Crítica de DARKENED - "Kingdom Of Decay"

0
darkened - kingdom of decay

A veces, no pocas, lo sencillo es virtuoso. El cerebro del ser humano funciona a partir de condicionamientos básicos sin los que no habría medida ni sentido del equilibrio. El del aficionado al Metal (igualmente humano, hasta donde creemos saber), también. Hay un puñado de reclamos que ponen a bailar a nuestras endorfinas y que nos enmarcan en terreno conocido. Y este "Kingdom Of Decay" de DARKENED tiene unos cuantos, el kit básico para aficionados al Death Metal y el Deathrash Melódicos. Que no al Melodeath, y recuerdo aquellos ya lejanos años, con este último en su momento de moda mainstream, en los que había que explicar y precisar constantemente ese matiz. A partir de ahí, porque ese mismo cerebro busca siempre nuevas dosis y nuevos estímulos, suele pasar que acabamos exigiendo más a quien menos innova. A medida que bajan los niveles de sorpresa y novedad necesitamos que suban los de talento y brillantez o perdemos el interés. Y esto enlaza, para colmo, con ese mal que a veces nos ataca a los críticos (seres humanos la mayoría, también hasta donde creemos saber) y que nos hace perder la cabeza por discos que nos obligan a darles mil vueltas, interpretar y reinterpretar. Es, insisto, humano. Y a veces, por desgracia, es tan sencillo como que nos hace parecer más listos. No tanto más que los demás, que eso ya nos los creemos, sino más de lo que realmente somos.

Pero hacer una crítica de un disco no es llevarlo a pasar la ITV, aunque algo de eso hay. Si así fuera, "Kingdom Of Decay" se llevaría la pegatina de apto y podría ponerse a circular sin ningún problema. Perros viejos de la escena, eso es lo que mejor saben hacer los miembros de DARKENED: circular. El batería Andrew Whale grabó discos inmortales con BOLT THROWER y graba ahora discos correctos con MEMORIAM, Tobias Cristiansson está en GRAVE y estuvo en DISMEMBER, NECROPHOBIC y ENTOMBED AD, y el trío Gord Olson (voz), Hempa Brynolfsson (guitarra) y Linus Nirbrant (guitarra) acumula en el currículum nombres que van de clásicos del underground como CARBONIZED y A CANOROUS QUINTET a meritorios intentos como VICIOUS ART, THIS ENDING… Lo dicho: todo el pedigrí que se quiera y profesionalidad intachable con un toque de soldados de fortuna. DARKENED hace el trabajo para el que se le contrata. Garantizado.

"Kingdom Of Decay", un estreno muy válido de DARKENED

Pero estos músicos no son solo una compañía excelente para tomar unas cervezas y escuchar historias de la escena, que eso lo doy por seguro. "Kingdom Of Decay" tiene un regusto agradable a sinceridad, a disco hecho con cariño, mimo y ninguna ínfula. A músicos haciendo las canciones que les apetecía hacer, disfrutando de ello y dándole empaque con un buen artwork y un sonido excelente, producción de Tobbe Sillman (GENERAL SURGERY) y masterización en los Unisound del genial Dan Swanö. No me expreso con especial pasión porque este tampoco es un disco que me provoque taquicardias. Pero es bueno, va sobre seguro y se recrea en su zona de confort, que es en gran parte también la nuestra: Death Metal en el lado más accesible del género, con elementos clásicos y muchas melodías. A veces es una versión muy (muy) limada de, otra vez, BOLT THROWER o CARCASS; otras una rugosa de AMON AMARTH o ARCH ENEMY. A veces se acerca a HYPOCRISY, a veces flirtea con el Swedish (menos) de vieja escuela y otras (más) con el Melodeath de la primerísima ola de Goteborg. Antes de que la cosa se despendolara. El sonido pega duro, la interpretación es impecable y la composición muy correcta. Intachable. Lo suficientemente bueno. ¿Brillante? Solo en algunos momentos.

La cuestión es, insisto, que es muy fácil poner el piloto automático y disfrutar con este disco. Tiene corazón clásico y sonido moderno, un aura sinfónica que no trasciende pero forja atmósferas sugerentes, unas veces más épicas y otras ominosas. Las guitarras brillan, con regusto clásico y tendencia al Deathrash cada vez que se desatan… Este es un trabajo básico, con estribillos pegadizos, fiero pero elegante, bien hecho. Y tiene momentos muy potentes: "Dead Body Divination" recuerda a ARCH ENEMY cuando no eran muy empalagosos todavía, "1000 Years" tiene un estribillo masivo y un groove con escapadas a la vieja escuela, "Pandemonium" enseña un gustoso sabor añejo con impulsos muy melódicos, "The Burning" es recia a los AMON AMARTH (como ARCH ENEMY, cuando todavía no repetían al digerirlos), "Cage Of Flesh" podría ser una canción de HYPOCRISY (esto es un halago casi siempre) y "Of Unsound Mind" suena a Melodeath cuando este subgénero todavía podía sonar peligroso. ¿Te acuerdas? Yo muchos ratos, tampoco.

Siento simpatía por estos veteranos que siguen creando música sincera y sin pretensiones. Puedo escuchar este disco con sumo agrado las veces que haga falta. Me resulta más fácil, eso sí, hablar bien de él que recomendarlo encarecidamente, pero se trata de un buen disco al alcance de la mano de quien quiera darle una oportunidad. No sé si levantará pasiones muy efusivas, pero creo que en general gustará, lo suficiente y con buen calado en ese banco de aficionados que se mueven entre lo clásico y lo extremo. Lo dicho, me gusta "Kingdom Of Decay". Es un disco muy válido de Metal poderoso, sincero y bien hecho. Y a veces, finalmente, todo se reduce a eso, ¿no?


Discográfica: Edge Circle Productions

Más información sobre la banda en su página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí