SUN no tardaría en salir. Aunque viendo que su escenografía fue nula (ni telón, ni logo, ni nada), casi podían haber salido antes aún… En cualquier caso a las 21:25 se abrió el telón y “The Womb Of Winter”, la instrumental pianística de la segunda parte de “Songs From The North” comenzó a sonar grabada… primer fallo para mi gusto, porque si tienes un teclista en el grupo, que el 60% del tiempo se dedica a hacer el paripé, por lo menos aprovéchate de él para que toque esta “intro” en directo… Uno a uno, los miembros de SWALLOW THE SUN fueron saliendo y cuando el piano dejó de sonar, apareció Mikko Kotamäki, al que entre la barba y el gorro de lana, no se le ven ni los ojos… y los acordes de “10 Silver Bullets” comenzaron a caer de manera mastodóntica. El sonido parecía bueno en cuanto a la rítmica, pero las melodías estaban deslucidas y cuando Mikko empezó a abrir la boca ni se le escuchaba. Y no era una cuestión de mezcla, porque en disco el grupo no “tapa” la voz como otros grupos en donde este elemento es secundario, era una cuestión de mal sonido, algo que no se solucionaría hasta el final…

swallow-the-sun-madrid-2015

La última vez que vi a SWALLOW THE SUN me gustó por repertorio, pero su escena no era precisamente cuidada. Hasta Mikko se dedicaba a fumar durante los temas, dando la impresión de que estábamos ante un recital de chistes de Eugenio más que en un concierto de Doom-Death. En esta ocasión el cigarro se lo dejó en el camerino, pero ni Mikko ni los demás (con especial mención para el bajista Matti Honkonen, el hombre impasible…), “llenaban” el escenario, con excepción de Aleksi Munter, que ya que no toca mucho el teclado, por lo menos se mueve… Por eso no me extraña que SWALLOW THE SUN quisieran crear atmósfera a base de humo, con lo que llevar telón o simplemente colocar el logo de la banda, era secundario porque ni el cartel de “Sala Caracol” se llegaba a ver. Era difícil distinguir hasta la cara de la reciente incorporación de SWALLOW, su batería Juuso Raatikainen. Así pues la única manera que tenía SWALLOW THE SUN de sorprender al personal era con su música, y acabando de editar un triple CD tan ambicioso como “Songs From The North” y teniendo detrás media docena de lanzamientos entre los cuales destacan dos obras maestras como “The Morning Never Came” o “Ghosts Of Loss”, parecía que repertorio tenían para rato.

swallow-the-sun-madrid-2015

La realidad fue que el concierto no empezó realmente hasta que llegó al final. Enlazada con “10 Silver Bullets”, siguieron con otra de la primera parte de “Songs From The North”, que fue la parte más representada en directo (y eso que para mi gusto de los tres discos que componen esta obra, es el menos atractivo), en esta ocasión “Rooms And Shadows”, con vídeo recientemente estrenado. La voz mejoró un poco, pero básicamente porque las guitarras son más melódicas en este tema, porque la siguiente en el menú, “Hate, Lead The Way!”, volvió a sonar regular, especialmente la voz Black de Mikko, aunque no afortunadamente las melodías dobladas tan características de este tema. También insistieron con otra de “Emerald Forest And The Blackbird”, el single “Cathedral Walls”, con esa intro tan eclesiástica y aura tan oscura y fría, aunque el hecho de compartir protagonismo con Annette Olzon, entonces aún en NIGHTWISH y que obviamente ésta no estuviese en el escenario sino pregrabada, le quitó mucha emoción al corte. Por momentos Mikko me recordaba a Nick Holmes de PARADISE LOST, parco, lento en movimientos y ausente, y con un hilo de voz que si no se amplifica no se escucha, como ocurrió esta noche.

swallow-the-sun-madrid-2015

Más aclamado fue el guiño a “Hope”, del disco de igual nombre que fue el que supuso el cambio y la evolución de SWALLOW THE SUN de ser unos MY DYING BRIDE a la finlandesa a algo más melódico y accesible. Pero sólo fue un guiño porque siguieron dándole cancha al último trabajo con la oscura y cañera “Lost & Catatonic”, a la que solo le falla el repetir hasta la saciedad el título. En otros lugares habían tocado “Don’t Fall Asleep”, pero en Madrid la quitaron del setlist y enlazaron con la única representación de la tercera parte de “Songs From The North”, “Empires Of Loneliness”, once minutos de Funeral Doom, pesado a más no poder, donde la ausencia de Mikko llegó al clímax. Aquí sí que la mezcla podía tener su justificación, pues en estos temas a lo SHAPE OF DESPAIR la guturalidad pasa a ser un elemento más al servicio del ambiente, pero aun así sigo pensando que el volumen estaba descompensado. No obstante este tema fue de lo mejor de la noche, en lo que a “nuevos temas” se refiere.

swallow-the-sun-madrid-2015

swallow-the-sun-madrid-2015

Después de la distorsión y el descenso a los infiernos, llegó el momento de dar cancha a la cara “acústica” de SWALLOW THE SUN, la de la segunda parte de “Songs From the Norh”. Optaron por hacer un set acústico (con la salvedad del bajo) como interludio antes de la traca final, y para mi gusto equivocaron su duración (con un par de temas habría bastado) y su posición en el setlist. Comenzaron con “Pray For The Winds To Come”, que sonó correcta, por fin entendiendo a Mikko con su voz más melódica y cálida, siguieron con “Autumn Fire”, muy adecuada para el directo por su sencillez y ritmo adictivo y acabaron con el “single”, “The Heart Of A Cold White Land”, que fue la mejor de las tres por su emotivo estribillo. No obstante era evidente que fue un bajón en el programa porque más de uno ya tenía ganas de más carne y no tanto azúcar. Yo pensaba que desaparecerían del escenario y volverían con temas del pasado, pero optaron por dar continuidad y sin darnos cuenta entramos en lo que realmente se puede llamar el concierto.

swallow-the-sun-madrid-2015

El excesivo humo había desaparecido ya para dar más luminosidad y cercanía en la parte acústica, y entre eso y que parece que la ecualización acústica la mantuvieron en los dos temas que restaban, por fin todo estaba y sonaba en su sitio. Primero cayó “Descending Winters” del “Ghosts Of Loss”, que sonó brutal (me sorprendió que todo hubiese cambiado tanto) y después, el único guiño al mejor disco de SWALLOW THE SUN, su debut “The Morning Never Came”, precisamente “Swallow (Horror Pt.I)”, que mucho me temo se quedará como el único representante de este disco en el futuro. Aquí sí hubo comunión plena, todo sonaba como debía y quedó muy buen sabor de boca… efímero sabor. Fueron menos de 15 minutos de verdad de buen concierto. El resto, 75 minutos con muchos detalles sin pulir como para gustar.

swallow-the-sun-madrid-2015

Quiero pensar que SWALLOW THE SUN tuvo un mal día. Grupos sin carisma hay muchos, y aunque con el tiempo el repertorio de la banda ha ido reduciendo interés, sigue siendo un buen exponente del Doom Death melódico con esas melodías tan oscuras que sólo los finlandeses saben hacer. Sin embargo en esta ocasión falló todo lo demás, y salvo en el desenlace, nos topamos con una historia sin atracciones suficientes. ¿Inicio de gira? Puede ser, pero el día de la Independencia de Finlandia no fue el mejor escenario para SWALLOW THE SUN. Otra vez será, espero.

Fotos: Laura Ruiz
Crónica: Raúl Ureña

Promotora: Madness Live!

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here